La esperanza nunca se apaga afuera de Continental Towers en Medellín

La esperanza nunca se apaga afuera de Continental Towers en Medellín

Las 45 familias afectadas por el desalojo del edificio de CDO se unieron para buscar justicia.

notitle
01 de noviembre 2015 , 11:36 a.m.

Camila, la pequeña de 4 años de Paula Arango y Diego Pardo -ella enfermera, él ingeniero civil- recuerda como pocas fechas el 12 de octubre del 2013: “Estábamos ahí tranquilitos y sonó ¡Pum! Pensé que era una coca de la cocina, pero no, era Space”.

La torre seis del Space, el imponente edificio que lindaba con el suyo, con Continental Towers, se vino abajo, y la escena dantesca no cabía en la mente de una niña. “Se fue la luz, pero menos mal teníamos una linterna”, continúa.

Los 17 días siguientes fueron de tensión. Sonaban sirenas, sus padres murmuraban y cada noche un celador la despertaba de sus sueños para preguntar nombres y apellidos de quienes dormían esa noche en el apartamento 809.

Así fue hasta el 29 de octubre, cuando ya no sonó la puerta, sino el citófono, dando aviso de la evacuación.

La primera noche estuvieron en un hotel y por la premura, sus padre olvidaron llevar pañales.

Luego, en un apartamento pequeño y, hace poco, cuando CDO les retiró sin justa causa el auxilio habitacional que les prometió, se mudaron a una casa en la que Camila no tiene vista a las montañas ni ve aterrizar los aviones ni sabe a ciencia cierta cuándo es de día y cuándo comienza a anochecer.

Para acoplarse a las nuevas casas, la sicóloga ha dicho que Camila debe decorar los espacios. Así, y con sus dos gatos, ha logrado acostumbrarse. De todas formas, a Diego, su padre, le parece que sus vidas podrían compararse con las de una familia de desplazados por el conflicto armado. “Nos sacaron de nuestra propiedad, no nos la devuelven y nadie hace nada, aunque haya herramientas jurídicas”, afirma él.

El jueves se cumplieron dos años desde que dejaron su hogar. Aunque volver a Continental podría ser amargo, ellos y las 45 familias afectadas por el desalojo se encontraron allí. Con velas, con la narración de sus angustias y con oración vivieron el duelo colectivo y sentaron un precedente: los vecinos de Continental Towers se movieron de la incómoda espera y están dispuestos a buscar justicia.

Se busca la justicia

Diana Tobón, la mujer del 1401, abogada. En su cabeza están unidos y firmes los hilos de la causa judicial Continental Towers.

Primero, la acción de grupo que radicaron en el Juzgado 24 Administrativo de Medellín, y en la que demandan al municipio, a Alsalcia CDO -firma vendedora de sus apartamentos- a los ingenieros de la obra y a todos aquellos que con su acción u omisión contribuyeron al daño, más que económico, laboral, familiar, íntimo.

Segundo, la acción de protección al consumidor que tramitaron ante la Superintendencia de Industria y Comercio contra Alsalcia CDO, y con la que esperan recuperar el valor de sus bienes. El mínimo de justicia, dicen.

La demanda, ya admitida y en etapa de pruebas, se mueve en Bogotá. En una mesa de afectados reciente, una delegada de la Superintendencia anunció vientos de celeridad y dio pistas de que para febrero, posiblemente, habrá un fallo de primera instancia que defina si su inversión será devuelta o si su edificio será repotenciado. Ese, acuerdan las 45 familias, sería el peor de los escenarios.

Tercero, las 608 objeciones a la reorganización de cinco empresas de CDO en la Superintendencia de Sociedades: Calamar, Alsacia, Vifasa, Bepamar y Acuarela, todas, sociedades por acciones simplificadas que entraron en proceso de reorganización por daños estructurales en edificios de la constructora.

Según Francisco Villamizar, superintendente de Sociedades, por el volumen de peticiones, su despacho se encuentra analizándolas y agrupándolas. En los próximos días, se definirá fecha para la audiencia de y entonces vendrá una etapa de negociación del acuerdo.

Diana y sus vecinos esperan que las cabezas del proceso concluyan que estas empresas tienen que ser liquidadas, ya que la reorganización de cualquier compañía tendría que darse en medio del cumplimiento de todas sus obligaciones, y a ellos, dice la abogada, llevan cuatro meses incumpliéndoles con el pago de los auxilios habitacionales que acordaron. La morosidad supera los 810 millones de pesos.

Incluso, creen que de ser así la posibilidad de repotenciar Continental Towers se vendría abajo. “¿Cómo una empresa liquidada respondería por una obra de tal complejidad?”, se pregunta la abogada.

La realidad es que, de acuerdo con Reyes, las curadurías urbanas de Medellín ya han empezado a aprobar las reorganizaciones de varios edificios de CDO y “se espera que a comienzos del 2016 ya haya edificios en condiciones de habitar”, agrega el superintendente.

“Estamos previendo la posibilidad de que haya alguna fórmula de recuperación empresarial, que se logren repotenciar todos los edificios que habían sido desalojados”, continúa, y añade que “el constructor ha estado vendiendo activos para conseguir los recursos necesarios para el reforzamiento estructural”.

Diana espera que ninguna organización del Estado lo permita. El grupo de vecinos ha hecho revisar la propuesta de CDO con expertos en sismo resistencia que han considerado “imposible” que la repotenciación cumpla al 100 por ciento con las normas de construcción, teniendo en cuenta sus características.

“Tendrían que reforzar desde los cimientos, tendrían que demoler el edificio. Pero eso ni siquiera es lo importante. ¿A quién podría yo invitar a esa casa? ¿A quién podría vendérsela sabiendo que su vida estaría en peligro? Los estaría engañando, me estaría engañando y seguiría perpetuando ese ciclo de inmoralidad”, anotó Diego Pardo.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.