Las dos corrientes que se disputaron los municipios en Antioquia

Las dos corrientes que se disputaron los municipios en Antioquia

Entre el Centro Democrático y la Unidad Nacional se dividieron las alcaldías del departamento.

notitle
27 de octubre 2015 , 08:25 a.m.

Por la multiplicidad de estilos, de idiosincrasias, e incluso por la geografía agreste y la difícil movilidad, Antioquia es un territorio modélico para prever cómo gobernar un país.

Así lo expresa Miguel Jaramillo, director del Instituto de Estudios Metropolitanos y Regionales de la Universidad Pontificia Bolivariana, para quien la anterior idea le impide hacer un balance general de qué pasará en las nueve subregiones del departamento después de elecciones, sin antes detenerse en una variedad de particularidades.

Por ejemplo, en los municipios del Urabá, primaron las coaliciones entre partidos tradicionales, el Centro Democrático, Cambio Radical y La U. En el Bajo Cauca ganó Opción Ciudadana, mientras el Norte fue el reinado del Partido Liberal.

No obstante, continúa Jaramillo, hay tendencias que se mantienen entre alcaldías municipales: las tensiones entre las fuerzas de la Unidad Nacional y el Centro Democrático, y el territorio que ganaron los conservadores en Antioquia.

Sobre este último aspecto, cabe anotar que el partido fue el tercero con mayor intención de voto en alcaldías en Antioquia, incluso superior a La U, Partido Liberal y Cambio Radical, si se cuentan de manera individual, no en coalición.

El Conservador obtuvo 233.084 votos en alcaldías del departamento (el 10,17 por ciento del total entre partidos y uniones de partidos). Mantuvo su liderazgo en el occidente, en municipios como Frontino, mientras se sostuvo en la triada de Jericó, Támesis y Jardín.

Para el experto, lo anterior es clave desde la agenda de paz del presidente Juan Manuel Santos, pero además, si se suma a la también amplia intención de votos del ‘santismo’ (casi el 25 por ciento del total, uniendo a La U, al Liberal y a Cambio Radical), podría ser el inicio de un retorno a los partidos tradicionales en las regiones a través de los hijos de las viejas figuras.

Por otra parte, la disputa entre la Unidad Nacional y el Centro Democrático en el departamento es clara en la Asamblea.

En el último cuatrienio, la corporación se dividió en siete bancadas políticas: Partido de la U, con siete diputados; Partido Conservador, con el mismo número; Partido Liberal, con cinco; Partido Verde, con tres; Cambio Radical con dos; Partido de la ASI con uno, y Polo Democrático con uno.

Con el escenario posterior a las votaciones del domingo, la estructura cambia de manera significativa. El Centro Democrático, que no obtuvo ni una curul en las elecciones anteriores, recibió el 19,56 por ciento de los votos (un total de 371.096) y se quedó con siete curules.

En las alcaldías, el partido fue también el que obtuvo mayor intención de voto (con el 20,3 por ciento del total) y continúa fuerte en el suroeste y en el oriente del departamento.

Para Santiago Leyva, jefe del departamento de Gobierno y Ciencias Políticas de la Universidad Eafit, el partido se empieza a consolidar como fuerza política. “El mérito que tiene es que avanza con acceso a menos recursos, porque ya no depende del orden nacional, y pasa de ser un movimiento carismático que sigue a un líder a ser una fuerza por sí misma”.

Leyva continúa con que no hay duda de que el Centro Democrático queda con un equipo en Asamblea, concejos y alcaldías desde donde es posible consolidar un proyecto político. El reto será hacerlo sin recursos nacionales, sino como partido regional.

Sea cual sea el paisaje político después de las elecciones, para Miguel Jaramillo cualquier municipio tendrá tres retos ineludibles durante el próximo cuatrienio. El primero, el posdiálogo, con imperativos como el uso de tierras, la construcción de memoria en relación con víctimas y victimarios y las alternativas productivas en municipios para personas que dejen el conflicto.

Después, viene la movilidad regional. Los alcaldes deberán seguir presionando al gobierno departamental para que los conecten con los grandes proyectos de infraestructura de Antioquia. Por último, estará que los municipios accedan, de acuerdo a sus necesidades, a oportunidades. 

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.