Antioquia es la región que prefieren los estafadores de víctimas

Antioquia es la región que prefieren los estafadores de víctimas

Las redes que timan a los afectados por el conflicto les quitan hasta la mitad de su reparación.

notitle
03 de noviembre 2015 , 01:01 p.m.

Cada vez crecen más las estafas a víctimas en Antioquia. De las 4.082 denuncias que se han registrado en el país este año, el 62 por ciento es del departamento, según cifras de la Unidad Nacional para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas del Conflicto Armado.

Precisamente, investigaciones de la Fiscalía muestran que hay “empresas criminales” que cobran a las víctimas por trámites gratuitos y que pagan dinero a funcionarios por claves de acceso a los sistemas reservados para identificar qué personas están próximas a recibir la reparación económica para ubicarlas y hacerles creer que ellos agilizan su solicitud.

Luis Alberto Donoso, jefe de la Oficina Jurídica de la Unidad, explicó que también se estableció que cuando las víctimas no acceden a la entrega del porcentaje que los “tramitadores” les exigen –hasta el 50 por ciento– los atracan cerca al banco.

Eso no es lo único, los delincuentes obligan o convencen a personas pobres de Medellín y municipios del Urabá para que se hagan pasar por víctimas de guerrilleros y paramilitares con el fin de apropiarse de la reparación económica, que está entre los 17 y 25 millones de pesos.

Todo eso quedó en evidencia cuando la Fiscalía capturó a 10 integrantes de una red que estafó a más de 3.000 afectados por el conflicto en Antioquia y que además se encarga de suplantar a víctimas en la Unidad de Tierras y de realizar trámites fraudulentos ante el Gobierno.

Las investigaciones revelaron que esos delincuentes les hacían creer a las personas que eran beneficiadas gracias a los intermediarios, las citaban en los bancos y las esperaban afuera de estas entidades para “cobrarles” hasta la mitad de los dineros de la indemnización.

Incluso, una de las lideres del grupo creó una corporación de desplazados para atraer a personas, a las que ofrecía agilizar las ayudas humanitarias o la indemnización.

Al conseguir los datos de las víctimas las suplantaban para que los recursos económicos se consignaran en Medellín y no en sus municipios de origen, como es lo legal para facilitarles las diligencias.

En la capital antioqueña eran abordados desde que llegaban a la terminal de transporte y conducidos a los sitios de atención y bancos, donde les cobraban dinero por los turnos en la filas, por los trámites y también los despojaban de su indemnización.

A los delincuentes, la Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir, acceso abusivo a sistema informático protegido y violación de datos personales y confidencial.

De acuerdo con la denuncias, esa red se desplaza por diferentes municipios de Antioquia en busca de víctimas del conflicto para ofrecerles agilizar los trámites legales y se hacen pasar por abogados de la Unidad de Víctimas.

La investigación por estos delitos que defraudan a las víctimas comenzó en el 2013 por quejas de estas y ese año se capturaron y judicializaron a ocho personas.

Para Donoso, “la cultura criminal de este país no da para que una estructura de esas se logre desmantelar. No sabemos realmente qué tan grande es y cuántos delincuentes hay detrás de ese tipo de fraudes ”, recalcó.

Lo grave, dijo el funcionario, es que personas de la Unidad y de alcaldías municipales entregarían a esas redes las bases de datos confidenciales.

Por ello, crearon puntos de control en todos los sistemas de información que administra la Unidad de Víctimas para identificar a las personas que acceden a las bases de datos y tener más control, además se crearon nuevos protocolos de seguridad y confidencialidad que permite que queden todos los registros de las personas que ingresan al sistema.

Además, adelantan campañas en las diferentes regiones para que las víctimas sepan que todos los trámites son gratuitos, que no necesitan intermediarios y que pueden acudir directamente a los puntos de atención, así como a centros regionales de la entidad para recibir atención, asistencia y reparación integral.

El Registro Único de Víctimas tiene en Antioquia hay 3 millones 500 mil afectados por el conflicto armado y que en el departamento se han reparado de forma económica a 280 mil de sas personas. 

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.