El jefe del Eln detrás de la masacre en la Sierra Nevada del Cocuy

El jefe del Eln detrás de la masacre en la Sierra Nevada del Cocuy

Gustavo Aníbal Quinchía, el comandante 'Pablito', es el responsable del repunte de esta guerrilla.

notitle
27 de octubre 2015 , 09:12 a.m.

Desde el 2009, en el estado de Apure (Venezuela), región separada de Colombia por el río Arauca, Gustavo Aníbal Quinchía, el comandante ‘Pablito’ del Eln, se mueve tranquilamente. Ese año el guerrillero protagonizó una cinematográfica fuga con la que, desde entonces, ha logrado evadir a las autoridades.

'Pablito' no solo es el jefe del Eln al que las autoridades le atribuyen el repunte de esa guerrilla en los últimos años (pasó de 49 ataques en el 2010 a 159 el año pasado). También está detrás del ataque que ese grupo subversivo protagonizó ayer en la madrugada, a 24 horas de las elecciones, cuando guerrilleros atentaron contra una comisión de la Registraduría en la Sierra Nevada del Cocuy. (Lea: Ataque a misión electoral es el más grave del Eln en los últimos años)

En el hecho murieron 11 militares y un policía que prestaban seguridad a la comisión electoral. Otros tres militares del Batallón de Alta Montaña quedaron heridos.

Los investigadores han dicho que 'Pablito', también responsable de otros ataques en el último año en Arauca contra las Fuerzas Armadas, se mantiene entre El Amparo, un caserío venezolano frente al malecón de Arauca y Elorza, en donde supuestamente tiene campamentos y fincas ganaderas.

En enero pasado ‘Pablito’ entró al Comando Central (Coce), que es el secretariado de ese grupo subversivo. Su nombramiento se dio en la quinta conferencia de esa guerrilla –a comienzos de año– y desde entonces ha afianzado su influencia de cara a una eventual negociación de paz.

Fuentes de inteligencia y de la Dirección de Contexto de la Fiscalía, que investiga 15.000 crímenes atribuidos a esa guerrilla, señalan que ‘Pablito’ no solo es quien maneja gran parte de los recursos económicos de la organización, sino que bajo su mando están 500 de los cerca de 1.500 hombres del Eln en todo el país, y es el jefe que mayor ascendiente tiene entre los rasos del grupo guerrillero.

Por 'Pablito' se ofrece una recompensa de 1.700 millones de pesos y por eso ha tomado varias medidas para evitar que lo capturen como sucedió en el 2008. Desde entonces, las autoridades dicen que ya no manda a buscar mujeres rubias –su debilidad de años– y redobló sus anillos de seguridad con campesinos e indígenas provenientes de comunidades en las que suele repartir alimentos y dinero. Aunque es innegable su popularidad, esta no es menor que el miedo que produce.

De los seis jefes de frentes del Eln, 'Pablito' es el único que aplica la ejecución de sus propios hombres a través de consejos de guerra. La Fiscalía también lo señala de ordenar los asesinatos de 150 mujeres tras señalarlas de tener relaciones sentimentales con soldados o policías.

Aunque ‘Antonio García’ sigue siendo reconocido como el jefe militar del Eln, expertos advierten que ‘Pablito’ es un poder creciente que le hace sombra. Tanto así que el pase al Coce, además del reconocimiento a su fuerza en la organización, buscaría también evitar que empiecen a rondarlo ideas de romper cobijas con sus antiguos mandos.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.