Argentina se quedó sin el bronce en el Mundial de rugby

Argentina se quedó sin el bronce en el Mundial de rugby

Los Pumas perdieron este viernes contra los Springbocks de Sudáfrica por 24-13.

notitle
30 de octubre 2015 , 07:34 p.m.

Argentina, que buscaba su segunda medalla de bronce en un Mundial de rugby, tras la obtenida en el 2007, se quedó sin ella al perder este viernes contra Sudáfrica por 24-13 en el Estadio Olímpico de Londres, en un partido en el que los Springboks ganaron la batalla física y los Pumas acusaron mucho las bajas.

Los jugadores que dejaban la selección argentina, tras este partido, como Juan Martín Fernández Lobbe, Marcelo Bosch, Horacio Agulla o Marcos Ayerza, no pudieron despedirse con una victoria.

Los Pumas, superados ampliamente en el primer tiempo con un parcial de 16-0, se recuperaron en el segundo tiempo con los cambios introducidos por el técnico Daniel Hourcade.

Uno de esos cambios, el pilar Juan Pablo Orlandi, que había entrado en el minuto 55, anotó el único try del partido para Argentina al final del encuentro (80). Ese try y los ocho puntos del apertura Nicolás Sánchez (con una conversión, un drop y un penal) permitieron a Argentina aligerar la derrota en el segundo tiempo.

Y Sánchez, que había sido superado por el apertura sudafricano Handré Pollard en lo alto de la tabla de goleadores en el descanso, pudo al final recuperar el primer puesto, pese a los 14 puntos de su rival (97 a 93).

"Los sudafricanos hicieron un muy buen partido. Fueron muy buenos en los contactos. Estamos tristes por no terminar terceros, pero podemos estar contentos de nuestro torneo y haber hecho crecer el interés por el rugby en Argentina", dijo Sánchez.

Sudáfrica reflejó su superioridad en dos tries del wing JP Pietersen, al minuto 6 y del segunda línea Eben Etzebeth, al 43, y los puntos con el pie de su apertura Pollard.

A Argentina se le empezó a escapar la medalla de bronce en el minuto 5, con una tarjeta amarilla al medioscrum Tomás Cubelli por una obstrucción. En ese período de 10 minutos con un jugador menos, Sudáfrica sacó una ventaja de 10-0 en el marcador.

Primero llegó el try de Pietersen y los diez puntos los completó el apertura Handré Pollard con la conversión y un penal. Aunque Argentina había comenzado a perder antes el encuentro, con las bajas por lesión de Juan Martín Hernández, Juan Inhoff, Agustín Creevy, Joaquín Tuculet y Marcos Ayerza.

La primera línea argentina, completamente recompuesta tras las bajas de Creevy y Ayerza, se veía incapaz de frenar el juego físico de los sudafricanos.

Lucha Sánchez-Pollard

Dos nuevos penales marcados por Pollard (minutos 33 y 40), permitieron a los Springboks llegar al descanso con una ventaja de 16-0, que se antojaba insalvable para los Pumas en el segundo tiempo.

Con sus 11 puntos en esa primera mitad, con tres penales y una conversión, Pollard ya había superado en la tabla de goleadores del Mundial al argentino Nicolás Sánchez (90 a 89).

Argentina, con ocho penales concedidos en la primera mitad, frente a dos de los sudafricanos, pagó su indisciplina. Argentina vio como Sudáfrica se iba alejando cada vez más en el marcador, con un nuevo try de Etzebeth y el pie de Pollard.

Si en el primer tiempo, Argentina perdió en todos los campos, sobre todo en la batalla de los forward, en los últimos 20 minutos se levantó, para acabar teniendo mayor posesión y ocupación del terreno, y un parcial favorable de 13-8.

Argentina no pudo despedir de la mejor manera a los que se iban, incluido el lesionado Juan Martín Hernández, que aunque seguirá jugando en los Pumas, a sus 33 años tiene difícil estar en Japón-2019. Sudáfrica dijo adiós con una medalla a su capitán Victor Matfield, de 38 años.

"Nos habría gustado jugar la final pero no pudo ser. Todo nuestro respeto y admiración por Argentina, por la forma que han jugado en este torneo. Estoy aliviado de haber ganado. Hay emoción por mi parte. He pasado mucho tiempo con estos chicos", señaló Matfield.

Bryan Habana, que no pudo batir el récord de tries en los Mundiales, y sigue con 15 empatado con el neozelandés Jonah Lomu, seguirá, pero con 32 años tiene difícil estar en 2019 en Japón.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.