La violencia psicológica es el primer síntoma de un crimen

La violencia psicológica es el primer síntoma de un crimen

Pese a que solo los casos más graves llegan a ese punto, cualquier agresión debe frenarse a tiempo.

notitle
04 de noviembre 2015 , 08:59 p.m.

Contrario a lo que algunas personas creen, las humillaciones, malas palabras y persecuciones de un hombre hacia su pareja son solo las primeras conductas violentas.

Si bien para el doctor Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, en España, no todos los casos terminan en violencia física o incluso asesinatos, sí ponen sobre la mesa situaciones de riesgo a las que se exponen las mujeres.

¿Cuáles son los signos de alarma en una relación para detectar una agresión psicológica?

Habitualmente, cuando hay una relación de violencia suele empezar con signos de violencia psicológica. Puede haber humillaciones, amenazas y un deseo de aislamiento social, impidiéndole que, por ejemplo, tenga relaciones con su familia para que no se enteren de lo que está pasando; también ridiculizándola en público y quitándole valor.
Usted ha sido enfático en que no hay que confundir la violencia psicológica con una discusión normal de pareja.

¿Cómo saber en cuál se está cayendo?

Normalmente, la agresión psicológica no es de un día para otro; es progresiva. El problema es que empieza de forma lenta y muchas veces la mujer se autoengaña pensando que si le dice cosas inapropiadas es porque tiene problemas en el trabajo, porque tiene celos, porque bebe mucho... Piensa que si deja de beber, por ejemplo, a lo mejor se resolverá todo. Eso contribuye a que la situación se mantenga.

¿En qué punto puede ser peligroso?

En algunos casos se mantiene a ese nivel, pero en otros sube un peldaño y se convierte en una violencia física. Entonces, empiezan las bofetadas, los golpes y, en los casos más graves, el feminicidio.

Cuando el hombre asesina a su pareja tras una seguidilla de agresiones, ¿qué responsabilidad recae sobre ella?

Cuando hay una situación de violencia, el responsable siempre es el violento. Esto no quita que debemos enseñarles a las mujeres a detectar ciertas situaciones de riesgo para que puedan tomar medidas antes de que las cosas pasen a mayores y sean irreversibles.

Las personas tienen habilidades para detectar ciertas señales de alarma, cuando, por ejemplo, controla su conducta.
Muchas mujeres se engañan diciendo: ‘cuánto me quiere que está pendiente de mí’, y no. Está controlando su conducta. Eso es especialmente preocupante. Está en una situación insana y en ocasiones potencialmente peligrosa.

Entonces, ¿por qué las mujeres no paran a tiempo?

Para la mujer es muy importante la familia, dentro de lo que es un proyecto de vida, forma parte de su proyecto vital. También porque la violencia es un fenómeno progresivo. No se percatan de que están en una situación de peligro, por situaciones de apego, porque se autoengañan con los mitos del amor romántico mal entendido. Piensan que todo el mundo tiene una pareja y se preguntan qué va a pasar si la pierden; que si son constante van a cambiar o que los hombres son así, y subestiman el riesgo.

¿Tanto la agresividad como la sumisión pueden ser conductas aprendidas?

El maltrato es una meta a la que se llega por caminos distintos. No hay una única razón que lleve a un hombre a comportarse de una forma. Hay unos más habituales: uno es el control de la ira; por otra parte, los celos patológicos; otras veces hay alteraciones cognitivas, concretamente al nivel del machismo. En esto hay tres componentes: que la mujer es mía, que debe ser sumisa y una propiedad subordinada.

Y la mujer...

Influye si esa mujer ha aprendido por aprendizaje observacional; si su madre se mostraba sumisa.

Influyen también aspectos de personalidad. Hay mujeres que son poco asertivas, que no se atreven a decir la cosas, no hacen valer sus derechos, que son dependientes emocionalmente y que tienen poca autoestima. Esto las convierte en una especie de imán para que atraigan hombres potencialmente violentos.

¿Las agresiones contra la mujer son comunes?

En varios estudios que han llevado a cabo la Unión Europea (y) la Organización Mundial de la Salud se calcula que aproximadamente un 15 o un 20 por ciento de mujeres, es decir 1 de cada 5, experimenta alguna vez en su vida algún tipo de agresión por parte de su pareja.

Una cifra gravísima...

Es un fenómeno indudablemente grave. Esto ocurre prácticamente en todos los países, incluso en los que hay niveles igualitarios entre hombres y mujeres, como, por ejemplo, Suecia, Noruega, Francia y Alemania, que llevan años de ventajas en igualdad de género en relación con Latinoamérica.

¿El violento siempre lo es?

Las personas que son violentas no lo son las 24 horas. Es un hombre que sexualmente es activo, que quizás en sus momentos de lucidez es cariñoso, es divertido, puede ser conversador...

¿Puede dar luces sobre esa agresión, antes de que arremeta contra su pareja?

Hay que prestar atención si este hombre ha tenido conductas violentas con sus otras parejas, este un indicador muy importante.

Si esa pareja se rompe y yo vuelvo a tener una relación con otra mujer, lo más probable es que sea violento también, fundamentalmente porque se obtienen beneficios. Si soy violento y consigo que te asustes, que accedas a todo lo que yo te pido, a nivel sexual, económico, hacer en el tiempo libre lo que quiero que hagamos, yo me he salido con la mía.

¿Qué debe hacer quien esté en esa situación?

Debería contarle a alguien de su entorno social o familiar, para que esa persona pueda valorar la situación y pueda acompañarla a ella a que busque ayude en centros especializados y, en su caso, presentar una denuncia.

Alejandra P. Serrano Guzmán
Redactora de EL TIEMPO
Escríbanos sus comentarios y denuncias a aleser@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.