'Seguiré montando cicla, hasta que la salud me lo permita': Botero

'Seguiré montando cicla, hasta que la salud me lo permita': Botero

Santiago Botero sigue vinculado con el ciclismo como referente de esta disciplina recreativa..

notitle
26 de octubre 2015 , 04:24 p.m.

 Sentir la adrenalina que experimentan los ciclistas profesionales durante las grandes competencias es lo que podrán vivir los colombianos que vayan a participar en la cuarta versión de La Ruta Colombia Sura Gran Fondo-Parada de la Sabana, que tendrá lugar el próximo 15 de noviembre.

En esta oportunidad, la Sabana de Bogotá será el escenario en donde los participantes tendrán la oportunidad de medir sus fuerzas en un caballito de acero, saliendo todos desde el interior de la Catedral de Sal de Zipaquirá y regresando a este municipio.

Para esta versión se espera que participen unas 2.500 personas entre nacionales y extranjeros, dice Santiago Botero, campeón mundial de la prueba contrarreloj, en Zolder (Bélgica), y líder e imagen del evento, quien en diálogo con EL TIEMPO fuera de explicar los alcances y objetivos que se tienen con esta competición, señala que a pesar de estar retirado del ciclismo activo, sigue practicándolo hasta que la salud lo deje.

¿Santiago, cómo se vinculó a este certamen?

Me vinculé porque un amigo Pablo González, que es muy afín al ciclismo me invitó a generar un espacio en donde los ciclistas recreativos pudieran participar, divertirse y estar con los amigos. Además, donde puedan competir sin generar una rivalidad como tal, sino simplemente que sea de esparcimiento.

Fue un conjunto de cosas que vimos que en Colombia no había un escenario para ellos y, de ahí, surgió la idea. Es así, que con la que se realizará el 15 de noviembre vamos a completar la cuarta versión. Igualmente, hago parte de este certamen como imagen comercial del mismo.

¿Esta carrera es una idea netamente colombiana?

No, es una réplica de otras que se realizan en diferentes partes del mundo. Obviamente, tiene las características para el territorio colombiano, en cuanto a su organización, diseño y funcionamiento. Pero posee muchos elementos de certámenes similares como el que se hace en España que es la Quebrantahuesos; Italia, la Maratón de las Dolomitas o el Gran Fondo de New York en Estados Unidos, entre otros.

Este certamen no es una competencia, sino un espacio para promover los estilos de vida saludable y el deporte aficionado, por eso, habrá unos segmentos en el trayecto en los cuales se hará una medición electrónica de tiempos. El recorrido tendrá tres premios de montaña, para los que hagan el Gran Fondo, en donde se marcarán unos resultados parciales y la sumatoria de estos le dan un puesto a cada participante en la competencia.

¿Dónde se realizaron las tres primeras versiones?

Inicialmente surgió en Antioquia, donde se realizó la primera versión, la segunda fue en el Eje Cafetero (Armenia saliendo y volviendo a Panaca); la tercera se hizo el 17 de mayo de este año en el oriente antioqueño y esta nueva que se hará en la Sabana de Bogotá.

¿Cuántos participantes esperan tener en esta versión?

En la última que se hizo asistieron 1.800 personas y para esta aspiramos 2.500. Las inscripciones están abiertas, pero ya se tiene un buen guarismo de anotados. Pero confiamos que el mayor número de registrados se presente en las últimas dos o tres semanas.

¿Cuántas categorías tendrá este certamen?

Habrán tres categorías la Sportive, que es de 60 kilómetros, con un nivel de dificultad bajo y es para los que quieren iniciarse en el tema de los Gran Fondos; Medio Fondo, que tendrá una distancia de 100 kilómetros y un nivel de dificultad medio con dos premios de montaña y el Gran Fondo, con 150 kilómetros, nivel de dificultad alto y tendrá tres premios de montaña. Para esta última, quienes deseen participar en ella deberán tener un entrenamiento básico o sino no es sencillo cumplir con el recorrido.

¿La organización asesora a los participantes?

Claro, en el momento de la inscripción se orienta a las personas, porque en el formulario que llenan deben indicar que tanto han entrenado, cuáles son sus objetivos, qué experiencia tienen en competiciones y, de acuerdo con, esto se le recomienda una distancia, pero muchas veces como ya ha ocurrido, alguien se anota en determinada categoría, pero una vez van en el recorrido termina cumpliendo un reto mayor al que se apuntaron inicialmente.

¿Qué apoyo tendrán los ciclistas durante el recorrido?

Tendrán un buen acompañamiento con zonas de alimentación, asesoría mecánica, ambulancias y seguridad por parte de la Defensa Civil y las unidades de la Policía.

¿Ciclistas profesionales van a participar?

Sí, pero no van a competir. Saldrán con un número que no tiene chip con lo cual no se registran sus tiempos, ellos son simplemente participantes que quieren compartir con la afición. Muchos de los que hemos sido profesionales nos iniciamos en este tipo de eventos, a mí me pasó así. Entonces, participar en este Gran Fondo es hacer un homenaje a ese ciclismo recreativo que es el que moviliza a la categoría profesional en el mundo, y si no existiera este formato, sería imposible que los grandes equipos tuvieran participación en toures y vueltas. Por eso, pese a que estoy retirado del ciclismo activo, sigo montando en cicla y me considero un ciclista de por vida, hasta que la salud me lo permita.

¿Habrá participación internacional?

En los eventos anteriores tenemos unas estadísticas que nos muestran que un 10 por ciento de los participantes son del exterior, un 40 por ciento nacionales y un 50 por ciento de la zona donde se efectúa el evento. Pero creemos que en esta oportunidad el número de extranjeros pueda ser superior, por las facilidades de conexión que ofrece Bogotá, entre otros atractivos.

¿Por qué escogieron la Sabana para esta ruta?

Primero, que Bogotá es una de las plazas donde hay mayor número de ciclistas, esto se observa simplemente desplazándose un fin de semana hacia el Alto del Vino o a la Calera. Para el recorrido como tal, se optó por la salida desde el interior de la Catedral de Zipaquirá, porque con ello se busca exaltar este lugar y generar un plus para quienes vienen del exterior, ya que fuera de conocer este lugar tienen la oportunidad de salir de adentro por unos túneles de cerca de dos kilómetros, lo cual es algo novedoso. En segundo lugar, se tuvo presente que en esa zona hay carreteras idóneas para este tipo de certámenes, que están pavimentadas, no tienen alto flujo vehicular, está cerca de la capital para facilidades de transporte, hoteles y la conexión aérea.

JOSÉ MAURICIO HIGUERA
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.