'Quiero que me entreguen a Bernardo completo. Si no, no me sirve'

'Quiero que me entreguen a Bernardo completo. Si no, no me sirve'

Sandra Beltrán es hermana de Bernardo Beltrán, uno de los desaparecido en la toma al Palacio.

notitle
30 de octubre 2015 , 10:51 p.m.

Sandra es la última familiar con quien Bernardo Beltrán Hernández, uno de los 11 desaparecidos en la toma y retoma del Palacio de Justicia, tuvo contacto. Pronto cumplirá 30 años buscándolo. Ese largo camino no la ha conducido al paradero de su hermano, ni a la verdad sobre lo sucedido el 6 y 7 de noviembre de 1985 al interior del recinto más importante de la justicia colombiana. “No tenía idea de que iba a durar más de la mitad de mi vida buscando a Bernardo”, reflexiona esta mujer, que para la época tenía 20 años.

En una carpeta negra, Sandra guarda con esmero el registro civil de Bernardo -“Es una prueba de que mi hermano sí existe”, dice-, su pasado judicial y algunas fotografías de cuando era niño y adolescente. En la portada está escrito el número 1961, año en el que nació, junto a un guion. “Simboliza que aún esperamos saber de él”. Cuando desapareció, Bernardo tenía 24 años y había terminado sus estudios de Mesa y Bar en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena).

Pero lo que mejor conserva Sandra de su hermano son los recuerdos de los domingos, cuando lo veía jugar fútbol; de las celebraciones familiares y de la mañana del 6 de noviembre de 1985. Ese día Bernardo se levantó temprano, hizo ejercicio, tomó un baño y desayunó. A las 8:30 de la mañana salió de casa de sus padres, en Fontibón, hacia la cafetería del Palacio de Justicia, donde trabajaba desde hacía tres meses y medio como mesero.

Ambos hermanos alcanzaron a cruzar algunas palabras en la cocina. “Después lo acompañé hasta la puerta para despedirnos, como era costumbre. Llegó a la esquina de la cuadra y con una de sus manos me hizo un ‘Adiós’. Fue la última vez que lo vi… Pues el día de la toma, obviamente. Porque en posteriores años lo veo salir (por medio de videos) vivo del Palacio”.

Sandra también recuerda cómo su familia se enteró de la incursión guerrillera en el Palacio y la posterior desaparición de Bernardo. “Estaba en un supermercado. A través del radiotransistor del vigilante escuché la noticia. No hice el mercado y me devolví corriendo para la casa, prendí la radiola y puse el noticiero”. Luego intentó comunicarse con María de Jesús, su madre, quien en ese entonces trabajaba en una fábrica textil. “La llamé, pero fue imposible hablar con ella. En la empresa no estaba permitido pasarle llamadas a los empleados”.

Hasta las dos de la tarde, cuando salió de la fábrica, María de Jesús conoció lo que sucedía en el centro de Bogotá. Se angustió. Siguió junto su esposo y sus demás hijos la toma por los noticieros. “Ese día mis padres no acudieron a la Plaza de Bolívar porque en la radio decían que estaba acordonada y recomendaban no acercarse”.

Eran las diez de la noche y los Beltrán Hernández aún no sabían de Bernardo. Habían escuchado en la radio al magistrado de la Corte Suprema de Justicia Alfonso Reyes Echandía, quien murió en la toma, rogarles a los militares que dejaran de disparar contra el Palacio. Después vieron en televisión una edificación atacada por tanques de guerra y envuelta en llamas. “Mi mamá se puso a llorar tremendamente. Corría y bajaba las escaleras con nerviosismo, y decía que los iban a quemar (a los rehenes) vivos”.

Mientras, el padre de Bernardo se situó en la puerta de la casa, esperando su llegada. María de Jesús había recibido la llamada de un hombre de apellido Meneses, quien le aseguraba que vio desde el Palacio Liévano cómo salía su hijo del Palacio de Justicia. Pero Bernardo no regresó.

Al siguiente día, sobre las cinco de la mañana, los padres de Bernardo, Fernando -el mayor de sus 5 hermanos- y algunos tíos, primos y vecinos fueron a la Plaza de Bolívar. El Ejército no los dejó ingresar. El sector seguía acordonado. “Un soldado les dice que en el Cantón Norte están llevando gente, así que fueron hacia allá”. Sin embargo, en esta guarnición militar les informaron que nadie había llegado. Así que decidieron distribuirse por toda la ciudad, para buscarlo en hospitales y Medicina Legal.

Desde ese momento comenzó una búsqueda por la verdad, que al día de hoy no ha terminado. María de Jesús nunca desechó la posibilidad de encontrar a Bernardo, hasta el último minuto de su vida albergó la esperanza. “Jamás pasó por su mente que estuviera muerto. Quería verlo antes de fallecer”.

La búsqueda de Bernardo provocó un desgaste moral, intelectual y físico para toda la familia Beltrán Hernández, pero especialmente en María de Jesús. Sandra cuenta que los primeros meses tras la desaparición, su mamá terminaba el turno en la fábrica textil y se iba a buscar a su hijo hasta en las calles. “A ella la llevaba el día y la traía la noche”.

En ese proceso conocieron al abogado Eduardo Umaña, “La única persona que nos atendió y que creyó en esta lucha”. A su vez, para comprender el caso tuvieron que aprender historia de Colombia y cómo funcionaba la rama judicial en el país. “Empecé a investigar por qué los guerrilleros se tomaron el Palacio. Estábamos totalmente ajenos a esto. Nosotros no manejamos corrientes políticas”.

Se aproxima otro 6 de noviembre, otra conmemoración. En opinión de Sandra, el caso sigue como hace 30 años. Existen pruebas de que su hermano salió con vida del Palacio, pero ella y su familia no ha recibido respuesta alguna a la pregunta que siempre le hacen al Estado: ¿dónde está Bernardo?

“Yo lo que quiero es que me entreguen a Bernardo completo, y que a raíz de su aparición las ciencias forenses me den modo, tiempo y lugar de su muerte. Y si no, no me sirve de nada”, exige Sandra.

JOSÉ DARÍO PUENTES
ELTIEMPO.COM
@josedapuentes
jospue@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.