Los planes del nuevo gobernador de Cundinamarca sobre infraestructura

Los planes del nuevo gobernador de Cundinamarca sobre infraestructura

Jorge Rey dice que en su administración planea unir corredores entre Bogotá y el departamento.

notitle
02 de noviembre 2015 , 09:26 p.m.

El nuevo gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, aseguró que durante su administración tiene la intención de entregar por lo menos una solución por cada corredor de ingreso y salida de Bogotá.

El mandatario, elegido el pasado 25 de octubre, auguró una buena relación con el gobierno de Enrique Peñalosa Londoño en Bogotá, con quien sostuvo una de las primeras reuniones tras su elección como gobernador.

Aseguró que de aquí al primero de enero espera tener definido con Bogotá el paquete de propuestas de Asociación Público Privadas (APP) que se podrían poner a rodar para destrabar los ingresos y salidas de la capital del país.

Rey también se reunió con el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, con el presidente, Juan Manuel Santos, y con el gobernador encargado de Cundinamarca, Guillermo Rivera.

En entrevista con EL TIEMPO, el gobernador electo dijo, entre otras cosas, que estos dos meses que restan del 2015 “son oro” para avanzar en los procesos técnicos que definan cuáles obras de infraestructura son viables para ejecutar durante los cuatro años de mandato, además de celebrar la actitud del Gobierno Nacional y de Enrique Peñalosa.

¿A qué se debe su triunfo?

Fue producto de un trabajo planificado, después de tomar la decisión de aspirar a la gobernación de Cundinamarca, llevamos 12 meses de campaña, que no se compara con una de tres meses. Aglutinamos siete partidos políticos y tuvimos la grata oportunidad de contar con la ayuda de muchos candidatos a la asamblea, a las alcaldías, a los concejos y además de la colaboración de organizaciones sociales pequeñas que sumadas es un capital importante. Esto es el resultado de la constancia y de la cercanía con la gente.

¿Se sentirá un ambiente diferente en la relación Bogotá-Cundinamarca?

Yo estoy convencido de que vamos a hacer un buen trabajo con el doctor Enrique Peñalosa. Me viene como anillo al dedo la posibilidad de locutar con un Distrito que tiene hoy un alcalde electo lleno de voluntad para lograr desarrollar lo que durante los últimos 20 años no se ha hecho en la integración Bogotá-Cundinamarca. Nos llegó la hora, la gente se cansó de la carreta y necesita acciones.

Por eso me he sentado con Peñalosa a decirle que quería que se terminaran las desconfianzas, que venía con la mayor voluntad política para trabajar y de plano ya creamos un comité para que en menos de 25 días tengamos un informe de a cuáles de las Alianzas Público Privadas (APP) vamos a apostarles en los próximos cuatro años. Estos dos meses son oro para que en enero lleguemos a aplicar los procedimientos administrativos y financieros para echar a rodar lo que tiene que ser la acción estructural de la crisis en los ingresos y salidas de la región.

¿Cómo sintió la actitud de Peñalosa?

Lo vi con mucha energía, con muchas ganas, lo vi como si no hubiera pasado tantos meses como candidato, no tiene ese desgaste normal de una campaña como la que tuvo él y esto es porque le motiva y le interesa. Colombia entera celebró el hecho de que a menos de 24 horas de haber sido electos ya estuviéramos sentados hablando de lo que vamos a hacer.

En cuatro años, ¿cómo será Cundinamarca luego de esta prometedora relación?

Quiero entregar por lo menos una solución por cada corredor que tenemos hoy embotellado en el ingreso y la salida de Bogotá-Cundinamarca. Queremos trabajar de manera técnica y aplomada, consultando los presupuestos. No vamos a pretender hacer más de lo que realmente se puede hacer, no podemos abarcar mucho y apretar poco.

¿Siente que hay voluntad política del Gobierno y de Peñalosa?

Espero que todas esas buenas formas y maneras de las reuniones que hemos tenido permitan un noviazgo importante y que se convierta en el mediano plazo en un matrimonio sin capitulaciones entre Bogotá y Cundinamarca. Las primeras reuniones de los cuatro anteriores gobiernos fueron muy dispuestas y amables. Ojalá que estas que estamos haciendo no se nos desvanezcan en el camino.

¿Qué garantías hay para que no suceda eso?

Con la capacidad realizadora que ha demostrado Enrique Peñalosa en la ciudad al hacer grandes obras de infraestructura; con la experiencia del vicepresidente Germán Vargas Lleras haciendo una revolución de las autopistas en el país y con nuestra capacidad técnica y de conocimiento del territorio.

Muchos dicen que usted es muy joven para encarar este cargo, ¿qué tiene para decirle a esas personas?

Que muchos no conocen mi edad y que no conocen mi trayectoria. En febrero voy a cumplir 40 años y nadie es tan joven a esa edad. He tenido más de 15 años de ejercicios como director, gerente y ordenador del gasto al frente de entidades del Estado y en todas he brillado. Tengo las baterías a full y estoy cargado de toda la energía positiva.

¿Cómo quiere que lo recuerden luego de sus cuatro años de gestión?

Como un gobernador que cuando fue necesitado apareció y que siempre fue sincero con su comunidad. Hay dos valores muy importantes que en la política no se pueden perder: la comunicación y la sinceridad. La gente no puede perder contacto con su autoridad, esta tiene que vivir en constante comunicación con su gente, eso de plano siempre lo hemos hecho, no es algo exorbitante comprometernos en esa materia.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.