Realizar múltiples actividades como herramienta para envejecer mejor

Realizar múltiples actividades como herramienta para envejecer mejor

Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos buscan los secretos para mantenerse saludable.

notitle
03 de noviembre 2015 , 04:30 p.m.

Mary Helen Abbott, de 78 años, se pinta los labios de rosa, fuma ocasionalmente, está al día con todos los chismes del hogar de ancianos donde vive y va al gimnasio con una falda corta.

Abbott es lo que los científicos definen como una “súper senior” y forma parte de un estudio de 3,2 millones de dólares a cinco años, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, que busca descubrir los secretos para mantenerse ágil y saludable a tan avanzada edad.

Mientras algunos están en la búsqueda de medicamentos para prevenir la demencia senil, otros, como el neuropsicólogo David Loewenstein de la Universidad de Miami, están más interesados en descubrir por qué algunas personas escapan de ella. “Estudio el mal de Alzheimer, pero si queremos descubrir los misterios del cerebro también hay que saber por qué algunas personas envejecen exitosamente”, dijo.

El estudio está abierto a personas de 63 a 100 años que no han sido diagnosticadas con demencia, que están en buena forma mental o apenas muestran señales de falla de memoria.

Loewenstein está particularmente intrigado en saber cómo algunos parecen capaces de ahuyentar la pérdida de memoria, ya sea por razones genéticas, ambientales u otras.

De las 100 personas que participaron hasta ahora en el estudio, más de 40 viven en East Ridge, una típica localidad al sur de Florida habitada por jubilados con dinero.

Allí viven, hace siete años, Gwen North y su esposo Art. Ella, una maestra de preescolar jubilada y que parece décadas más joven que su edad (85 años), se encarga de la tienda de artículos usados. Y él, a los 86 años, siempre está dispuesto a charlar, compartir información y arreglar aparatos electrónicos rotos. ¿Qué los mantiene jóvenes? “Mantenernos ocupados”, dice Gwen. “Sólo trabajar. Y mi esposa”, añade Art.

Los datos científicos confirman estas hipótesis. “Hemos sabido desde hace tiempo que la gente que trabaja está mejor que la gente que no”, dijo Laura Carstensen, directora fundadora del centro de longevidad de la Universidad de Stanford, en un foro sobre el envejecimiento en la Academia de Medicina el mes pasado en Washington.

También está la vida social. “Estudios epidemiológicos muestran que las personas que tienen una vida rica en actividades estimulantes a nivel cognitivo y conexiones sociales tienen menos riesgo de deterioro cognitivo a medida que envejecen”, dijo Loewenstein. 

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.