En el sitio del ataque está el punto de votación más alejado de Boyacá

En el sitio del ataque está el punto de votación más alejado de Boyacá

A Bócota, caserío de indígenas u'wa, se llega tras tres días a pie o caballo.

27 de octubre 2015 , 09:18 p.m.

Tras dos o tres días de un camino quebrado e inhóspito que parte del casco urbano de Güicán, a pie o a lomo de mula, se llega a Bócota, caserío donde el lunes ocurrió el ataque del Eln que dejó 11 soldados y un policía muertos, 7 heridos y 2 secuestrados. El lugar no supera las 10 viviendas.

El territorio es un resguardo indígena, pero también hace parte del Parque Nacional Natural El Cocuy. Está a medio camino entre la selva del piedemonte llanero y las nieves cada vez más escasas por el calentamiento global, y los pocos pobladores son nativos de la comunidad indígena u’wa. Viven de la agricultura y las artesanías hechas con fique. (Lea también: Eln reinvidica su responsabilidad en el ataque militar en Boyacá)

El único camino por el que se puede llegar al lugar es una ladera empinada, estrecha, despoblada y semidesértica.

A unas seis horas de allí está Bachira, el otro lugar donde las autoridades electorales instalan una mesa de votación para permitir que la comunidad indígena ejerza su derecho al voto. Este caserío está compuesto por 12 casas, un puesto de salud y una escuela.

La única forma de comunicación de la zona son los radios militares y los teléfonos satelitales. El clima es cálido y semiselvático y, al igual que en Bócota, sus habitantes viven de la siembra de tubérculos, maíz y plátano.

La topografía quebrada y los fuertes vientos que se registran de manera constante en la región dificultan la aproximación de aeronaves, de ahí que la operación para rescatar a las víctimas del ataque se haya dificultado.

Tanto Bócota como Bachira limitan con Arauca. De hecho, a estos caseríos los separa el río Cubugón del vecino departamento, de donde se cree pudo haber llegado el grupo de guerrilleros del frente ‘Adonay Ardila Pinilla’ del Eln, que históricamente ha ocupado esos territorios.

Las autoridades trabajan sobre la hipótesis de una posible retaliación de este grupo al margen de la ley contra el Ejército, que hace tan solo un mes capturó a cinco integrantes de esa guerrilla, entre ellos a alias Nilson, a quien las autoridades le atribuyen los recientes ataques a la Policía en el Cocuy y Tasco.

TUNJA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.