Otra tormenta en el Vaticano

Otra tormenta en el Vaticano

Después de la filtración de documentos, la lucha del Papa por limpiar la Iglesia es aún más difícil.

04 de noviembre 2015 , 08:26 p.m.

En pleno otoño romano soplan fuertes vientos en el Vaticano que indican la inminencia de una poderosa tormenta. Y es que luego de una gira con muy positiva repercusión por Estados Unidos y Cuba, el papa Francisco ha vivido días bajos a su regreso a la Santa Sede.

Primero fue la fuerte y soterrada resistencia que el sector más conservador de la Iglesia ejerció contra su intención de propiciar posturas en mayor sintonía con los tiempos que corren en el Sínodo de octubre, batalla que perdió. Esto acentuó un desgaste que comenzó con la sorpresiva ‘salida del clóset’ de monseñor Krzysztof Charamsa poco antes de iniciarse la asamblea, que estuvo acompañada de fuertes críticas a la postura de esta institución frente a los homosexuales.

La siguiente tanda ha tenido lugar en los últimos días y arrancó con la denuncia que le hizo a él directamente un exmisionero sobre presuntos casos de abusos y esclavitud sexual en la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol y de María Madre de la Iglesia. Casi al tiempo se dio la detención, por la gendarmería vaticana, de un sacerdote español, Lucio Vallejo, y de una joven italiana, Francesca Chaouqui, experta en relaciones públicas, por haber filtrado, supuestamente, documentos privados del pontífice a los autores de dos libros de próxima publicación. Ambos hacían parte del círculo más cercano de Francisco.

Todo apunta a que estos dos textos serán el detonante de un gran chaparrón, al que ya se lo conoce como Vatileaks 2, en alusión al escándalo que terminó con la renuncia de Benedicto XVI tras la traición de su mayordomo personal.

De nuevo, todo gira en torno al propósito del pontífice de depurar el Instituto de Obras para la Religión, así como de poner fin a los lujos y derroches en la curia romana. Los autores de ambas publicaciones han anunciado revelaciones que desnudan la compleja maraña de intereses enquistados en el pequeño Estado, que han impedido que el propósito del Papa se traduzca en resultados concretos. Es tan densa la trama que incluso se ha sugerido que los protagonistas actuaron así para que se sepa de la soledad del líder de la Iglesia en su lucha. Sobre esto último hay relativo y preocupante consenso.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.