Caos y pánico provocó terremoto en Pakistán y Afganistán

Caos y pánico provocó terremoto en Pakistán y Afganistán

El recuerdo del terrible sismo de 2005 alertó a los habitantes. Siguen tareas de rescate.

notitle
26 de octubre 2015 , 07:39 p.m.

El sismo que sacudió el sur de Asia ayer dejó cerca de 280 muertos en Pakistán y Afganistán –incluidas 12 niñas afganas que perecieron en una estampida provocada por el pánico–, y más de mil heridos, según balances oficiales.

El temblor, de una magnitud de 7,5 grados, tuvo su epicentro cerca de Jurm, en la región del Hindu Kush, a 250 kilómetros de Kabul, y a una profundidad de 212,5 kilómetros, según indicó el Instituto de Geología de EE. UU. (USGS).

El movimiento telúrico, que duró casi un minuto, sacudió edificios de Kabul, Nueva Delhi e Islamabad y provocó desplazamientos de pánico en la población. El balance provisional era de al menos 63 muertos en Afganistán.
En el vecino Pakistán, las autoridades locales y provinciales dieron cuenta de al menos 214 fallecidos y más de 1.800 heridos.

“Fue terrible. Me recordó 2005”, dijo una mujer de unos 50 años, que salió corriendo de su casa en el centro de la capital Islamabad.

Hace 10 años, el 8 de octubre del 2005, un terremoto de magnitud 7,6, con un epicentro próximo al del sismo de ayer, causó la muerte de 75.000 personas y dejó a más de 3,5 millones en la calle. El número de víctimas aún podría aumentar, avisó el responsable del gobierno provincial de Khyber Pakhtunkhwa (noroeste), una de las zonas más afectadas por el temblor.

“Toda la provincia está en alerta, y los hospitales se hallan en estado de emergencia, pero aún es demasiado pronto para dar un balance”, dijo Pervez Khattak, ministro de esa provincia.

“Nunca había sentido un terremoto tan fuerte en mi vida”, dijo Mohamad Rehamn, un habitante de Peshawar (noroeste de Pakistán), de 87 años. La labor de los socorristas se ve dificultada por la falta de comunicaciones y la fragilidad de las infraestructuras de la región.

“La cantidad de víctimas no debería ser tan importante como en 2005, pues el hipocentro esta vez era mucho más profundo”, dijo un responsable de la autoridad paquistaní de catástrofes naturales.

En Afganistán, en la provincia de Tajar (noreste), un grupo de colegialas, presas del pánico, “se precipitaron para salir” de su escuela durante el terremoto y provocaron una estampida que dejó 12 fallecidas y 35 heridas, señaló Enayat Naweed, director del departamento de Educación local. En el hospital, sus familiares “estaban tan afligidos” que no dejaron que las autoridades tomaran los nombres de las víctimas, explicó Hafizulá Safaï, responsable provincial de los servicios sanitarios.

El terremoto también causó la muerte de 30 personas en la provincia de Kunar (este), de 10 en Nangarhar (este), nueve en el Badajshan (noreste) y dos en la provincia de Baghlan (noreste).

“Los primeros informes muestran un importante número de personas muertas, y enormes pérdidas financieras en Badajshan, Tajar, Nangarhar, Kunar y en la capital, Kabul”, dijo el primer ministro afgano, Abdulá Abdulá.
Afganistán sufre a menudo terremotos, en particular en el macizo del Hindu Kush, que se sitúa en la falla entre las placas tectónicas india y euroasiática. 

INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.