Iniciar un negocio en Colombia, dolor de cabeza para emprendedores

Iniciar un negocio en Colombia, dolor de cabeza para emprendedores

Así lo dice informe 'Doing Business', que asegura que pese a reformas aún es un proceso engorroso.

notitle
27 de octubre 2015 , 08:54 p.m.

Iniciar un negocio, registrarlo, obtener un permiso para comprar una propiedad si se desea expandirlo, pagar impuestos, acceder a un crédito y exportar son requisitos que no han dejado de ser un dolor de cabeza para los innovadores en Colombia.

Si bien el país ha hecho reformas para facilitarles el camino a los emprendedores, el proceso de construir una empresa, y por esta vía generar empleo y ayudar a impulsar la economía, sigue siendo engorroso en el país.

Así lo muestra el informe ‘Doing Business 2016’, presentado ayer por el Banco Mundial, según el cual Colombia pasó del puesto 52 al 54 en un escalafón de 189 países, retrocediendo así dos lugares.

La posición es aún más llamativa, teniendo en cuenta que, durante el año pasado, en esta nación se anunció con bombos y platillos que solo teníamos 33 países por encima en el famoso indicador, tras ocupar el puesto número 34, y ahora tenemos 53 países arriba. Esto se debe, según explicó Augusto López-Claros, director del grupo de indicadores globales del Banco Mundial, a que hubo un cambio en la metodología para obtener los datos.

Es así como en el escalafón presentado ayer, cuya fecha de corte es el primero de junio de 2015, los países que ocupan los diez primeros lugares son Singapur, Nueva Zelanda, Dinamarca, Corea, Hong Kong, el Reino Unido, Estados Unidos, Suecia, Noruega y Finlandia.

Cuarto en la región

En el contexto de América Latina, Colombia aparece mejor posicionada, toda vez que entre sus vecinos se ubica en el cuarto lugar, después de México (puesto 38), Chile (48) y Perú (50).

Una de las razones por las cuales Colombia bajó dos casillas, según lo expresado por López-Claros, es que “otros países están haciendo mejores cosas”.

No obstante, esta nación también ha adoptado reformas, en los últimos 12 años, relacionadas con todas las áreas que mide el ‘Doing Business’, lo que ha contribuido a avanzar en la década, teniendo en cuenta que en un año como el 2005 era necesario realizar 70 pagos anuales para cumplir con la obligación tributaria, y hoy solo se requieren 11.

El Banco Mundial destaca, por ejemplo, la reforma tributaria del 2012, que les redujo a los empleadores los impuestos sobre la nómina (le quitan a las empresas el 8 por ciento, del 12 por ciento sobre el salario, que es el costo de la salud del empleado, cuando su ingreso es inferior a 10 salarios mínimos).

Esta medida hizo que el pago de impuestos sea menos costoso para las empresas, aunque, en esta área en particular, el país quedó en el puesto 136 del escalafón.

Este trámite para las empresas es precisamente uno de los que señala López-Claros como uno de los desafíos para el país, aunque los avances se observan en la reducción de horas que les toma el cumplimiento de la obligación: en el 2004, las empresas en Colombia tardaban 456 horas (19 días) en cumplir esta tarea, y en el 2015 la cifra se redujo a 239 horas (10 días).

Vale la pena destacar que, en el país que ocupó el primer lugar en el ‘Doing Business’, Singapur, los empresarios se tardan 83 horas al año (3 días) en pagar todos los impuestos.

Por el lado de Colombia, la mejoría, según explicó López-Claros, se debe a la introducción de mecanismos electrónicos para hacer los principales pagos tributarios. No obstante, el uso de estas herramientas no se ha logrado masificar aún, y, según agregó el funcionario del organismo internacional, también puede contribuir a que este indicador no mejore el hecho de que no se logre una mayor recaudación.

Tal panorama refleja la inequidad tributaria que hay dentro del sector empresarial, pues solo unas pocas aportan impuestos, lo que hace que, según el ‘Doing Business’, la carga del total de impuestos sea del 69 por ciento de las ganancias.

Facilidad crediticia

En Colombia se adoptaron normas para que los inversionistas locales puedan acceder más fácilmente a un crédito. Esto se hizo a través de la ley sobre garantías mobiliarias (amplía el rango de activos que pueden usarse como garantía para respaldar un empréstito).

El ‘Doing Business’ solo menciona esta reforma y, aún así, este es el mejor indicador que tiene el país (puesto número 2 después de Nueva Zelanda) y el que más impulsó la posición general de Colombia.

Muchos retos

Los indicadores en los que más se raja el país son cumplimiento de contratos (puesto 180), aunque se adoptaron mecanismos para simplificar y acelerar los procedimientos judiciales en disputas comerciales.
Pero la realidad que viven los empresarios en este aspecto es que la demora para finiquitar este trámite es de 1.288 días y el costo, del 45,8 por ciento de lo que se va a reclamar. En Singapur, donde menos se demora una empresa para hacer cumplir un contrato, se tardan 150 días.

Según López-Claros, “no hay muchos países en el mundo en los que se tome tanto tiempo, casi tres años, hacer cumplir un contrato. Hay mucho por hacer en este proceso”.

Comercio exterior

De igual manera, resulta una dificultad para los empresarios un punto clave para la expansión de estas: el comercio transfronterizo. En este aspecto, Colombia ocupó el puesto 110, debido principalmente a los altos costos del transporte para importar y exportar y a la cantidad de tiempo que esta actividad requiere.
Con estos indicadores, Colombia obtuvo un puntaje de 70,43 puntos sobre 100, frente a los 69,89 que tenía en el anterior informe.

El país que lleva la delantera en el ‘Doing Business’ tiene un puntaje de 87,34, lo que señala que la calificación de Colombia aún está en niveles regulares.

Espacio para mejorar

Augusto López-Claros respondió inquietudes sobre los resultados de Colombia en el ‘Doing Business’.

En 2014 hubo un cambio tributario fuerte que incrementó impuestos a las empresas. ¿Se alcanza a reflejar en este informe?
Cualquier cambio después de junio del 2015 sería reflejado en el informe del próximo año.

¿Cree usted que en el informe del próximo año, el país podría volver a perder posiciones?
Los países están continuamente examinando las buenas prácticas y hay cierto grado de competencia para mejorar el ambiente empresarial. Por lo tanto, lo que sucederá no se puede predecir. Más aún, porque influye mucho lo que hagan los demás países, pero aspectos como el nuevo Estatuto Aduanero en Colombia podrían aliviar el ambiente para las empresas. Sin embargo, soy reticente a garantizar una subida en el escalafón del próximo año.

Si hubo mejoría en el país, ¿por qué no se ve reflejada en creación de empresas o expansión de las mismas?
Los inversionistas, los extranjeros en particular, responden al ambiente institucional y legal de un país, pero hay otros aspectos que para ellos son importantes. El tamaño de la economía y el dinamismo de esta, por ejemplo. Colombia tiene tareas por hacer, se puede mejorar siempre en la creación de un ambiente más atractivo para hacer empresa.

¿Qué efecto tendrá sobre los indicadores del DB la crisis de los ‘comodities’?
Por esta situación, Colombia se ha visto afectada en temas como el ingreso tributario, pero esta crisis no impide que el Gobierno siga haciendo reformas. Por el contrario, las crisis pueden ser motivadora para hacer más en el terreno de las reformas en pos de cualificar el entorno de la empresa, porque hay urgencia de revitalizar el crecimiento económico.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.