Avión estalló en vuelo, pero no hay conclusiones definitivas

Avión estalló en vuelo, pero no hay conclusiones definitivas

Rusia y Egipto desestiman atentado, como se lo atribuyó Estado Islámico.

notitle
01 de noviembre 2015 , 09:21 p.m.

El avión que se estrelló en la península egipcia del Sinaí se partió en el aire, dijo este domingo un funcionario de la agencia rusa de aviación civil tras visitar el lugar del desastre, aunque subrayó que era demasiado pronto para sacar conclusiones.

Las autoridades rusas también ordenaron a la línea aérea Kogalymavia –operadora del Airbus A321 que se estrelló el sábado, lo que causó la muerte de 224 personas– que no permitiera volar a sus aeronaves del mismo modelo hasta que se conozcan las causas del hecho.

El avión, que Kogalymavia operaba bajo la marca Metrojet, trasladaba turistas desde el centro turístico de Sharm el Sheij, en el mar Rojo, hasta San Petersburgo, cuando se estrelló en una zona montañosa del centro del Sinaí.

“La destrucción ocurrió en el aire y los fragmentos quedaron esparcidos en una gran zona de unos 20 kilómetros cuadrados”, dijo Viktor Sorochenko, director del Comité Intergubernamental de Aviación.

Sin embargo, pidió no sacar conclusiones de esta información. “Es muy pronto para hablar sobre conclusiones”, dijo desde El Cairo.

Expertos egipcios comenzaron a analizar los contenidos de las grabaciones de las dos cajas negras recuperadas, aunque el proceso, según una fuente de aviación civil, podría llevar varios días.

No obstante, el ministro ruso de Transportes, Maxim Sokolov, dijo que el trabajo de los especialistas aún no había comenzado.

Pero esas explicaciones técnicas dejan sin responder la gran pregunta sobre las causas de la tragedia, como destacó Sokolov, quien reconoció que “hay muy poca información”.

Lo que parece claro es que no fue un atentado terrorista, aunque el supuesto derribo fue reivindicado por una filial egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (EI), ya que a esa altura es técnicamente imposible, según dijo Sherif Ismail, primer ministro egipcio.

Según testigos oculares, el avión de la aerolínea rusa Kogalymavia (MetroJet), que tenía más de 18 años de servicio, ya ardía en llamas antes de chocar contra el suelo unos 300 kilómetros al sur de la ciudad de Al Arish, capital de la provincia egipcia del Norte de Sinaí.

¿Represalia?

Según el grupo EI, el avión fue derribado “en respuesta a los ataques aéreos rusos que mataron a cientos de musulmanes en territorio sirio”, pero Sokolov dijo a la agencia de noticias rusa Interfax que la atribución “no puede considerarse fiable”.

El presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, dijo que podrían tardarse meses en establecer la verdad tras el accidente, aunque su país estaba cooperando con Rusia en las investigaciones.

Los restos fueron hallados en un área aislada; 162 cadáveres han sido recuperados y anoche fueron transportados a Rusia, luego de una inspección forense en El Cairo, según un comunicado del gabinete egipcio.

Entre los pasajeros había 214 rusos, al menos tres ucranianos y un bielorruso. La mayoría volvían del mar Rojo, un destino muy popular entre los rusos que buscan temperaturas cálidas.

Los fiscales rusos de transporte ya examinaron la calidad del combustible usado por la aerolínea y dijeron que cumplía los requerimientos necesarios.

La tripulación también pasó revisiones médicas recientemente, y no se había detectado ningún problema, dijo Interfax. Expertos de Airbus empezaron a llegar a Egipto para ayudar en las investigaciones.

Rusia, un aliado del presidente sirio, Bashar al-Assad, comenzó a lanzar ataques aéreos contra grupos de oposición sirios, incluido EI, el 30 de septiembre.

Este grupo islamista, que controla grandes franjas territoriales de Irak y Siria, ha instado a una guerra santa contra Rusia y Estados Unidos en respuesta a los ataques contra sus combatientes en Siria.

Sinaí, zona con historia

El desierto del Sinaí es una vasta península de 60.000 kilómetros cuadrados en el este de Egipto que ha sido sacudida por las acciones del EI. En sus costas sobre el mar Rojo hay varias ciudades turísticas, como Sharm el-Sheij, pero todas están lejos del norte del Sinaí, un feudo del grupo yihadista. En 1979, Israel y Egipto firmaron un acuerdo de paz según el cual los tanques egipcios debían retirarse al Sinaí. De otro lado, la presencia de Israel en la frontera con Egipto y la cuestión palestina alimentan los reclamos de los grupos yihadistas en la zona.

El Cairo y Moscú (REUTERS Y AFP).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.