Así están las APP de transporte en el mundo

Así están las APP de transporte en el mundo

Londres reguló aplicaciones en lugar de prohibirlas. São Paulo decretará su funcionamiento.

notitle
01 de noviembre 2015 , 08:35 p.m.

En los próximos días, el país conocerá la legislación para las aplicaciones móviles que ofrecen servicios de transporte y que han generado enfrentamientos con los taxistas, especialmente en Bogotá, donde los amarillos han hecho bloques ilegales de búsqueda contra los choferes de esas plataformas.

Así lo señaló el vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien está a cargo del tema. Mientras se hace el anuncio, la secretaria de Movilidad de la capital, María Constanza García, advirtió que “la reglamentación que prepara el Gobierno no es para reglamentar esta plataforma”, si no para crear un servicio de lujo en el transporte público individual, con los taxis que ya hay.

No obstante, otros sectores señalan que sí viene una reglamentación, es decir, una legalización, pero con reglas claras.

Mientras los anuncios se dan, EL TIEMPO hizo una revisión de las últimas noticias sobre las decisiones tomadas en otras ciudades y países del mundo.

Decisiones tomadas

Las ciudades han empleado leyes y decretos con varias configuraciones para afrontar un nuevo mercado, el cual ha embestido ciudades y países que no tenían políticas para este fenómeno digital.

En este caso, se trata de las que ofrecen ridesharing –vehículos particulares o especiales para transporte de pasajeros –, como Uber.

Por ejemplo, en Toronto (Canadá) la regularon en julio pasado, pero en septiembre, ante el trámite de una nueva regulación, el Concejo local solicitó el cese de operaciones hasta tomar una decisión. Pero el alcalde de esa urbe, John Tory, anticipó que el objetivo es que haya igualdad de condiciones para los taxistas. Habrá una decisión en el 2016.

En Calcuta (India) sometieron a esa aplicación en enero del 2015 a registrarse ante la Comisión de Tránsito de Bidhannagar, un área de esa ciudad india. También debió ceñirse a la ley de ese país.

Pero esto no significa que la hayan constituido como una empresa de transporte, si no como un intermediario. Así, se le prohibió tener o alquilar vehículos y contratar conductores, aunque sí debe capacitarlos.

No obstante, Uber anunció en julio pasado que invertiría cerca de 1.000 millones de dólares en los siguientes nueve meses para ampliar los servicios.

En Ciudad de México, la regulación se dio en julio pasado: fueron los primeros de América Latina en hacerlo. La medida más drástica incluyó una destinación del 1,5 por ciento del cobro por viaje para la municipalidad. Además, este tipo de aplicaciones debieron hacer un pago único de 292,29 dólares a la ciudad para operar el servicio de geolocalización.

“Durante varios días se discutió sobre cómo podíamos mejorar la movilidad entre todos y qué aportaba cada uno de los sectores. Todo esto fue la base que terminó en la regulación que se emitió”, señaló Luis de Uriarte, director de comunicaciones de Uber para México y Centroamérica. Hoy hay allí 500.000 clientes y 10.000 conductores.

Cabe señalar que Londres (Reino Unido) ya declaró legal este servicio de plataformas. La regula Transport for London (TfL), desde julio del 2014.

En Río de Janeiro (Brasil), una juez determinó multas de hasta 15.000 dólares para los funcionarios públicos que perjudiquen la labor de los socios conductores que conducen con plataformas como Uber.

Este anunció se dio días después de que se firmara una legislación por parte del alcalde de esta ciudad, donde se prohibía la operación de este tipo de plataformas.

Y en São Paulo (Brasil) se anunciaron dos nuevas regulaciones, una de taxis de lujo y otra para plataformas como Uber, que podría estar lista al finalizar este año. El alcalde Fernando Haddad anticipó que no lo prohibirá, según O Globo.

Sin embargo, todo no ha sido tan fácil para esta aplicación nacida en San Francisco en 2009 y que hoy está presente (no en todos regulada) en 344 ciudades, 63 países y en seis continentes.

Por ejemplo, en París (Francia), el gremio de taxistas protestó en julio pasado en contra de su regulación, a tal punto que en ese mismo mes la compañía anunció la suspensión del producto UberPop, similar a Uber X, que funciona con carros particulares.

Aún esperan la decisión de la Corte Constitucional sobre el servicio. Sin embargo, siguen funcionando UberPool, UberX, Black Car y Van, pero se les adelanta una investigación por incumplir la Ley Thévenoud y la Ley de Protección de Datos de 1978.

Sobre Holanda se sabe que opera, aunque aún no hay una regulación detallada. No obstante, un tribunal prohibió UberPop en diciembre del 2014 porque los conductores no contaban con licencia para transportes.

Cifras de la aplicación

Según la plataforma, en América Latina está presente en siete países (México, Brasil, Colombia, Panamá, Costa Rica, Perú y Chile) y 17 ciudades, donde realizó 9,8 millones de viajes en el primer semestre de 2015 y tiene 110 empleados. En Colombia, donde no está regulado este servicio, hay registrados en su base de datos 250.000 usuarios y 25.000 socios conductores en cuatro ciudades: Bogotá Barranquilla, Medellín y Cali.

El valor accionario de la aplicación es de 50.000 millones de dólares, según un listado de ‘Wall Street Journal’ y Dow Jones sobre las ‘starup’ mejor valoradas (agosto de 2015).

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.