En cuatro pueblos de Santander persiste el cultivo de coca

En cuatro pueblos de Santander persiste el cultivo de coca

En Landázuri, Cimitarra, Rionegro y El Playón se detectaron 22 hectáreas en pequeñas parcelas.

notitle
04 de noviembre 2015 , 07:20 p.m.

A pesar de que Santander es una de las regiones con menos cultivos de coca en el país, que ha logrado en los dos últimos años una disminución del 76 %, la presencia de cultivos ilícitos –en pequeñas cantidades– se mantiene en apartados parajes de municipios limítrofes con otros departamentos.

Así quedo consignado en la última sesión del Consejo Seccional de Estupefacientes, en la que se determinó que en esta zona del país los municipios más vulnerables con cultivos ilícitos son El Playón, Rionegro Landázuri y Cimitarra, donde hay cerca de 22 hectáreas sembradas con coca.

El Consejo fue presidido por Alix Chacón, secretaria de Salud de Santander, quien precisó que en el documento de caracterización regional, asociado a las drogas ilícitas, se destacó que entre los años 2013 y 2015 se presentó una reducción de 77 a 22 hectáreas, que representa una disminución del 76 %.

Para diciembre del 2011 existían en Santander 595 hectáreas con cultivos de coca, reportadas por el Simci (Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos).

“Lo que se habló es que si bien en Santander han disminuido los cultivos ilícitos, la idea es no bajar la guardia, estar atentos a la zona de reserva forestal de la serranía de los Yariguíes o el sur del departamento para que no se generen nuevos cultivos”, agregó la funcionaria.

La presencia de las plantaciones ilegales, de acuerdo con el coronel Jesús Paredes, comandante de la Policía en Santander, no constituye un grave riesgo pues, según los análisis de Antinarcóticos, los cultivos se hallan en pequeñas proporciones que no superan la media hectárea.

Según el oficial, los cultivos se encuentran en apartadas zonas rurales de las poblaciones descritas, donde las autoridades ejercen presencia a través de operativos permanentes, principalmente en poblaciones en la frontera con Norte de Santander y el Magdalena Medio.

“En algunos sitios donde nos habían informado que había coca, llegamos con personal de la Sipol y Sijín y no se halló nada. Desde hace dos meses adelantamos operativos en los lugares mencionados, pero acá no se ven cultivos extensos de coca como en el Catatumbo o sur de Bolívar”, insistió Paredes.

Jorge Castellanos, coordinador regional del Instituto de Estudios para el Desarrollo de Paz (Indepaz), reconoció el trabajo de las autoridades y la notable disminución de los cultivos ilícitos, que, para él, no se constituyen en un factor desestabilizador del orden público.

“El problema es el tratamiento que el Estado no está ofreciendo en las lejanas comunidades rurales donde no tienen otras opciones porque los cultivos lícitos no tienen rentabilidad y los responsables se ven obligados a acudir a esa práctica porque el Estado no llega con vías y asistencia técnica para que la agricultura de esas comunidades se traduzca en vida próspera y legal”, concluyó el analista.

En agosto del 2013, el presidente Juan Manuel Santos anunció que Santander se declararía como territorio libre de coca, hecho que se daría a principios del 2016, de acuerdo con los cálculos de las autoridades locales que le apuestan a la erradicación manual de las plantaciones de coca que persisten en la región.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.