Así es el plan piloto para prevenir abuso sexual en transporte público

Así es el plan piloto para prevenir abuso sexual en transporte público

Conozca el caso de Bhopal (India). Tecnología, infraestructura y sensibilización, las claves.

notitle
05 de noviembre 2015 , 10:00 p.m.

Un plan para proteger a las mujeres en el transporte público. Infortunadamente, ese tipo de políticas deben existir en ciudades donde los atracos, el acoso sexual y las violaciones son frecuentes.

Eso fue lo que llevó a Bhopal, capital de la región de Madhya Pradesh, en el corazón de India, a hacer un plan piloto para la seguridad de las pasajeras, de la mano del Instituto Mundial de Recursos (WRI, por su sigla en inglés) y Embarq India, organizaciones que impulsan y asesoran iniciativas de transporte público, masivo y sostenible.

Las cifras son alarmantes. Según ONU Mujeres, en el 2010 casi dos de tres mujeres y niñas reportaron haber sido acosadas entre 2 y 5 veces en el último año en India. Y, de acuerdo con reportes oficiales, Madhya Pradesh fue la región donde más violaciones y abusos se reportaron en el 2013, con más de 4.300 casos conocidos por las autoridades, sin contar el subregistro.

Así es Bhopal

Bhopal es una ciudad de arquitectura tradicional india, donde el caos y el orden confluyen. Las tradiciones de sus casi 2 millones de pobladores son fuertes y, pese al progreso en inclusión de las mujeres en la vida económica, hay muchas amenazas contra su integridad.

La ciudad tiene un sistema BRT (tipo TransMilenio), buses colectivos, todos con algunos problemas.

En primer lugar, la infraestructura es insuficiente: hay hacinamiento y poca luz dentro y fuera de los vehículos. De hecho, no son extrañas las escenas de pasajeros que viajan sin ninguna protección sobre los techos.

Se suma que ellas se desplazan más que ellos: a la casa, el trabajo, el mercado, a recoger a los niños, etc.

Viajan más que los hombres, pero con ingresos económicos inferiores a los de los hombres. Al depender de esta manera del servicio público, más que el sexo opuesto, ellas no solo se exponen dentro de los buses sino también durante el tiempo de espera en los paraderos.

Además, la poca comprensión del personal que opera estos vehículos evita que actúen en caso de emergencia o de una agresión.

Acciones propuestas

Cada ciudad tiene sus propias necesidades y problemas. Aunque sean similares de una urbe a otra, puede tener matices sociales, culturales y económicos que exigen políticas diferenciales.

Así, el plan piloto ‘Seguridad de las mujeres en el transporte público’ sugiere a Bhopal varias acciones para un piloto en una ruta seleccionada del BRT, una de buses colectivos y tres de microbuses.

Lo primero fue capacitar y sensibilizar sobre los problemas de género a los conductores de los vehículos que prestan el servicio. Esto se hizo en enero de este año, de la mano de la policía y las organizaciones de mujeres.
Así se logró que los choferes hicieran respetar las sillas y vagones exclusivos y las priorizaran a ellas en la atención, como medida de protección.

También se hicieron campañas de sensibilización en los buses, redes sociales, paraderos y programas de televisión, para generar conciencia sobre la violencia sexual.

Luego, los expertos se enfocaron en cuatro áreas para que la ciudad concentrara sus esfuerzos. Una es la capacidad institucional para atender y entender este problema que ha estremecido al mundo con casos como el que sucedió en septiembre de este año, cuando cinco hombres resultaron en la cárcel después de que ella denunció.

Esto implicó la creación de una gerencia, un comité, entrenamientos y campañas para los funcionarios. También de una instancia a cargo de los modos informales de transporte como las vans y los bicitaxis, para que sean vigilados.
Una segunda área es la operación, puntualmente, de protocolos para la contratación de conductores, certificados de aptitud y de antecedentes judiciales, un pase especial para usuarias, y la contratación de mujeres.

Tercero, sugieren mejorar la infraestructura y los vehículos, con demarcación de pasos peatonales, iluminación urbana, la instalación de paraderos con techos e iluminación y diseños amigables de sillas y vehículos para mujeres.
No menos importante es la implementación y el robustecimiento de los sistemas de denuncia y alerta. Para ello hay que contar con líneas de emergencia, vehículos de reacción inmediata cuando hay reportes de abuso, bases de datos actualizadas del personal, las rutas y los vehículos, así como la demanda de pasajeros.

* Encuentre el estudio completo en http://www.wricities.org/

Si quiere hacer recomendaciones sobre #MundoUrbano o colaborar con esta página, escríbanos en Twitter a @BogotaET, @ernestocortes25 y @nataliagoca. También a redaccionbogota@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.