La carta de despedida que Horacio Serpa le escribe a su bigote

La carta de despedida que Horacio Serpa le escribe a su bigote

El líder liberal dedicó un texto a su mostacho, que se quitará esta semana debido a una apuesta.

notitle
03 de noviembre 2015 , 07:27 a.m.

“Resistió todas las tormentas. No se doblegó nunca, ni en los peores momentos. Aguantó hasta lo imposible fieros y desconsiderados embates; no lo afligieron las derrotas ni perdió el empeño en los instantes azarosos que le tocó enfrentar; siempre fue altivo, decidido, arrogante cuando fue menester, humilde y conciliador en épocas decisivas; mantuvo sin doblegarse la dignidad, el pundonor y el honor. Fue todo un ejemplo de entereza y valor”, con este texto el senador Horacio Serpa inicia lo que denominó el “réquiem por un fiel compañero”, unas palabras con las que despide su bigote. (Lea también: Horacio Serpa sí se quitará el bigote)

El congresista apostó en días pasados su preciado bigote en el programa Descárate sin Evadir de RCN Televisión. El líder liberal afirmó que se lo quitaría si Rafael Pardo no ganaba las elecciones a la Alcaldía de Bogotá, evento que sucedió el domingo 25 de octubre cuando el candidato fue derrotado en las urnas por Enrique Peñalosa.

Serpa cumplirá su promesa esta semana en el mismo programa, pero antes de eso decidió despedir al que ha sido un símbolo en su vida pública.

“Qué no le pasó en 54 años de vida, durante los cuales estuvo tranquilo y alborotado, despelucado y gigantón, desaliñado en la protesta y ahora juicioso y bien alineado desde cuando Rosita resolvió, sin consulta previa, que había llegado la hora de estar bien afeitado. No hubo remedio ni apelación. Para colmo de males le cayó encima la viejera de su socio y esos orgullosos pelos negros se volvieron una mancha blanquecina, más parduzca que de otro color”, dice su texto.

El legislador se declaró adolorido, incluso dijo que pensó en “pedir amnistía” pero acepta que en este caso le “tocó la justicia ordinaria, así nunca vuelva a tener paz en el alma”.

“Rosita está de catre. Sandrita, Rosita y Horacio José han pataleado y ya no tienen en donde reclamar. Sebastián y Nicolás no aceptan tanta crueldad. He pensado en Salomón para que me lo siga arrancando pelo a pelo, hasta el final”, agrega el senador.

Finalmente cierra la despedida a su fiel compañero con un verso de Miguel Acuña: “¡Adiós por la vez última, bigote de mis amores, la luz de mis tinieblas, la esencia de mis flores, mi lira de poeta, mi juventud, adiós!”

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.