Háblame, mírame

Háblame, mírame

Cada día hay más centros especializados en tratar adicciones a internet.

notitle
30 de octubre 2015 , 05:36 p.m.

Por estos días, en diferentes ciudades del mundo está ocurriendo un evento peculiar. Gente de todas edades y procedencias se da cita en sitios centrales y predeterminados para mirarse a los ojos entre desconocidos por un minuto.

La idea es tratar de llevar conexión humana a los espacios públicos cuando nuestras sociedades están perdiendo la capacidad de comunicarse personalmente y de crear conexiones auténticas. El uso de aparatos electrónicos como medios esenciales de comunicación, particularmente entre los más jóvenes, nos está ‘deshumanizando’, y los expertos comienzan a producir investigaciones al respecto.

Hay personas, sobre todo jóvenes, que aseguran poder ‘estar’ en dos sitios al mismo tiempo. Que pueden leer mensajes en sus teléfonos, ‘textear’ o ‘googlear’ mientras hablan con alguien en persona y lo miran a los ojos, sin ser detectadas. Dicen que su capacidad para hacer las dos cosas al tiempo es mucho más avanzada que la de anteriores generaciones.

Eso, según los preocupantes estudios que están apareciendo, no es cierto.

El 90 por ciento de los entrevistados en un extenso estudio del Instituto Pew admitió que usan su teléfono para leer, ‘textear’ o hacer búsquedas durante reuniones sociales o laborales o, simplemente, estando entre amigos, con la familia e inclusive durante citas románticas. Y la mayoría admite que el efecto es la superficialidad de tales contactos.

Estudios sobre conversación, tanto en el laboratorio como en entornos naturales, muestran que cuando dos personas están hablando, la mera presencia de un teléfono en una mesa entre ellas o en la periferia de su visión cambia tanto lo que hablan como el grado de conexión que sienten. La conversación se mantiene alrededor de temas sobre los cuales no importa que sea interrumpida. Y ninguno se siente realmente envuelto en lo que el otro está diciendo.

La impresión, sin embargo, es que más que nunca antes estamos permanentemente ‘conectados’. En realidad, lo que hemos es encontrado maneras de evitar la conversación directa, personal, abierta y espontánea, en la que jugamos con ideas y nos permitimos ser presentes y vulnerables. Es en ese tipo de conversación en la que uno hace contacto visual y puede ver los amaneramientos y la postura y escuchar el tono de voz de la otra persona, donde florecen la empatía y la intimidad.

La desconexión es más preocupante entre adolescentes, quienes, según encuestas globales, usan texting como el medio de comunicación dominante. Esos jovencitos y jovencitas que necesitan chequear sus teléfonos permanentemente se molestan cuando alguien, particularmente los papás, los interrumpen y están tan concentrados en ‘textear’ que no duermen lo suficiente y no alcanzan a terminar tareas y otros trabajos; pueden ser ‘texteadores compulsivos’, el nuevo síndrome que va asociado con mal rendimiento académico, problemas de atención y falta de sueño. Se compara con lo que les pasa a jugadores compulsivos, incluyendo ansiedad, cuando no están cerca de sus teléfonos móviles, necesidad de chequear el teléfono durante las comidas y de mentir sobre la cantidad de tiempo que pasan ‘texteando’.

La cosa es tan seria que cada día hay más centros especializados en tratar adicciones a internet, con el texting compulsivo entre las más prevalentes.

Para padres de familia preocupados con la fijación telefónica de sus jóvenes, estos son un par de consejos de expertos: insistir en que hagan tareas y trabajos sin el teléfono cerca, crear zonas libres de pantallas en la casa, no permitir teléfonos o computadores durante las comidas y establecer rutinas de ir a la cama sin pantallas.

Cecilia Rodríguez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.