Preocupación por juzgados de descongestión

Preocupación por juzgados de descongestión

Resuelta la situación de estos juzgados, Asonal sostiene que problema se repetirá a final de mes.

notitle
05 de noviembre 2015 , 08:58 a.m.

En 10 años, de los cerca de tres millones de procesos estancados en Colombia, los juzgados de descongestión han logrado evacuar un poco más de un millón y medio. Para algunos abogados, esas cifras reflejan la eficiencia de esas oficinas.

Ayer, luego de que se resolviera la incertidumbre en la que permanecían los 63 juzgados de descongestión en Cali, ya que aunque venían funcionando desde hace cuatro años y cada mes la Judicatura los venía prorrogando, la Asociación Nacional de Empleados de la Rama Judcial (Asonal) ha mantenido el interrogante sobre la falta de decisión para crear unos juzgados permanentes. Esa organización considera que así solo detiene aún más los procesos estancados en el Palacio de Justicia de esta ciudad.

Los abogados litigantes se unen a esa inquietud.

“Cada mes se renuevan los contratos de los juzgados de despacho. El 29 de octubre se cancelan y se estipula la creación de los permanentes y el 2 de noviembre se reactivan estos despachos de descongestión. Esas medidas no las toman a tiempo, crean desorden y no dejan claro, por ejemplo, cómo será la entrega de los expedientes que estaban en juzgados de descongestión y que ahora pasarán a ser fijos”, se pregunta Diego Escobar, director de Asonal Judicial.

Demandas por alimentación y otros procesos que anteriormente podían tomar hasta menos de 20 días, ahora toman hasta más de mes y medio, lo cual preocupa a los abogados, ya que cada vez se pierde más la confianza en la justicia.

Para Asonal, el problema nace en que cada 30 días se presenta un problema parecido, ya que se debe esperar a que se giren, a nivel nacional, 28.000 millones de pesos y esto produce demoras en los procesos, ya que cada vez que se paran los jueces, los expedientes tienen que regresar a un juzgado de conocimiento. “He visto gente caminar de un lado para otro durante cinco meses, eso no es justo con los ciudadanos”, dice Escobar y agrega que “si el Consejo Superior no toma las prevenciones a tiempo, 15 días antes, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre se generaría el mismo problema”.

“Con la eliminación de los juzgados de descongestión se genera un caos monumental en la justicia que afecta directamente a los usuarios, litigantes y trabajadores de la misma, sin que se garantice por parte del Consejo Superior de la Judicatura la continuidad en la prestación de este servicio público que constituye un imperativo constitucional. Lo anterior hace parte de la improvisación y el deterioro de la función pública que viene caracterizando a la administración de justicia, subordinada al clientelismo y a la politiquería”, dijo Luz Betty Jiménez, veedora ciudadana.

Ante el cierre de los juzgados de Infancia y Adolescencia de Cartago, Buenaventura, Buga y Tuluá, Escobar aseguró que “se está cometiendo un error de estudio por parte de los organismos encargados”, ya que si se quiere descongestionar a la justicia, los procesos de estos municipios no deberían ser llevados a Cali, donde solo se acumularán con procesos que llevan más tiempo. 

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.