Concentración de Farc, punto clave para cese bilateral de Año Nuevo

Concentración de Farc, punto clave para cese bilateral de Año Nuevo

Para el Gobierno, verificación de tregua implica agrupación de la guerrilla. Grupo armado no acepta.

notitle
28 de octubre 2015 , 10:30 p.m.

La posibilidad de un cese bilateral del fuego con las Farc a partir del primero de enero, como lo planteó el miércoles el presidente Juan Manuel Santos, es un paso apenas lógico en el tramo final del camino para cerrar el conflicto armado con esa guerrilla.

Pero para que el fin de la guerra con las Farc comience con el Año Nuevo, es decir casi tres meses antes de la firma del acuerdo final de paz –planeada para el 23 de marzo de 2016–, alguien tiene que ceder: el Gobierno, el grupo armado, o los dos.

Es así porque cada parte tiene una idea distinta de lo que sería un cese bilateral antes de la firma del acuerdo definitivo de paz.

Mientras las Farc no aceptan concentrar sus tropas hasta que se haya negociado el último punto de la agenda, para el Gobierno la concentración de los guerrilleros es un requisito indispensable para la verificación del cese del fuego. (Lea también: Se está avanzando en concentración de las Farc)

De hecho, sería muy difícil verificarlo con los 63 frentes que dicen tener las Farc y que están hoy dispersos por distintos sitios de la geografía nacional.

Y la propuesta de Santos ayer ratificó la posición del Gobierno respecto a la verificación que debería tener el cese bilateral, que sería la antesala del acuerdo final de paz.

De hecho, el Presidente dijo: “El comandante de las Farc (‘Timochenko’) mencionó, ‘¿por qué no darle un buen regalo de Navidad o de Año Nuevo al país?’ Y como dicen, le cojo la caña. Hagamos ese esfuerzo para que de aquí al 31 de diciembre podamos, por ejemplo, terminar el punto del fin del conflicto, y así decretar un cese del fuego bilateral y verificado internacionalmente a partir del primero de enero”.

Si bien una subcomisión de comandantes militares y jefes guerrilleros viene trabajando desde febrero en la manera como se harían el cese bilateral del fuego y la dejación de las armas de las Farc tras la firma del acuerdo final, esta guerrilla y el Gobierno no han convenido una eventual concentración de tropas para un cese del fuego anterior a ese momento.

Precisamente por esto, un cese bilateral en Año Nuevo implica que el Gobierno y las Farc cedan en la ubicación de los guerrilleros en ciertos puntos.

Una posibilidad es que la organización armada acepte agrupar sus 63 frentes y que el Gobierno admita un mayor número de áreas de concentración de las que ha calculado para cuando se firme la paz: cerca de 25.

En todo caso, como afirma Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos, el cese bilateral del fuego con las Farc significa “una de las operaciones de verificación más grandes del mundo”. Esta tarea estaría a cargo de la ONU y Unasur.

Cerrar punto de víctimas

Pero si bien el presidente Santos mencionó el cierre del punto del fin del conflicto –quinto en la negociación y tercero en la agenda– como condición para que a partir del primero de enero se dé un cese bilateral del fuego, está claro que también debe estar concluido el de víctimas.

Ya hay un acuerdo sobre justicia, aunque con puntos que el Gobierno busca precisar, como el alcance de la restricción de libertad para los jefes de las Farc involucrados en delitos graves.

También está claro que se creará una Comisión de la Verdad, pero aún no se sabe cómo se cumplirá el componente de reparación que exige la justicia transicional. Esto tendría que estar definido.

No es la primera vez que Santos le abre la puerta a la posibilidad de un cese bilateral del fuego con las Farc antes de la firma del pacto final de paz.

Ya en marzo de este año lo había hecho, en medio de la primera tregua unilateral e indefinida de la guerrilla, que se rompió en abril con el ataque a un grupo de militares en el Cauca.

Un cese bilateral del fuego también ha estado condicionado al cumplimiento de la última tregua unilateral, que comenzaron las Farc el 20 de julio. Según el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), en estos tres meses el promedio mensual de muertes asociadas al conflicto se ha reducido en 82 por ciento, con 30, mientras que el promedio mensual desde 1975 había sido de 169 muertos.

Por lo demás, un cese bilateral del fuego con las Farc se convertiría en una nueva presión para el Eln, que el lunes pasado, en medio de los diálogos con el Gobierno para concretar una negociación de paz, mató en Boyacá a 11 militares y un policía.

Congreso socializa proyecto en Cuba

Con el fin de socializar la reforma constitucional que busca facilitar la implementación de los acuerdos de paz, un grupo de 12 congresistas viajará hoy a Cuba.

EL TIEMPO supo que los legisladores también explicarán a los guerrilleros la inconveniencia de comprometerse en una constituyente como mecanismo de refrendación de los acuerdos. (Lea también: Congresistas hablarán con delegados de las Farc conbre acto para implementación de acuerdos)

El copresidente de la Comisión de Paz del Senado Roy Barreras dijo que al Congreso le parece “oportuno socializar con la mesa de diálogo, y particularmente con la delegación de paz de las Farc, los temas concernientes al acto legislativo. Nos parece de la mayor importancia que conozcan lo que el Congreso de manera autónoma viene haciendo para garantizar los acuerdos de paz”, dijo Barreras.

El jefe del equipo negociador de las Farc, ‘Iván Márquez’, dijo en Twitter que la guerrilla espera que la visita de los legisladores abra “caminos a la asamblea nacional constituyente, el más sólido fundamento de la paz”.

En la delegación hay congresistas de varios partidos, entre ellos ‘la U’, liberales, conservadores, Polo, ‘verdes’ y Opción Ciudadana.

Este diario pudo establecer que en Cambio Radical había una intensa discusión interna sobre la conveniencia de viajar a Cuba.

Ayer también, el pleno del Senado aplazó la votación de la enmienda constitucional que desarrollaría los acuerdos de paz, la cual atraviesa su segundo de ocho debates.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
En Twitter: @MarisolGmezG

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.