Hologramas sonoros, el nuevo método para lograr mover objetos

Hologramas sonoros, el nuevo método para lograr mover objetos

Expertos hicieron levitar una partícula a partir de ondas sonoras de alta intensidad y precisión.

notitle
27 de octubre 2015 , 08:48 p.m.

Un objeto puede levitar o moverse sin que nada lo toque gracias a los hologramas sonoros creados por un grupo de expertos liderados por el español Asier Marzo, que han dado lugar al primer rayo tractor sónico, según un artículo publicado ayer en Nature Communications.

Marzo, estudiante de doctorado de la española Universidad Pública de Navarra y afiliado a la Universidad de Bristol, destacó que otra de las contribuciones del artículo es haber demostrado que el principio holográfico también se aplica al sonido, porque “al fin y al cabo tanto la luz como el sonido son ondas”.

Los investigadores usaron 64 altavoces en miniatura para crear ondas sonoras de alta intensidad y precisión. “El sonido es una onda mecánica, puede ejercer fuerza sobre un objeto. Se nota cuando estás en un concierto con la música muy alta y el pecho te vibra”, explicó Marzo.

Para hacer levitar una partícula hay que ejercer fuerzas convergentes desde todas las direcciones, “por así decirlo, atraparla”, y la única forma de lograrlo es crear un campo de sonido tridimensional que la envuelva. De esta manera, los expertos crearon un holograma acústico, que no se ve ni se oye (se usan ultrasonidos), el único efecto que se puede percibir es la fuerza que ejerce sobre las partículas.

El equipo de expertos ha descubierto que existen tres tipos de hologramas acústico óptimos que funcionan como rayos tractores para levantar partículas: con forma de pinza, de tornado y de jaula de alta intensidad. Marzo, que empezó con este proyecto hace un año, recordó que en Bristol ya se hacía levitación acústica tradicional, es decir, con dos dispositivos colocados frente a frente para rodear la partícula, y su reto fue lograr la levitación con un solo dispositivo plano.

El profesor de ultrasonidos de Bristol Bruce Drinkwater explicó, en un comunicado, que “todos sabemos que las ondas sonoras pueden tener efectos físicos. Pero aquí hemos logrado el control del sonido hasta un punto nunca antes logrado”. 

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.