Detectan el tercer mayor agujero en la capa de ozono

Detectan el tercer mayor agujero en la capa de ozono

Sin embargo, científicos aseguran que proceso de recuperación va por buen camino.

notitle
29 de octubre 2015 , 09:30 a.m.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció este jueves que durante octubre se ha medido el tercer mayor agujero de la capa de ozono del que se tengan registros, aunque aclaró que esto no contradice el proceso de recuperación de esta protección natural contra los rayos solares.

"Esto muestra que el problema del agujero de ozono sigue con nosotros y que hay que mantenerse vigilante, pero no hay razón para una alarma indebida", aseguró el científico Geir Braathen, del Servicio Atmosférico de la OMM.

La disminución de la capa de ozono ocurre anualmente durante la primavera en el hemisferio sur debido a las temperaturas extremadamente frías en la estratosfera (ubicada a unos 25 kilómetros de altura) y a la presencia en la atmósfera de gases que devoran el ozono.

Según la OMM, la media calculada durante treinta días del agujero de ozono ha sido este año de 26,9 millones de kilómetros cuadrados, lo que representa la tercera medida más importante después de los récords registrados en 2000 y 2006.

Los científicos calcularon el récord para un solo día el pasado 2 de octubre, cuando el agujero alcanzó 28,2 kilómetros cuadrados, su dimensión máxima para este año.

Las temperaturas en la estratosfera antártica varían de año en año, lo que hace que algunos años el agujero de la capa de ozono sea relativamente pequeño y otros relativamente grande.

"De manera general, esto no revierte la recuperación de largo plazo para la capa de ozono que se proyecta en las próximas décadas", indicó la OMM.  

¿Qué es la capa de ozono?

La capa de ozono se ubica en la estratósfera, entre 20 y 30 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra y contiene las concentraciones de ozono que protege a los humanos de las radiaciones nocivas del sol. En particular, protege de los rayos UVB, que es un tipo de radiación ultravioleta.

Para los seres humanos, pequeñas dosis de radiación UV son beneficiosas y necesarias para la producción de vitamina D. La exposición a la radiación UV-B disminuye sensiblemente la capacidad inmunológica, con lo cual se pueden activar enfermedades producidas por virus y bacterias.

Con información de EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.