El agua vuelve a brotar en la famosa Fontana de Trevi

El agua vuelve a brotar en la famosa Fontana de Trevi

Después de permanecer casi diecisiete meses vacía, este atractivo turístico romano volvió a brillar.

notitle
03 de noviembre 2015 , 06:31 p.m.

El agua volvió hoy a brotar en la romana Fuente de Trevi después de someterse a un proceso de restauración de más de un año.

La inauguración se produjo después de que el superintendente romano Claudio Parisi Presicce y el presidente de la casa de moda Fendi, Pietro Beccari, hicieran el gesto que acompaña históricamente a esta fuente: lanzar una moneda a sus aguas.

El monumento se iluminó y el agua volvió a correr por su superficie, suscitando el aplauso de la multitud de turistas que se congregaron en la angosta plaza que le antecede para asistir al renacer de uno de los patrimonios más queridos por los romanos.

Fuente de Trevi

 

En enero de 2013 la casa de moda italiana anunció su decisión de financiar las obras de restauración de la "fontana", aquejada por el paso de los siglos, la masiva afluencia de turistas, la contaminación y las inclemencias meteorológicas.

De acuerdo al diagnóstico de la firma, los desperfectos se presentaban "en toda la superficie de la fuente, también sobre los yesos laterales de la fachada, que habían perdido su color original de falso (mármol) travertino". Las piezas escultóricas y las rocas sobre las que se sitúan se encontraban en mal estado , "recubiertas de espesas incrustaciones calcáreas", y algunas de las figuras mostraban grietas en la superficie.

La restauración comenzó en junio del año pasado y se limpió la superficie del monumento, se revisó y potenció su sistema hídrico, se implantó una nueva iluminación led y se mejoró la red de cámaras de vigilancia. Las obras duraron 516 días y fueron ejecutadas por un equipo de 26 restauradores que intervinieron en 3.900 metros cuadrados de mármol de travertino, 340 de estuco y 100 de yeso.

Fuente de Trevi

 

"Devolver a la ciudad, a los romanos y a los turistas de todo el mundo la Fontana di Trevi en su esplendor inicial constituye, una vez más, un válido ejemplo de la importancia que tiene una estrecha sinergia entre el ámbito público y el privado", señaló el superintendente Claudio Parisi Presicce.

La Fuente de Trevi fue construida por Nicola Salvi entre 1732 y 1762 y en la actualidad fascina al visitante por su magistral combinación entre escultura y arquitectura, ya que se encuentra integrada en la fachada del renacentista "Palazzo Poli".

Se ubica en el punto de llegada de uno de los acueductos de la antigua Roma, inaugurado el 19 a.C por el cuñado del emperador romano Augusto, Marco Vipsanio Agripa. En 1732 el papa Clemente XII encargó a Salvi la construcción de la espectacular fachada del edificio y optó por proyectar un monumental conjunto escultórico dominado por la imponente representación de Océano.

Fuente de Trevi

 

La deidad sujeta un tridente y aparece flanqueada por dos representaciones femeninas, la Abundancia y la Salubridad, mientras que en la parte inferior emergen de las aguas dos caballos espoleados por unos tritones. Consiste en una alegoría de la importancia del agua y muestra de ello es que uno de los caballos aparece furioso, recordando que el líquido elemento puede arrasar ciudades, mientras que el otro está calmado, para subrayar que sin él no se puede vivir.

Durante las obras, las autoridades romanas decidieron desarrollar un sistema que permitiera a los turistas seguir apreciando el monumento, cubierto durante meses por andamios y poblado por decenas de técnicos y restauradores. Se dispuso una pasarela a través del vaso principal por la que unos tres millones de personas pudieron apreciar de cerca los detalles de su monumental frontispicio.

El presidente y consejero delegado de la firma de moda se dijo "orgulloso" del resultado y anunció la financiación de otras cuatro obras de restauración en la capital italiana. Los monumentos que serán restaurados gracias a su contribución serán la Fuente de Moisés, el Ninfeo del Pincio, la fuente Perschiera y la monumental "Fontana dell'Acqua Paola" de la colina del Gianicolo.

Roma (EFE)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.