La polémica cerca que creó de Austria por la llegada de refugiados

La polémica cerca que creó de Austria por la llegada de refugiados

La idea es evitar el cruce "descontrolado" de inmigrantes y "redirigirlos" hacia un punto concreto.

notitle
28 de octubre 2015 , 07:07 p.m.

El Gobierno austriaco decidió recurrir - como otros países europeos-, a una cerca, en su frontera con Eslovenia, para controlar la llegada de refugiados, aunque insiste en que esta medida no supone bloquear el paso ni tiene nada que ver con el cierre fronterizo aplicado por la vecina Hungría.

Aunque la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, recurrió a un eufemístico “medidas de edificación” al describir esa futura valla, tanto ella como el resto del Gobierno llamaron por su nombre a lo que Austria va a construir en la frontera. “No es una valla alrededor de Austria. Es una medida de seguridad técnica que no encapsula a Austria”, aseguró el canciller federal, Werner Faymann.

Mikl-Leitner insistió en declaraciones a la emisora pública ORF, en que no se trata de impermeabilizar la frontera, sino de instalar esas “medidas técnicas” para asegurar una entrada “controlada y ordenada” de los refugiados. Agregó que hay que tomar “precauciones” si la llegada de refugiados se agrava en las próximas semanas.

La responsable de Interior incluso opinó que en las últimas semanas algunos refugiados se han mostrado “más impacientes, agresivos y emocionales”.

El portavoz del ministerio del Interior, Karl-Heinz Grundböck, explicó que la idea es evitar el cruce “descontrolado” de refugiados y “redirigir” el flujo hacia un punto concreto.

Los refugiados de países en conflicto de Oriente Próximo que llegan a Austria pasan antes por países de mero tránsito: Eslovenia, Croacia, Serbia, Macedonia, Grecia y Turquía, en una larga marcha por la llamada ruta de los Balcanes.

Aunque Austria también es país de destino para un estimado 5 por ciento de los refugiados, la mayoría de estas personas desea seguir su camino hacia Alemania para pedir allí asilo. Con todo, en lo que va de año unas 63.000 personas han pedido ya asilo en Austria y se espera que hasta diciembre suba a 85.000, el triple que en el 2014.

Se trata de cifras proporcionales a la vecina Alemania, que con sus más de 80 millones de habitantes espera recibir este año 800.000 solicitudes de asilo. En proporción, solo Suecia tiene más asilados todavía, con unos estimados 190.000 que se esperan este año.

En los últimos días, las autoridades alemanas, sobre todo las del estado federado de Baviera, han ido elevando el tono de las críticas a Austria, a la que acusan de enviarles sin control ni aviso previos a miles de refugiados cada día.

“El comportamiento de Austria no ha sido correcto en los últimos días”, manifestó el ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, al repetir las quejas bávaras.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.