Programas de TV para niños ahora reflejan el empoderamiento femenino

Programas de TV para niños ahora reflejan el empoderamiento femenino

Según el estudio de la Universidad del Rosario, se evidencia un cambio en las nociones de género.

notitle
02 de noviembre 2015 , 10:43 p.m.

La distancia entre las series animadas clásicas y las contemporáneas no solo se refleja en la mayor calidad por cuenta de la tecnología, también se ve en los avances que muestran en su forma de presentar a los héroes, heroínas, antagonistas y, en últimas, lo que supuestamente es ser hombre o mujer.

“Hay una transformación del género. Al personaje masculino se le permite tener miedo, se le asignan tareas y a veces se lo muestra débil. Por su parte, las niñas tienen metas con las que pueden salvar a toda la colectividad, crecen en esa meta y se transforman. No son la Mujer Maravilla que nunca tiene que aprender, los héroes de hoy están cambiando”, señala Danghelly Zúñiga, directora del Programa de Periodismo y Opinión Pública de la Universidad del Rosario e investigadora principal de ‘La representación de género en las series animadas emitidas por Disney Channel, Cartoon Network y Nickelodeon en 2015’.

Este trabajo, que se terminará a finales de año, encontró que varias series animadas están siguiendo las directrices de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre empoderar a la mujer, pues hoy las heroínas son las protagonistas y no solo las colaboradoras.

De igual forma, halló que las relaciones de poder entre caracteres femeninos y masculinos no son tan verticales como lo eran hace algunos años, tienden a ser más horizontales, y se dan algunos sin rol definido como femenino o masculino, pues son neutros.

“Existen subtextos que antes no eran tan claros sobre el tema homosexual o sobre la sexualidad. Por ejemplo, la serie muy exitosa Hora de aventura tiene una particularidad, parece que Dulce Princesa y Marceline tuvieron una relación sentimental. Hay argumentos que dan a entender que hay un pasado que los niños no conocen. Y en Bob Esponja, cuyo personaje no tiene horarios de trabajo y deja que lo exploten, no hay género femenino”, agrega Zúñiga.

Cambio de roles

“El mundo ha cambiado en su interior y ha entendido que también hay espacio para los matices. Lo que han hecho las series es tratar de adaptar esos cambios y ser el espejo de la sociedad cambiante; mostrando familias de conformación distinta a la tradicional o mezclando a la humanidad con la solemnidad de los héroes”, dice el analista de televisión Mario Morales.

Por ejemplo, el programa infantil colombiano 'El mundo animal de Max Rodríguez' refleja el empoderamiento femenino en televisión. Max es el personaje principal, un poco torpe y miedoso, pero él se considera a sí mismo el mejor explorador y el que más sabe.

Sin embargo, su compañera, la iguana Chambimbe, siempre termina salvando las misiones de los errores que Max comete.

“Lo que quisimos hacer con el programa es que el estereotipo femenino sea quien sepa de ciencia y naturaleza, ya que por lo general las mujeres están destinadas a otros papeles, que no son científicos, ni de exploración”, afirma Diana Narváez, de Tribu 70, que hace este programa en coproducción con Señal Colombia.

El cambio en los roles va mucho más allá de una cuestión de activismo o feminismo. El papel de la mujer en la sociedad ha cambiado a lo largo de los años y es esa una de las razones del cambio de roles en la televisión.

“Durante mucho tiempo las series narraron la problemática entre héroes y villanos en medio de una sociedad machista. Ahora se ha ido superando la discriminación femenina y hay un crecimiento en la influencia en el rol político, económico y social de la mujer. Las series lo hacen es representar a los televidentes la realidad de las mujeres de hoy e identificarlos con lo que sucede en la sociedad”, dice Morales.

Por su parte, Diana Narváez establece una comparación inquietante: “Creo que hay una tendencia a reivindicar lo que una mujer puede aportar en un formato narrativo ya que tenemos una herencia muy compleja y nociva de las telenovelas. Desde las ofertas infantiles es que se están explorando romper esos estereotipos de mujer y generar unos nuevos. Eso le va a quitar el protagonismo al estereotipo masculino de que son ellos los inteligentes, los que tienen la capacidad económica, los fuertes y los que pueden sacar adelante una misión. Nosotros tratamos de balancear a los personajes, por eso ridiculizamos al personaje de Max”.

Finalmente, aunque el estudio evidencia que ha habido un cambio en las nociones de género, del héroe y lo heroico en relación con las series animadas clásicas, como por ejemplo Candy Candy, Marco y Centella, las contemporáneas siguen manteniendo ciertos estereotipos e incluso pueden crear confusiones en los niños al no definir abiertamente caracteres de femenino y masculino o de humanos y animales, por lo cual estos programas requieren que los menores de edad estén en compañía de un adulto cuando los estén viendo.

EL TIEMPO
*Con reportería de Estefanía Pinto y Ángela Constanza Jerez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.