Matemáticas puras

Matemáticas puras

Los ciudadanos hacen cuentas de la capacidad de sus gobernantes para mejorar su calidad de vida.

notitle
25 de octubre 2015 , 11:19 p.m.

Escribo antes de que culmine la jornada electoral del domingo, dado que mi editor es implacable con la hora de entrega, que coincide con el cierre de los comicios, razón por la cual no me atrevo a llegar a conclusiones anticipadas sobre los resultados. Una vez decantadas las diferentes cifras, tendremos la oportunidad, más adelante, de comentar en detalle el alcance y consecuencias de una contienda llena de sucesos, aristas, matices e implicaciones.

El día después de unas elecciones como estas, en las cuales se mezclan aspiraciones locales, regionales y nacionales, es fascinante. De alguna manera ocurre un extraño fenómeno mediante el cual, por veinticuatro horas, dejan de regir las leyes de las matemáticas. Los axiomas incuestionables de la aritmética, la física cuántica y la topología se diluyen y aparecen unas lógicas cuantitativas que desafiarían a Albert Einstein y a Stephen Hawking.

El primer grupo de estos innovadores lo constituyen los políticos que dividen por cero. Según las matemáticas convencionales, un número dividido por cero da infinito o indeterminado. En las matemáticas electorales, dividir por cero es diferente. Si un partido como el Centro Democrático no tenía cargos municipales o regionales, por no haber participado en la anterior contienda, pasar de cero a algo les da una victoria infinita. Veremos a los uribistas cacareando que no tenían nada y que ahora tienen un poquito y que eso es una hazaña sin precedentes.

Existen otros que van a presentar su particular versión del axioma que establece que la suma de las partes no puede ser mayor que la totalidad. Las matemáticas electorales ponen “patas arriba” esta verdad inmutable de la aritmética. Pues veremos a muchos políticos y analistas arguyendo –con un ojo puesto en las elecciones del 2018– que las aisladas victorias regionales y municipales realmente equivalen a una victoria nacional. Es decir que la suma de sus pedacitos les da mucho más que la totalidad de lo que realmente obtuvieron en las urnas.

El sistema binario, en el que todo se expresa en unos y ceros –apagado-prendido, perdió-ganó–, es esencial para que en el mundo moderno funcionen desde los computadores hasta los celulares. Pero increíblemente esa estructura no rige para las matemáticas electorales. Abundarán quienes propongan que perder y ganar son lo mismo. Que se puede perder y al mismo tiempo ser victorioso. Que uno es igual a cero.

Cuando éramos niños, la primera lección que nos daban es que la consistencia aritmética exige que no se pueden sumar peras con manzanas. En las matemáticas electorales, ese principio no se aplica. No solo veremos a los políticos sumando peras con manzanas, sino que también le van a adicionar papayas, anones, chirimoyas, piñas, todo lo que se encuentren por ahí hasta que se cuadren las cuentas de las coaliciones.

La materialidad de las cosas –es decir que se requiere una masa y una energía para existir– es una de las certidumbres esenciales de la física. Impresionantemente, las propiedades de la física cuántica electoral permiten que una persona desmaterializada –es decir, muerta– pueda revivir y ejercer sus derechos políticos. Einstein siempre soñó con eso.

La ventaja es que mientras los políticos se dedican a las matemáticas puras por veinticuatro horas, los ciudadanos están haciendo hoy las cuentas sobre la capacidad de sus gobernantes locales y regionales para mejorar su calidad de vida. Ojalá las sumas y restas de los electores concluyan que obtuvieron una élite gobernante que va a cumplir con las leyes inmutables del servicio público.

Díctum. Uribe quedó en su plata. Cuarta fuerza electoral del país.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.