Primer bombardeo directo a banda criminal: mueren 12 del 'clan Úsuga'

Primer bombardeo directo a banda criminal: mueren 12 del 'clan Úsuga'

El ministro de Defensa confirmó que los operativos en el Chocó continúan contra la 'bacrim'.

notitle
03 de noviembre 2015 , 10:55 a. m.

Al menos 12 integrantes del 'Clan Úsuga' murieron durante un despliegue de la Fuerza Pública en la madrugada de este martes en Unguía, Chocó, confirmaron fuentes oficiales.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo que la operación aún se mantiene en la zona por parte de la Policía y de las Fuerzas Militares.

Desde Urabá, el general Rodolfo Palomino, director de la Policía, señaló que la operación se dio en área campamentaria de los Úsuga.

"Estamos justo en un área campamentaria de esta estructura, en donde, de acuerdo con las informaciones, podría haber una amalgama entre el clan Úsuga y el Eln", señaló el general Palomino.

A su vez, el presidente Juan Manuel Santos destacó el trabajo de las Fuerzas Armadas por el golpe a esta banda criminal.


En la zona donde ocurrió la intervención se mueve Roberto Vargas Gutiérrez, alias Gavilán, el segundo jefe de la banda criminal y señalado autor intelectual del homicidio de los estudiantes de los Andes Mateo Matamala y Margarita Gómez, en enero del 2011.

Las autoridades realizaron la ofensiva con capacidad armada y fuego nutrido, revela un reciente informe de la Fuerza Pública.

Se supo, además, que el lugar se encuentra rodeado de campos minados y morteros instalados en puntos estratégicos para evitar el fácil ingreso al sector por parte de los uniformados. A esta hora, informó una fuente oficial, avanzan con cautela las tareas de consolidación y verificación, para minimizar riesgos.

Este grupo armado que ha sido bombardeado está integrado por quienes tenían la responsabilidad de custodiar a alias Gavilán, segundo jefe de la estructura criminal, después de alias Otoniel, su máximo jefe.

Hacían parte del anillo de seguridad que custodiaban, además, los desplazamiento de ‘Gavilán’. Eran los encargados de vigilar los laboratorios dedicados al procesamiento de cocaína y transportaban los cargamentos del alcaloide hacia el tapón del Darién, en zona fronteriza con Panamá.

La estructura contaba con 60 hombres en armas y era liderada por alias Cobra Cinco, ‘Caquetá’, ‘San Juanero’, ‘Coyongo’ y ‘Gusano’. Las autoridades verifican sí entre los muertos están algunos de estos mandos medios de la organización.

Los del Clan Úsuga serían la responsables de la emboscada contra una patrulla del Escuadrón Móvil de Carabineros Rurales, atacada con tatucos y explosivos en el sector Las Pavas, zona rural de Turbo (Antioquia). En esa oportunidad murió el patrullero Jhon Haider Bernal y otro resultó herido.

La Policía indicó que fueron destruidos cinco campamentos, en los que hallaron 14 fusiles, una ametralladora, un mortero, cuatro granadas, tres minas artesanales, 1.269 cartuchos y 17 proveedores,

El operativo es de alta trascendencia, pues desde 2013 se venía hablando de la posibilidad de que la Fuerza Pública pudiera bombardear a las bandas criminales.

Esa posibilidad estaba en la ley de reforma del fuero militar, aprobada por el Congreso en 2012, y se refería a una serie de medidas de choque frente al creciente poderío de las bandas criminales, uno de los mayores retos para la seguridad del país en el último lustro.

Con esa iniciativa, que tenía 98 artículos y que fue radicada ante el Congreso, se abre la puerta para que las Fuerzas Militares pueda utilizar todo su poder de fuego contra las bandas, incluidos bombardeos como los que en los últimos años han puesto en jaque a las Farc.

En su momento hubo polémica porque las normas vigentes impiden que esos grupos, a pesar de que tienen armas largas y campamentos similares a los de los antiguos grupos paramilitares, sean considerados como un blanco legítimo de las Fuerzas Militares.

Pero en la propuesta tanto guerrilla como bandas son consideradas "grupos armados ilegales". Esto, con la expresa advertencia de que ese reconocimiento no implica ningún estatus político para los nuevos grupos.

En varias zonas, las bandas han aprovechado el vacío legal que había para actuar en su contra. Así, grupos como el ‘clan Úsuga’ tienen campamentos de centenares de hombres armados y, sin embargo, nunca han podido ser atacados con todo el peso del Estado.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.