Las cortinas de humo de la economía venezolana

Las cortinas de humo de la economía venezolana

Posible injerencia del FMI en gobierno y ataque contra Polar esconden desidia de economía de Maduro.

notitle
30 de octubre 2015 , 06:23 p.m.

Chicago y Nueva York. Ambas son las ciudades más representativas los estados de Illinois y Nueva York, respectivamente, en Estados Unidos. Ambas suman casi el 8 por ciento de la población total de ese país. Pero, ¿tienen algo más en común? Sí: en la primera trabajó la actual directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) y en la segunda estudió el presidente de la empresa privada más grande de Venezuela. Los dos son los protagonistas de las cortinas de humo que el gobierno de Nicolás Maduro ha tendido últimamente, en la opinión pública, para encubrir la crisis –casi extrema- de su modelo económico.

Christine Lagarde, la parisina sexagenaria que dirige el FMI, estaba por estos días embolatada atendiendo a medios brasileños y argentinos para hablar de las perspectivas de crecimiento de esos países, cuando debió voltear hacia la parte más septentrional de Sudamérica: Venezuela. En aquella república bolivariana, un nuevo escándalo había estallado. Esta vez, el protagonista fue Lorenzo Mendoza, el dueño de Polar, la empresa privada y de alimentos más grande de ese país.

Todo empezó porque Mendoza habló con el director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, su compatriota Ricardo Hausmann, sobre el futuro económico de Venezuela. Según el Gobierno -que aún no ha explicado cómo obtuvo el audio…Tal vez fue por intermedio de un “pajarito”-, esto fue una traición a la patria. ¿Por qué? Debido a que el diálogo se refería al posible contacto que Haussman tuvo con los directivos del FMI en el que les pedía –pensando en un gobierno post Maduro- un préstamo de unos U$50 mil millones para sacar adelante a Venezuela.

Para Diosdado Cabello, exgobernador de Miranda y ahora presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, esa petición fue una traición a la patria digna de un “malnacido” que participa de la “guerra económica” contra ese país. En síntesis, el problema no es que un ciudadano haga una tertulia tecnócrata con expertos economistas; más bien, el lío es que hay un presidente que acalla el desabastecimiento, el endeudamiento y la desaprobación popular con el viejo discurso de injerencia “imperialista” en su mandato.

Entre tanto, el país vecino sigue con su economía en estado crítico, pues, según el FMI, este culminará el 2015 con una inflación por la estratosfera: 159 por ciento, aunque para Maduro esa cifra es exagerada –quizás no tanto como decir que el día tiene 35 horas-, pues según él esta llegará al 75 por ciento. Claro, eso vendría siendo tan alto como las nubes, es decir, igual de preocupante.

Lo anterior, en plata blanca, quiere decir que una entrada de cine, en Caracas, puede costar hasta $ 200 mil, es decir, casi un 100 por ciento más de lo que costaría en cualquier sala cinematográfica de Bogotá. Y si en Colombia por estos días el precio del nuevo iPhone causó revuelo (cerca de unos 1000 dólares), el mismo aparato de Apple se conseguiría en el país vecino hasta por unos 45 mil dólares, según el tipo de cambio que se aplique.

La historia latinoamericana tendrá ahora una dicotomía: por un lado, mantendrá impresa la gesta de un célebre ocupante del territorio venezolano al que le bastaron algo menos de cinco décadas para erigirse como Libertador de América. Y por el otro, imprimirá el sainete de un exconductor de bus, exrockero y ex dirigente sindical que ha devaluado la economía venezolana en 167.000 millones de dólares –en un trienio-, según el FMI. Quizás, así de vilipendiado terminará Nicolás Maduro y así quedará escrito su paso por Miraflores en los “millones y millonas” de “libros y libras” de historia.

JUAN CAMILO VELANDIA A.
Profesor Facultad de Comunicación
Universidad de La Sabana
@jcmvelandia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.