Metal Gear Solid V, una obra maestra

Metal Gear Solid V, una obra maestra

La última entrega de la saga combina elementos de acción, aventura y estrategia.

notitle
28 de octubre 2015 , 03:58 p.m.

Resumen

Lo mejor: La historia es apasionante. Cuenta con un mapa enorme y numerosas misiones. El aspecto gráfico resalta por su realismo y el sonido aporta suspenso. Se hace un buen uso de las cinemáticas, pero no se abusa de ellas. El juego conjuga pasajes donde se demanda paciencia con otros de acción pura y frenética.

Por mejorar: Algunas misiones son repetitivas. Los mapas también suelen repetirse. Si a usted le gusta la acción pura, puede que este juego le demande más paciencia de la que le gustaría.

 

9,8

Excelente

Aunque en 2015 no se han lanzado tantos títulos para consolas como los seguidores de los videojuegos quisieran, ha sido un año marcado por obras maestras. Elegir el juego del año va a ser difícil. En marzo alabamos la apuesta de Bloodborne y hace cinco meses nos rendimos ante el desborde de calidad de The Witcher 3. Ahora, el turno es para Metal Gear Solid V: Phantom Pain.

La última entrega de la saga más conocida del género de infiltración y sigilo combina elementos de acción, aventura, estrategia y hasta recolección de recursos. Hay gran libertad de movimientos y eso se conjuga con un guion magistral.

El juego inicia con el despertar de Big Boss en un hospital de Chipre, tras nueve años de inconsciencia producto de un ataque. Durante esta fase del juego, que obra a modo de tutorial para familiarizarse con los controles y la dinámica esencial del título, se proyectan escenas de factura magistral y es difícil no sentir inmediata satisfacción por el impacto emocional que generan los eventos planteados y los personajes esbozados. Desde el prologo se comprende que se trata de una producción cargada de suspenso, acción y aventura. El objetivo es escapar de centro de salud y un batallón de enemigos intentará impedirlo.

Una vez se concluye ese pasaje, llegamos a Afganistán, donde nos solicitan rescatar a un viejo compañero de filas. En ese momento, tomamos total control de la aventura y se ponen a pruebas nuestras habilidades estratégicas.

Por momentos, podremos recorrer el mapa a nuestras anchas. En otras fases nos sentiremos como parte de una serie televisiva perfectamente diseñada para atraparnos con sus giros dramáticos y sus personajes llenos de contradicciones y conflictos morales.

Su creador, Hideo Kojima, logró un producto capaz de emocionar a cualquiera, con escenarios enormes, y un vasto abanico de misiones principales y secundarias. Funciona con el motor FoxEngine y el resultado es asombroso.

En el apartado gráfico, esta entrega de Metal Gear Solid destaca por su realismo, con un manejo preciso de la iluminación, con entornos dinámicos y llenos de vida. Hay día y noche, hay lluvia y sequía.

Este notable apartado gráfico se complementa con un sistema de controles fluido y diverso. Big Boss (o Snake), el protagonista, tiene un amplio conjunto de movimientos que elevan el realismo de la experiencia de juego.

Esto se ve acompañado de un apartado sonido acorde con el tono de los acontecimientos que se desarrollan ante nosotros.

Es un título donde se premia el sigilo, aunque existe la posibilidad de completar las misiones de diversas formas. Si prefiere un enfrentamiento directo con los enemigos, puede elegir ese camino, pero no le resultará nada fácil alcanzar los objetivos por esa vía.

Los enemigos gozan de una excelente inteligencia artificial y es difícil engañarlos. Snake recorre los mapas con el apoyo de cuatro posibles compañeros: un caballo, un perro, una mujer exuberante armada de un rifle de francotirador y un robot que se puede ir mejorando misión a misión.

Para completar cada misión, se debe seleccionar a un compañero. Las fortalezas y debilidades de cada uno cambian por completo la dinámica de cada objetivo por cumplir.

Entre misiones, es posible descansar en una base central o Mother Base. Estas instalaciones crecen a medida que recolectamos recursos y reclutamos soldados. Esta faceta del juego recuerda a los clásicos de estrategia del corte de 'Age of Empires' o a lo que vimos en Fallout Shelter. Contar con una base de mayor envergadura ayuda a que dispongamos de más material (armas u otros enseres) para completar las misiones.

En otras palabras, en Metal Gear Solid existe una pequeña ciudad de la que somos líderes y ese reto adicional extiende la duración de la experiencia.

La historia central garantiza unas 40 horas de juegos. Si se suman las misiones secundarias, la duración se eleva a más de 100 horas. Algo muy parecido a lo visto en The Witcher III.

El punto débil del juego es que demanda paciencia. Algunas fases del juego se sienten repetitivas y el desarrollo es lento. Para un amante de la acción pura y sin pausas, puede no ser el tipo de planteamiento preferido.

¿Es el juego del año? Es pronto para decirlo, pero sin duda es una obra maestra.

Resumen técnico
Desarrollador:
Kojima Productions
Distribuidor: Konami
Motor: Fox Engine
Plataformas: Xbox 360, Xbox One, Microsoft Windows, PlayStation 3, PlayStation 4
Género: Sigilo, aventura y acción
Multijugador:
Fecha de lanzamiento: 1 de septiembre
Director: Hideo Kojima
Precio: Entre 170.000 y 200.000 pesos

TECNÓSFERA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.