Banda es culpable de la desapareción de un hombre y su hijo en Ariari

Banda es culpable de la desapareción de un hombre y su hijo en Ariari

Róbinson Quintero y su hijo de 4 años están desaparecidos desde agosto de 2014.

04 de noviembre 2015 , 07:54 p.m.

En la vereda La Sultana, en Puerto Rico, la banda criminal ‘bloque Meta’ se había topado con un hombre que se convirtió en una piedra en el zapato, ya que constantemente manifestaba su rechazo por la presencia del grupo y sus presiones para el pago de extorsión en esa región del departamento.

La información llegó a oídos de algunos mandos de la banda criminal, en particular de ‘Palillo’ y ‘Chuvano’, quienes habrían ordenado desaparecer al hombre.

La víctima resultó ser Róbinson Quintero Mahecha, quien con su hijo de 4 años, Edwin Andrés Quintero, están desaparecidos desde el 28 de agosto del 2014.

Tras la denuncia de los padres de Róbinson, el Gaula de la Policía asumió la investigación y dio con pistas que señalan al ‘bloque Meta’ como la banda responsable de la desaparición del finquero y de su pequeño hijo.

Dos hombres han sido capturados como presuntos autores materiales del hecho criminal, ellos son Jefferson Castaño Díaz, alias Niño y José Eduard Díaz Escobar ‘Capaceto’, a quienes la Fiscalía Especializada ante el Gaula les imputó cargos por los delitos de concierto para delinquir y desaparición forzada.

Las pesquisas de los investigadores del Gaula revelan que ‘Niño’ y ‘Capaceto’ recibieron la orden de ‘Palillo’ y ‘Chuvano’.
Mientras que ‘Niño’ fue capturado en agosto, ‘Capaceto’ cayó el fin de semana pasado en un operativo.

Alias Palillo y ‘Chuvano’ están privados de la libertad, pero aún no han sido imputados por los hechos relacionados con la desaparición de Róbinson Quintero y de su hijo.
Aún se desconoce qué sucedió realmente
Para el Gaula de la Policía y la Fiscalía aún no es claro qué hicieron los miembros de la banda criminal ‘bloque Meta’ con Róbinson Quintero y su hijo.

Según la investigación, los delincuentes llegaron hasta la finca de palma africana de la familia Quintero y se llevaron a Róbinson, que estaba solo con el niño.

El niño estaba con el padre desde hacía 20 días porque la mamá había dejado que lo llevara a la finca a compartir con él y con la abuela.

Las alarmas se dispararon en la noche de ese 28 de agosto cuando Róbinson no contestó las llamadas al celular. Al otro día, cuando su madre regresó, encontró el celular, una navaja y unas botas. Pero de ellos, ningún rastro.

Las autoridades esperan que los miembros de la banda criminal capturados colaboren con la justicia y brinden información sobre qué hicieron con las víctimas.

 

LLANO SIE7EDÍAS

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.