Así les fue a los candidatos de las campañas curiosas

Así les fue a los candidatos de las campañas curiosas

A pesar de sus creativas formas de hacer política, los resultados no fueron los esperados.

notitle
29 de octubre 2015 , 09:45 a.m.

Los resultados no le quitaron las ganas de seguir maullando al ‘Ñañe’

Osnaider Hernández Núñez, conocido como el ‘Ñañe Richardis’, que fue candidato al Concejo de Lorica (Córdoba) por el Partido Liberal, se hizo famoso en redes sociales por el eslogan que le adujeron miembros de la comunidad LGBTI: “No somos machos, pero somos muchos”, y su popular maullido, con el que es reconocido en el pueblo.

A pesar de su llamativa forma de darse a conocer, el ‘Ñañe’, que durante su campaña no se cansó de enviar mensajes de voz a todos sus contactos de WhatsApp, se 'quemó' al obtener solo 82 votos de los 7.238 que sacó su partido.

De esta manera, a Hernández no le queda de otra que seguir estudiando la carrera de Derecho, estudios que pospuso para meterse de lleno en su campaña política, y no dejará de lado su recordado "miau recontra miau".

Los votos de ‘Picarín’ lo dejaron sin ganas de chistes

A José Hernando Forero, conocido en Bucaramanga como el payaso ‘Picarín’, no le fue bien en las elecciones al Concejo de esa ciudad.

El payaso solo logró sacar 130 votos, cantidad insuficiente para cumplir sus aspiraciones políticas.

'Picarín' decidió lanzarse al Concejo de Bucaramanga sin dejar de lado su imagen de payaso, y aunque perdió dijo que seguirá trabajando por hacer felices a los niños, una de sus propuestas de campaña.

Además, recalcó que las votaciones para la alcaldía de la ciudad, que dieron como vencedor al empresario Rodolfo Hernández, son una señal de que las personas ya están cansadas de los malos políticos.

El descamisado ahora también está 'quemado'

La campaña política del filósofo Reinaldo Manjarrez, en la que sin camisa y con una pala pretendía acabar con la corrupción en Cartagena, de poco sirvió para lograr ser el alcalde electo de esta ciudad.

Manjarrez, que vive hace 36 años en el barrio de invasión Fredonia de Cartagena, consolidó su idea de campaña tan pronto se inscribió como candidato y vio la lista de sus contrincantes, quienes contaban con recursos económicos amplios y mayor apoyo financiero. Según él, no gastó más de 5 millones de pesos.

El candidato por la Unión Patriótica quedó en la quinta posición con 4.326 votos, que equivalen apenas al 1,27 por ciento del total de la votación.

El filósofo, tras perder las elecciones, agradeció a las personas que confiaron en su propuesta. “Gracias, porque no nos quedamos en la crítica, fuimos capaces de proponer democracia real y de proponer otra ciudad posible”, dijo Manjarrez a través de sus redes sociales.

La segunda fue la vencida para Peinado

El abogado de 33 años Julián Peinado, del partido Liberal, cumplió el sueño de ser concejal de Envigado y sacó la cara por los candidatos con campañas curiosas.

Luego de perder en las elecciones pasadas, para esta su calvicie lo ayudó a ganar recordación en los envigadeños y obtener la más alta votación de un aspirante al Concejo de este municipio, con 4.044 votos.

Ahora recuerda cuando uno de sus amigos le señaló que su apellido generaba recordación y por eso decidió hacer énfasis en su apellido en los carteles de campaña, lo que sumado a la falta de cabello generó risas de quienes lo veían en los carteles.

A pesar de la gracia de su cartel, nunca ridiculizó su estrategia y por eso se mostró como una persona con firmeza y decidida, señales que posteriormente le sirvieron para ganar.

A Trujillo no le sirvió el 'serrucho' en las elecciones

Jair Mauricio Trujillo Montenegro, candidato al Concejo de Popayán, no le alcanzó el umbral para hacer parte de este y “trabajar para que no le serrucharan el bolsillo a los payaneses con obras chimbas”, su lema de campaña. Sin embargo, señaló que continuará denunciando las irregularidades que ha encontrado en la estratificación, valorización e impuesto predial de su ciudad.

“En la actualidad existen valiosos y grandes predios ubicados en el centro y norte de la ciudad que son de pertenencia de familias prestantes; los cuales, para efectos del pago de los servicios públicos, aparecen con estrato uno comercial. Es de resaltar que el estrato en mención conforme a la Ley 142 de 1994, no existe”, afirma Trujillo.

Trujillo, que obtuvo 236 votos, dice que les ha pedido una explicación sensata y seria al alcalde actual y a la Secretaría de Planeación de Popayán sin obtener respuesta alguna.

NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.