'A los niños hay que hablarles siempre con claridad'

'A los niños hay que hablarles siempre con claridad'

Psiquiatra Álvaro Franco señala que los niños pueden entender paternidad homosexual con normalidad.

notitle
05 de noviembre 2015 , 06:15 p.m.

La decisión de la Corte Constitucional de dar vía libre a la adopción por parte de parejas homosexuales en Colombia abre un largo camino para la pedagogía infantil y familiar en este tema.

Álvaro Franco, psiquiatra infantil de la Universidad El Bosque, afirma que está demostrado que la homosexualidad es una condición que no depende de la crianza. “En otros países, la adopción igualitaria no es un fenómeno nuevo y por más que haya hijos de parejas del mismo sexo, la prevalencia de homosexualidad siempre oscila entre un 10 y un 15 por ciento de la población”, dice.

El especialista explicó que el núcleo de padres del mismo género debe ser concebido por el niño como otra variación de familia, como la de padres divorciados o padre o madre soltera. "El diálogo debe estar en el contexto de la aceptación de la diferencia, no solo por sus padres. El niño debe saber que las personas con discapacidad, de orientación sexual diversa, de distinto color de piel también son diferentes y todos deben respetarse".

Franco afirma que la forma de abordar temas como las familias encabezadas por parejas del mismo sexo dependerá siempre de la edad del niño. "Si es aún pequeño crecerá con la naturalidad de su hogar y no le parecerá una situación anormal", explica el especialista, quien recomienda hablarle siempre al niño con claridad.

Este proceso de aprendizaje no solo es responsabilidad de las familias sino también de las instituciones educativas. "Es importante separar las ideas religiosas en este tipo de cátedras", afirma Franco, pues según él, algunos colegios, en particular los religiosos, tienen influencia del creacionismo en la educación y solo enseñan la historia de Adán y Eva y la familia como la única unión del hombre y la mujer.

"Es recomendable que las parejas del mismo sexo busquen colegios con ideología un poco más liberal para sus hijos. O al menos, lugares donde la educación impartida coincida con sus ideas. Porque el niño no puede recibir enseñanzas en el hogar que después le contradigan en el colegio. Es un prejuicio, pero el colegio religioso posiblemente no actuará de la misma manera ante un caso de matoneo que el que no lo es", apunta.

Ante este fenómeno, el psiquiatra infantil asegura que los niños deben entender desde pequeños que tienen derecho a la tranquilidad. "No tienen por qué sufrir el matoneo bajo ninguna circunstancia y si lo sufren, deben contarlo a sus padres. Ellos deberán apegarse a la ley y hacer las denuncias correspondientes", finaliza.

Laura Bayer Yepes
Escuela EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.