El general Palomino será citado a la Procuraduría por investigación

El general Palomino será citado a la Procuraduría por investigación

El proceso busca verificar la veracidad de lo dicho por el coronel Reinaldo Alfonso Gómez.

notitle
04 de noviembre 2015 , 12:20 a.m.

La Procuraduría General de la Nación abrió una investigación disciplinaria contra el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, por el escándalo que vincula al coronel Reinaldo Alfonso Gómez Bernal, quien aseguró haber recibido supuestas presiones al interior de la Policía.

La investigación se abrió después de que el mismo general Palomino le entregara documentos a la Procuraduría el pasado 11 y 16 de octubre que contienen una copia de la solicitud de retiro del coronel Gómez.

En esa solicitud, según los documentos radicados por Palomino, el coronel le hace "planteamientos temerarios e infundados y plantea acusaciones" en su contra y de otros oficiales de la Policía.  Palomino, quien ha dicho que los señalamientos son una "infamia", trasladó esos documentos "con el fin de que se dispongan las investigaciones a que haya lugar".

La Procuraduría inició la investigación contra el general Palomino y los oficiales Flavio Mesa, Ciro Carvajal y John Quintero", con el fin de establecer la veracidad de los hechos relatados y la posible responsabilidad disciplinaria".

En la decisión, la Procuraduría pidió como pruebas escuchar bajo la gravedad de juramento al teniente coronel Reinaldo Alfonso Gómez Bernal. También pidió los testimonios de Palomino y los demás oficiales investigados. 

Además, solicitó una copia completa del expediente de la investigación disciplinaria que se había iniciado contra el coronel Gómez, al que luego absolvieron.

Los documentos que entregó Palomino

Entre los documentos que el general Palomino le entregó a la Procuraduría para que inicie las investigaciones pertinentes está un auto del 13 de abril en el que el director de la Policía confirmó una decisión en la que le negó al coronel pruebas en el proceso disciplinario que se seguía en su contra. Además, adjuntó un fallo de segunda instancia del pasado 23 de agosto en la que se absuelve a Gómez del proceso disciplinario.

La Procuraduría asegura que el coronel Gómez ha sostenido que en su caso hubo una "persecución laboral" y que supuestamente las investigaciones que se le abrieron al interior de la Policía hacían parte de esa presunta persecución.

En un escrito del 5 de mayo, también anexado por Palomino a la Procuraduría, el coronel le solicitaba al general que "desligue su condición personal y sentimental frente a lo laboral". Dice el coronel Gómez que Palomino supuestamente "no ha superado dos situaciones del pasado que lo mortifican".

La primera, dice el coronel, "que cuando ostentaba el grado de teniente denunció al gran amigo y confidente del general, el coronel Norman León Arango Franco, por no ser el policía más ejemplar de la institución".

La segunda, según el escrito del coronel, por no "haberle aceptado sus pretensiones amorosas y sexuales". Según dice el coronel en el escrito que tiene la Procuraduría, esas manifestaciones se las hizo supuestamente en la escuela de Policía Rafael Nuñez; Gómez dice que su negativa a esas pretensiones se convirtió en "un lastre y karma institucional".

Según la Procuraduría, en la solicitud de retiro, el coronel Gómez Bernal, comandante del distrito tres de la Mesa, argumenta que estaba siendo "víctima de persecución política ordenada por el alcalde de Zipaquirá Marco Tulio Sánchez", hecho que supuestamente había sido materializado "por el general Rodolfo Palomino y los coroneles Fernando Augusto Torres Guzmán y Engelbert Grijalba Suárez".

En el documento, el coronel también pide su retiro exponiendo asuntos adminitrativos de la Policía, pues asegura que "no existe institucionalmente una política real de direccionamiento del talento humano, situación marcada en los patrulleros del nivel ejecutivo, quienes no tienen la posibilidad de ascender en el tiempo establecido acorde con su antiguedad, como sudece con los oficiales".

Además, plantea que la Policía ha permitido la "politización institucional", pues "los alcaldes y demás políticos se sienten con la facultad de disponer sobre la política interna institucional".

El coronel dice, además, que no hay una Policía que "tenga como prioridad el servicio de vigilancia primario, ya que 15 policías están en cabeza de sus directores, que se preocupan más de una manera egocéntrica que de generar resultados".

Otro de los argumentos del coronel Gómez Bernal para pedir su retiro es la supuesta "existencia de castas heredadas de generales por abolengo y consanguinidad, donde solo se proyectan a los policiales de inteligencia y policía judicial como los únicos dignos de ser preparados para acceder a cargos directivos".

En su solicitud de retiro, el coronel termina afirmando que ha sido una "persona ejemplar y honesta" y afirmó que ha sido amenazado de muerte telefónicamente.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.