'Las vías les devuelven la dignidad a las personas': Peñalosa

'Las vías les devuelven la dignidad a las personas': Peñalosa

Así lo afirmó el alcalde electo de Bogotá durante un recorrido por barrios de Ciudad Bolívar.

notitle
30 de octubre 2015 , 09:22 p.m.

¿Y será que en su alcaldía sí va a haber trabajo para nosotros? Con esa pregunta, una madre cabeza de familia recibió al alcalde electo Enrique Peñalosa en el barrio El Paraíso (Ciudad Bolívar), en un recorrido que quiso hacer para demostrarle a la gente de esa zona de la ciudad cuáles son sus prioridades.

Quien le habló fue María Henao, una mujer con tres hijos que vende bolsas de basura hasta las 11 de noche para llevarle de comer a su familia.

Aparte de trabajo, muchos le expresaron peticiones al alcalde relacionadas con lo que más le han criticado de sus programas de gobierno: el cemento.

Una viuda lo entró hasta su humilde hogar. A duras penas lo cubrían unas cuantas latas. El piso era de tierra y sus hijos caminaban descalzos. “¡Alcalde, ayúdenos! Hace rato nos dicen que nos van a reubicar, pero no pasa nada. Cuando llueve, todos nos llenamos de barro”, le decía la mujer a Peñalosa, quien entraba con dificultad al rancho.

Y es que si algo faltaba en la calle 71F bis era pavimento. La vía es una trocha por donde niños, abuelos y hasta personas en condición de discapacidad llegan a sus hogares con dificultad. “Que no me vengan a decir que las vías no les devuelven la dignidad a las personas”, decía Peñalosa, el más ágil para escalar por los estrechos caminos que conducían a cada casa.

Luego de desahogarse hablaba con cifras para argumentar sus pensamientos. “En Bogotá hay más de 800.000 personas sufriendo las consecuencias de calles sin pavimentos, casi 300.000 niños que deben caminar sobre barro para poder llegar a sus casas después de ir al colegio. Hacerles una vía dignifica sus vidas. Que no me digan que el cemento no es social”.

Peñalosa caminaba con la ansiedad de un niño explorador, imaginando qué podía hacer en aquella zona de la ciudad en donde ya había erigido un colegio y varias vías cuando fue alcalde por primera vez.

Por ahora, dice entre sus planes está prolongar la NQS, desde la escuela General Santander y el barrio El Claret hasta el corazón de Ciudad Bolívar, en Arborizadora baja. “Eso les va a ahorrar cientos de horas a muchos habitantes de la ciudad”.

Para beneficiar a los habitantes de Usme, dijo que extendería la troncal de la Caracas mucho más allá que del pueblo.
Con los niños se tomó fotos, pero también les dijo con vehemencia que iba a conformar un grupo especial de policía para perseguir a todos los que les estuvieran vendiendo droga. “Aquí, la inseguridad la generan los jóvenes que son llevados a la droga y que luego se vuelven pandilleros, para después matarse entre sí”. Los pequeños se esforzaban para mirarlo a la cara y no despegarse de él durante el recorrido.

A ellos les auguró nuevos colegios, parques y centros deportivos que los saquen de los problemas.
La gente le expresó el cansancio de durar horas esperando un bus que los conduzca a sus barrios. Por eso no dudó en prometer un revolcón para el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). “Es claro que como está funcionando está mal implementado. Les quitaron buses a los barrios más populares, no hay puntos suficientes de recarga y ha aumentado el transporte ilegal”.

Sobre el cable aéreo dijo que, aunque llevaría a cabo la obra, un solo kilómetro de este cuesta $ 70.000 millones, mientras que una vía de cuatro carriles, la mitad. “Es una obra que solo soluciona el problema de una pequeña parte de la población, pero la haremos”.

Otros le dijeron que mantuviera el programa que les había dado carro a tantos recicladores. Peñalosa no dudó en responder que no rechazaría los buenos proyectos de la administración saliente.

A Peñalosa poco le gustaba hacer promesas. “¿En qué quedamos, alcalde?”, le preguntaba en la despedida del recorrido. “En nada, mi señora; primero hay que planear bien las cosas”.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO
* Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.