Piden justicia por caso de hombre brutalmente golpeado en un bar

Piden justicia por caso de hombre brutalmente golpeado en un bar

Aún no hay una orden de captura hacia el agresor. Nadie sabe sobre su paradero. Temen que escape.

29 de octubre 2015 , 03:16 p.m.

Sumamente preocupados e indignados se encuentran los familiares de Jesús Caro, el joven de 30 años quien fue víctima de una brutal golpiza propinada, al parecer, por su jefe inmediato, en un bar ubicado en la carrera 8, en la localidad Metropolitana de Barranquilla, el pasado 14 de septiembre.

Exponen que es injusto que mientras Caro permaneció 15 días en estado de coma inducido, y actualmente presenta serias dificultades para hablar y movilizarse, el agresor ande libre.

Andrea Caro Dangond, hermana del afectado, cree que al agresor deberían meterlo a un centro de salud mental, por todo el daño que fue capaz de hacerle a su familiar.

Y es que los videos de las cámaras de seguridad del establecimiento demuestran la sevicia con la que un hombre, al parecer Juan Diego Jiménez Gómez, golpeaba sin contemplaciones a Caro.

Historia de la agresión

Caro habría sido golpeado un poco después las 4 de la mañana, luego de que su jefe inmediato se molestara porque este había dicho que había terminado su turno laboral.

La acción violenta ocurrió en la madrugada del lunes 14 de septiembre. El turno de trabajo de Caro inició a las 5 de la tarde del domingo.

Gómez habría atacado al trabajador después de que este le insistiera de que estaba muy cansado y que le pagara por las horas trabajadas.

La familia del afectado asegura que su ser querido recibió toda clase de golpes, empezando por puños, siguiendo por patadas y terminando en pisotones.

Una hora despué del hecho dos trabajadores del sitio llevaron a Caro a la Clínica La Victoria, en donde no lo atendieron, a pesar de su crítico estado de salud. Entonces, tuvieron que llevarlo al Hospital General de Barranquilla, donde le prestaron los primeros auxilios y le practicaron los exámenes básicos a nivel del cuerpo y la cabeza. Fue entonces cuando descubrieron lña gravedad de sus lesiones.

Al poco tiempo fue trasladado al Camino Universitario Distrital Adelita de Char, donde continuó su cuidado y lenta recuperación.

Preguntan por la justicia

La indignación de la familia de Caro también radica en la lentitud con la que la Fiscalía ha trabajado en la generación de una orden de captura en contra del supuesto agresor. Al parecer el órgano de justicia está esperando que el Instituto Colombiano de Medicina Legal les ofrezca un registro puntual de las condiciones en las que se encuentra el afectado, para que pueda ser revisado por todas las partes.

 

Redacción Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.