'Nos quedamos sin discurso para la clase media': Gustavo Petro

'Nos quedamos sin discurso para la clase media': Gustavo Petro

Dice que prefirieron a Peñalosa y que no asocian el progresismo con Bogotá Humana.

notitle
31 de octubre 2015 , 05:52 p.m.

A punto de iniciar una junta directiva en la Empresa de Acueducto, el alcalde Gustavo Petro habló con EL TIEMPO. Dijo que quienes salieron de la pobreza eligieron a Peñalosa, habla de la pulverizada de su exbancada en el Concejo, de las decisiones de su hijo Nicolás; lanzó dardos contra el vicepresidente Germán Vargas y aseguró que el único tema que lo une con el nuevo gobierno es la bicicleta.

¿Cuál es el balance de estas elecciones?

Indudablemente el proyecto elegido es contrario al que lideraba la Bogotá Humana. Solo hay un aspecto común: la bicicleta. Y al contrario, pareciera que hay un interés muy elevado de destruir el modelo nuestro.

¿Por qué?

Ese interés tiene que ver sobre todo con el vicepresidente (Germán Vargas). El primer (Enrique) Peñalosa, a pesar de tener muchos puntos de diferencia y de muchos debates míos, es un Peñalosa que tiene un conocimiento en urbanismo, que sabe que estructuras elevadas generan minusvalías urbanas (...). Él conoce las teorías mundiales alrededor de quitarle espacio al carro, humanizar lugares de la ciudad. Pero la alianza que hizo con Cambio Radical, que a la postre le sirvió para ganar, lo lleva a una irracionalidad urbanística. Si continúa con esa dinámica, le va a quitar su fama internacional de buen urbanista. (Vea: Encuentro entre Peñalosa y Petro sería el 25 de noviembre)

¿No hay responsabilidad de su movimiento Progresista?

Progresistas es un movimiento que en el momento en que la bancada fue elegida conmigo, decidió pasar al Partido Verde. Se perdió. Afuera, en la ciudadanía, no existía. Es más, el nombre de Progresistas no se asocia con Bogotá Humana. Quienes podían haber agenciado el movimiento (los concejales) decidieron pasar a los ‘verdes’ con un mal resultado. Ese fue un error casi incompresible, me parece que es uno de esos hechos en la historia que no se puede explicar. Pero no era solo un esfuerzo de los concejales sino esfuerzo organizativo, de construcción de nodos en red dentro de las nuevas ciudadanías que permitieron movilizarla permanentemente incluso al electorado. Y por otra parte, el estrato tres pensó que el cheque que me habían entregado (para el metro) era simbólico, un cheque chimbo.

Entonces el estrato tres fue decisivo...

En mi opinión, pienso que el discurso del Polo que es de la izquierda tradicional está construido alrededor del tema de la justicia social, del que yo hago parte. A esa nueva clase media ya no les interesan los habitantes de la calle, las prostitutas, el desvalido o el barrio marginado llegando a Soacha. Ya no es el discurso que ellos captan como el que los representa porque ellos dejaron de ser pobres.

No quiere decir que se pasaron a la derecha, sino que la izquierda no tiene aún el discurso para esa nueva clase media.

¿Esa nueva clase media cómo se comporta?

Ahí está la explicación de lo que pasó: votaron por Peñalosa. La tendencia es que ese estrato tres es mucho más fuerte, mucho más rico, esa nueva clase media se fue hacia Peñalosa, no se fue a la izquierda del Polo. Y por otro lado, el discurso de Bogotá Humana de progresismo, fuera de la justicia social y de la justicia ambiental, aún no se vuelve multitud.

¿Por qué ganó Peñalosa?

Él construyó su discurso sobre la base de que la izquierda fue un fracaso, por eso la frase ‘recuperemos Bogotá’. Como él no es sensible al tema de la desigualdad social (…), para él cómo se reduce la pobreza en Bogotá no es algo que le interese. Pero sobre eso montó su campaña, una especie de anti-izquierdismo que lo vuelve de derechas y termina entregado al Vicepresidente. (Lea también: Sigue rifirrafe entre Petro y la Contraloría por el Plan de Desarrollo)

¿Y qué le pasó a Clara López?

Cambió al final, con el apoyo del Progresismo, antes no, Clara venía cayendo, venía debilitándose como una falta de sintonía que tiene que ver con esa nueva clase media y con una herencia de Samuel Moreno que era muy fácil de usar contra ella. Solo cuando llegan los progresistas hay un cambio de actitud, un cambio en las encuestas, en las entrevistas, en el debate, pero fue demasiado corto para que ella decidiera coger con fuerza la defensa de la Bogotá Humana.

¿Por qué no ganó el candidato Rafael Pardo?

Pardo no ganó por la indecisión del presidente Santos de asegurar el metro para la ciudad. Pardo hubiera ganado las elecciones si el presidente Santos hubiera sido más decidido, pero dejó correr la ambigua tesis de que el cheque que me había entregado era chimbo. No quitó esa idea a través de la acción sobre todo en el estrato tres, que sería el gran beneficiario del metro.

¿Qué opina de las declaraciones de su hijo frente a Bogotá Humana?

Nicolás lo que está observando es más o menos lo mismo que nosotros estamos observando, pero él lo hace desde afuera. Pero no es una responsabilidad de mi hijo porque esta no es una política hereditaria y mucho menos quisiera yo reproducir el modelo de los Lleras, de los Vargas Lleras, de los Santos, etcétera. Él se ha metido en la política y está haciendo su camino. Seguramente muchas veces coincidiremos y en otras no, pero la labor de construir progresistas como el movimiento del siglo XXI desde el punto de vista del campo en Colombia, es una labor de mucha gente que hay que convocar. (Lea aquí: Las críticas del hijo de Petro abren debate entre los Progresistas)

¿Cuál es la obra con la que usted va a cerrar su ciclo como alcalde de Bogotá?

Va a ser la superación de la pobreza, pero no es solamente mía, porque no quiero ser sectario en eso. Desde el año 2003 (cuando Bogotá eligió a la izquierda) con todos los problemas que allí hubo hasta este año que yo entrego, esa pobreza que estaba en el 50 por ciento y la extrema pobreza en el 25 por ciento, de acuerdo al Dane, esa misma pobreza es hoy del 9 por ciento y la extrema pobreza del 1,9 por ciento. Eso es una revolución social no solo mía sino de la izquierda.

¿Cuál fue la campaña que más le gustó?

Fue la de Pacho Santos, sentí un señor que se puso a estudiar la ciudad, que asumió el compromiso de ser candidato, que no solo era echar discursos sino que se dedicó a estudiar, sorprendente. Llegó a las mismas conclusiones que nosotros en muchos temas. Él no lo reconocía.

¿Su mejor funcionario?

Hay que recordar a Guillermo Asprilla; a Guillermo A. Jaramillo, a Jorge Rojas, a María Mercedes Maldonado.

¿Quién lo decepcionó?

Uno que otro que entró en serias sospechas de corrupción. Algunos que saqué están en investigación.

¿Le gustaría que Peñalosa dejara alguien de su equipo?

Son dos proyectos diferentes. Yo no estoy de acuerdo con esa elección. Y la ciudad madurará en la medida que vea el desarrollo de los proyectos.

¿Qué le faltó por hacer?

Hacer la universidad pública.

HUGO PARRA
Redactor EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.