Fotografías narran la historia de Antioquia

Fotografías narran la historia de Antioquia

Museo de Antioquia y biblioteca Pública Piloto presentaron espacio dedicado a la memoria fotográfica

notitle
04 de noviembre 2015 , 11:14 a.m.

Con la apertura de un espacio en el Museo de Antioquia dedicado a la fotografía en el departamento desde mitad del siglo XIX hasta mitad del siglo XX, el Museo y la Biblioteca Pública Piloto (BPP) buscan resaltar la importancia de esta práctica artística para la historia del arte en la región.

Esa presentación se realizó en el marco del encuentro internacional de arte MDE15 y es gracias a la alianza de dichas instituciones que por medio de estos convenios pretenden fortalecer, visibilizar y proyectar los diversos procesos culturales que se gestan en la ciudad.

Las imágenes exhibidas en esta área, denominada Lo visible y lo invisible en la fotografía: Fotos y fotógrafos en Antioquia (1860-1950), hacen parte del archivo del Museo y del acervo de la BPP considerado el más grande de América Latina con alrededor de 1’700.000 piezas en distintos formatos. Además, fue declarado por la Unesco como Registro Regional de Memoria del Mundo en el año 2012.

Esta muestra, que estará por cerca de tres años allí, está ubicada en medio de la Sala Permanente de la Primera Mitad del Siglo XX, que hace un recorrido cronológico por la historia del arte y de la cultura.

Donde las pinturas, esculturas, fotografías y dibujos que componen la sala manifiestan ideales, personalidades, procesos y acontecimientos relacionados con las formas de entender el poder, el territorio y la sociedad en Antioquia.

Por su parte, las paredes y superficies como el suelo y el techo de esta área dedicada a la imagen que se crea a partir de la luz son totalmente negras, algo que da la sensación de estar en un cuarto oscuro donde eran revelados los negativos de las cámaras análogas.

Los visores fotográficos también hacen parte de la historia y el desarrollo de diversas técnicas que se han empleado en este campo. Eduardo Sánchez

Esa similitud se acentúa con las 38 piezas de arte fotográfico y los más de 20 visores que se encuentran expuestos en la sala. Aunque se diferencia de un taller de fotografía por la ausencia de la luz roja, la estética y la sincronía de los elementos exhibidos.

Según Gloria Inés Palomino, directora de la BPP, este espacio es propicio para examinar la evolución de lo que ha sucedido en el departamento y en el país a partir de los hechos que registraron los fotógrafos en este lapso.

Además, Palomino acentuó que, “se puede apreciar la evolución de la imagen, los personajes y todo lo que contienen los registros en relación con el mundo. Cómo un hecho local es un hecho global”.

Otro factor que no solo es diferenciador sino una novedad es una aplicación móvil que está en desarrollo para el público en general, pero que en el sitio se encuentra activo y contiene 591 fotografías categorizadas por temas, personajes y épocas.

“Esa herramienta digital es una concepción moderna e innovadora para la museografía. No es el lugar en donde tienen piezas muy valiosas que solo se pueden observar, por el contrario, es como un museo portátil que se puede llevar consigo y compartir con los demás”, indicó William Arango, director de fotografía de la academia Yurupary.

Esos elementos hacen de este espacio una sala interactiva que pretende que los visitantes puedan conocer o reencontrarse con los hechos históricos que marcaron hito en la región.

Juan Camilo Escobar, docente de la Universidad Eafit e investigador, fue el curador de la muestra Lo visible y lo invisible en la fotografía. Su trabajo se centró en indagar y analizar la relevancia de cada pieza.

“Las personas que recorran la sala cuentan con diferentes elementos y temáticas para disfrutar su visita. Tenemos clasificaciones por aspectos económicos, políticos y culturales. Así como asuntos relacionados con la geografía, la infraestructura de las ciudades y prácticas sociales o cotidianas de las familias”, comentó Escobar.

El aplicativo digital se manipula desde una tableta y las fotografías se pueden apreciar en la pared. Eduardo Sánchez

Adicionalmente, las imágenes están acompañadas de pequeños textos sobre reflexiones en torno a esas temáticas, breves biografías y contextos de las épocas.

Para Escobar, este espacio también propicia el encuentro académico y es de gran relevancia para las futuras investigaciones o procesos culturales sobre fotografía.

Durante la presentación del espacio de exhibición fotográfica, el curador realizó un conversatorio para contextualizar la muestra y plantear una relación de las imágenes que componen la sala con la historia de la fotografía global.

Develando que los fotógrafos antioqueños estaban vinculados con fenómenos globales como los temas, elementos o posturas en los retratos y el desarrollo tecnológico de cámaras y formas de revelado.

“Esto se evidencia consultando los archivos fotográficos de otras historias locales de diversas ciudades en todo el mundo”, explicó Escobar.

EDUARDO SÁNCHEZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.