Iván y Tomás, la pareja homosexual que adoptará

Iván y Tomás, la pareja homosexual que adoptará

Ambos esperan hacer crecer su familia, luego de haberse unido en 2012.

05 de noviembre 2015 , 12:21 a.m.

Iván Rendón y Tomás Caballero, de Medellín, conforman una familia desde 2012 y en su proyecto de vida está hacer crecer la familia. Tras la decisión de la Corte Constitucional, que aprobó la adopción de hijos no biológicos en parejas del mismo sexo, ese objetivo será una realidad.

“No era justo no tener las mismas condiciones y derechos, nos parece muy importante esta posibilidad porque nos iguala. Sentimos una profunda alegría porque en el país hay instituciones que defienden al ciudadano independientemente de su condición sexual”, explicó Rendón.

Los hombres, ambos de 31 años, hacen parte de las 3.045 familias conformadas por parejas del mismo sexo que registró la caracterización de hogares antioqueños que hizo la Gerencia de Infancia y Adolescencia de la Gobernación en 2014. El estudio arrojó, además, que de esas familias referenciadas, más de 2.000 ya tenían hijos.

Walter Bustamante, investigador de asuntos de la comunidad LGBTI, explicó que la decisión de la Corte, más allá de otorgar una posibilidad, reconoció una realidad.

“Es una deuda que tenía con esta comunidad la Corte Constitucional, que ha mostrado una de entender a la comunidad, porque justamente toca las fibras de una sociedad conservadora”, aseguró Bustamante.

Caballero coincidió con el experto, afirmó que Colombia tenía una deuda respecto a la adopción de parejas del mismo sexo, que ya había sido aprobada en otros países de la región.

“Ahora viene otro camino difícil, lograr que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) no sólo acepte la sentencia, sino que garantice que el proceso de adopción sea similar respecto al de parejas heterosexuales”, indicó caballero.

La pareja dijo que, tras terminar proyectos académicos y profesionales, espera iniciar un proceso de adopción en dos o tres años, como lo definieron en su proyecto de vida.

“Nuestra familia puede garantizar condiciones normales a un niño. Lógicamente tendremos el desconocimiento que tiene cualquier pareja de padres primerizos, pero lo haremos bien. Al principio será complejo, pero la sociedad se acostumbrará, como se acostumbró a que la mujer votara, por ejemplo”, explicó Rendón.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.