Este viernes serán sepelios de los héroes caídos en ataque en Güicán

Este viernes serán sepelios de los héroes caídos en ataque en Güicán

Mientras tanto la versión sobre supuestos tiros de gracia sigue sin confirmarse.

notitle
29 de octubre 2015 , 08:32 p.m.

En la capilla de la Escuela Militar de Cadetes, se vivió el jueves un cuadro de dolor, en medio de los honores militares que se les rindieron a las 12 víctimas del ataque del Eln en zona rural de Güicán (Boyacá), el pasado lunes.

Varias de las madres y dos de los padres no resistieron ver a sus hijos en los ataúdes envueltos en el tricolor nacional y tuvieron que recibir asistencia para enfrentar el momento.

El presidente Juan Manuel Santos, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la cúpula militar estuvieron presentes en la dolorosa ceremonia.

María Liliana Pardo, tía del soldado regular Ómar Andrés Rodríguez Pardo –uno de los muertos en el ataque guerrillero–, se le acercó al ministro Villegas y le hizo una solicitud. “Por favor, le pido que saquen de esa zona (sierra nevada del Cocuy) a otro sobrino que fue llevado el lunes a perseguir a los guerrilleros del Eln. Estamos recibiendo en un ataúd a uno de los nuestros, a Ómar Andrés, y no queremos recibir a otro muerto”, le dijo.

La respuesta de Villegas, luego de expresarle sus condolencias, fue ordenar que se haga todo lo posible para traer de regreso, sano y salvo, al soldado Marco Antonio Pardo Virgüez, primo del soldado Rodríguez y quien se encuentra prestando su servicio militar en la misma zona de los lamentables hechos.

Pardo lamentó que Ómar Andrés hubiera tenido que enfrentar la situación que cobró su vida con apenas siete meses en el Ejército.

Fabio Virgüez Gordillo, otro de los soldados caídos, también llevaba siete meses en las filas. Aunque Medicina Legal comprobó que todos murieron por disparos a larga distancia, la tía del soldado Rodríguez dice que se debe indagar si, como lo dijeron inicialmente sus mandos, los militares fueron asesinados fuera de combate.

El cabo segundo Manuel Quiñones Anaya, otra de las víctimas, será sepultado en Piedecuesta (Santander), su tierra natal. Según contó su hermano, Gabriel Quiñones, no pudieron volver a comunicarse con él desde el preciso momento en que fue asignado a la seguridad electoral en Güicán, a donde llegó 10 días antes de las elecciones.

Los familiares del cabo Quiñones contaron, además, que esta es la segunda tragedia que ellos lloran por culpa del conflicto armado en nuestro país. Hace diez años, en el sur de Bolívar, un hermano del cabo Quiñones murió en un ataque de la guerrilla.

Argenis Rodríguez, hermana del soldado profesional Édison Rodríguez Ramírez, contó que su hermano ingresó al Ejército cuando tenía 20 años. Llevaba siete como soldado profesional.

Recordó que él prefería no hablar con su familia de los rigores de la guerra. “Tal vez lo hacía para no preocuparnos, pero nosotros siempre estuvimos conscientes del riesgo, de lo peligroso que era su trabajo”, indicó. “Siempre que llamaba era para decirme que estaba bien, que no me preocupara por él”. Rodríguez era oriundo de Chaparral (Tolima), en donde hoy será sepultado.

Durante la liturgia el sacerdote solicitó la pronta liberación de los soldados Andrés Felipe Pérez Giraldo y Antonio Rodríguez Clayder, secuestrados por el Eln. Entre tanto, casi un millar de militares barren la zona de frontera con Venezuela, en su búsqueda.

‘Les suplico que liberen a Andrés’

“Quiero que sepa que lo adoro, que lo amo. Que él es mi vida, porque me ha enseñado muchas cosas. Quiero que sepa que lo estoy esperando. Que sea fuerte, porque él es mi felicidad (…). Lo extraño mucho”.

Estas son la palabras de Marcela Pineda, compañera de Andrés Felipe Pérez, uno de los dos soldados secuestrados por el Eln en Boyacá tras el ataque del lunes en los límites entre Boyacá, Arauca y Casanare. (Lea también: 'En nombre de Dios, se los suplico, liberen a Andrés')

Marcela tiene 24 años y Andrés Felipe cumplirá mañana la misma edad. Llevan cinco meses viviendo juntos. Ambos residen en un corregimiento de La Unión (Valle del Cauca).

La última vez que tuvieron comunicación fue el sábado 17 de octubre, cuando Andrés Felipe le dijo que estuviera tranquila porque la misión iba normalmente.

‘CTI nunca reportó tiros de gracia’

La Fiscalía aseguró que en ninguno de los informes preliminares sobre los cadáveres del Cocuy habló de posibles ejecuciones. Esto, después de que fueron mencionados por fuentes militares como origen de la versión sobre tiros de gracia en algunos de los cuerpos, versión descartada por Medicina Legal. Fuentes del CTI dijeron que se verificó el oficio en el que se describen la posición en que fueron hallados los cuerpos y el número de impactos: “El informe no hace calificaciones sobre la distancia a la que se hicieron los disparos”. La versión fue difundida por el general Jorge Humberto Jerez, quien en el pasado acusó al Eln de exhibir la pierna amputada de un militar, versión que fue desmentida por esa guerrilla y que nunca se pudo comprobar.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.