Conflicto, seguridad y paz

Conflicto, seguridad y paz

La paz exige más hechos de confianza, menos retórica revolucionaria y más voluntad de la guerrilla.

notitle
29 de octubre 2015 , 06:27 p.m.

En la agenda territorial están presentes tres temas de relevancia en la coyuntura política del país: el conflicto armado, la seguridad y la paz. Las autoridades regionales elegidas el pasado domingo tendrán mucho que hacer en la gestión de los mismos. Entre tanto, vale la pena preguntar si es hora de poner punto final al conflicto armado. Considero que sí, pues se ha vuelto insostenible por el costo en vidas, los daños colaterales y las hostilidades de grupos de guerrilla contra la población civil inerme. Entonces, cómo hacer viable este cierre puede ser la pregunta del millón, la que tal vez deberíamos contestar todos los colombianos para definir la opción por seguir, sin tanto apasionamiento extremo frente a intereses vitales de la Patria.

Al respecto, se requiere partir del diseño de una estrategia de cierre integral, donde participen muchos en su construcción, y se termine con el dilema de nunca acabar: guerra o paz, que solo ha servido para exacerbar los espíritus, polarizar y entorpecer la búsqueda de una solución consensuada a esta guerra inútil, costosa y sin gloria. Sumo otra inquietud, ¿no serán suficientes 50 años de guerra y de estar matándonos entre compatriotas? Si, como afirman los expertos, la madurez ha llegado al conflicto armado, ¿qué esperamos para ponerle fin? No debemos esperar para sumar más dolor y muerte, ¿no es suficiente lo que hemos padecido? El imperativo ineludible de acabar este conflicto armado implica la solidaridad del pueblo porque este no es solo un problema de orden militar, sino que su solución nos compete a todos. De ahí la necesidad de desactivar la indiferencia que tanto daño le hace al alma nacional.

La seguridad es otro reto por visualizar hacia el futuro inmediato. En este campo, las Fuerzas Armadas lo han dado todo: sacrificios supremos y loables esfuerzos para neutralizar las amenazas que se ciernen sobre la estabilidad institucional. Los escenarios futuros de seguridad podrían darse frente a fenómenos de multicriminalidad y crimen organizado, alimentados por disidencias de grupos de guerrillas que no acepten lo acordado en las mesas de negociación, y reforzados por alianzas criminales y el comercio ilícito de drogas. Hacia allá, desde luego, debe orientarse una seguridad multidimensional de amplio alcance territorial, respaldada con un marco legal de actuación que, mínimo, genere confianza a los militares y policías comprometidos en su ejecución exitosa.

También observo la búsqueda de la paz como un derecho y no como una concesión a los violentos. Hoy, menos lejana que ayer, pero no exenta de críticas válidas y otras malsanas, que solo alimentan la galería de egos superlativos. Una paz que exige ser lograda de cara al país y cercana al pueblo, que no claudique ni capitule ante los violentos y requiere firmeza para erradicar la violencia como método de lucha. Una paz que profundice el ejercicio democrático, que no dé cabida a la política con armas, no reclama consensos absolutos, pero sí respeto, y escuchar la voz de las víctimas, que son el eje central de su logro. ¿Qué falta a la búsqueda de la paz? Comprensión, distensión, ambiente propicio, más pedagogía, dejar el miedo de explorar su encuentro definitivo, desmitificar liderazgos políticos de quienes pregonan el temor y el caos. La paz exige más hechos de confianza, menos retórica revolucionaria y más voluntad de la guerrilla en las conversaciones. En suma, enfrentemos con pragmatismo los costos de la paz, que como bien superior demanda nuestra solidaridad.

Nota: repudio la irracionalidad terrorista cometida en Güicán. Aleve atentado contra la democracia. ¡Honor a los héroes de la patria!


Eduardo Herrera Berbel


Mayor general (r) del Ejército Nacional de Colombia
eduardoh@cable.net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.