Elegido y electo / El lenguaje en el tiempo

Elegido y electo / El lenguaje en el tiempo

Consejos de ortografía de Fernando Ávila, delegado para Colombia de la Fundéu BBVA.

27 de octubre 2015 , 05:53 p.m.

El verbo elegir tiene dos participios, uno regular, elegido, y otro irregular, electo. El regular se suele usar más para las formas compuestas del verbo, fue elegido, salió elegido, resultó elegido, han elegido, y el irregular, como adjetivo para referirse a la persona elegida para un cargo del que aún no ha tomado posesión, gobernador electo, alcalde electo.

Esa particularidad no es exclusiva del verbo elegir. Existen otras parejas de participios de un mismo verbo, como atendido y atento, “Fue atendido por la secretaria”, “Es un participante atento”; bendecido y bendito, “Está bendecido por Dios”, “Ese bendito novio que consiguió me preocupa”; confundido y confuso, “Sigue confundido con las cifras”, “Es un asunto confuso”.

En la redacción judicial se suele usar el participio confeso para referirse al delincuente que ha aceptado su culpa, “El confeso narcotraficante delató a sus secuaces”, sin descartar el uso del participio regular, confesado, para las locuciones verbales, “El narco había confesado ya algunas de sus fechorías”.

La duda habitual sobre la conveniencia de usar imprimido o impreso se ha ido resolviendo a favor del irregular, que se prefiere tanto cuando va como adjetivo, “El libro impreso en Bogotá se ha vendido bien”, como cuando va en el núcleo verbal de la frase, “El libro fue impreso en Bogotá”, a pesar de que es igualmente válido “... fue imprimido...”.

Nonagésimo novena

Cita: “Y a la nonagésimo novena noche se levantó y partió con destino incierto”.
Comentario: El femenino del número ordinal 99.ª tiene dos formas, pegado (univerbal), nonagesimonovena, y separado (pluriverbal), nonagésima novena. La forma univerbal solo lleva la -a del femenino en el último término, -novena, mientras que la forma pluriverbal lleva la -a del femenino en los dos términos, nonagésima novena.
En consecuencia, se debió escribir “Y a la nonagésima novena noche…”.

Fernando Ávila
Experto en redacción y creación literaria

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.