En Argentina el oficialismo quiere ganar en primera vuelta

En Argentina el oficialismo quiere ganar en primera vuelta

Estas elecciones significan el cierre de una era política comandada por la familia Kirchner.

notitle
24 de octubre 2015 , 09:44 p.m.

Los argentinos elegirán algo más que un presidente para reemplazar a Cristina Fernández de Kirchner. Con el voto iniciarán el cierre de un ciclo político, el más controvertido desde la desaparición de Juan Perón, pero especialmente estarán escogiendo un rostro –entre candidatos tan similares que solo puede diferenciarlos algún dato de su hoja de vida–, el que más le guste para hacer un inminente ajuste fiscal y la devaluación de la moneda.

No es poca cosa en un país que, como otros, fue víctima de un vaciamiento de contenidos políticos durante años y que desde hace más de seis décadas viene de crisis en crisis, con hiperinflación y pérdida de reservas. Que ahora puedan escoger con quién enfrentar el temporal que está pronosticado a gritos. Es lo que puede decirse ‘un avance’. “Un triunfo de la década ganada”, como suele repetir la presidenta Kirchner.

Las historias, los orígenes y los intereses de Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa se cruzan. Por eso no lograron sacarse diferencias, salvo el gobernador de la provincia de Buenos Aires (Scioli), quien prometió eliminar el impuesto a las ganancias a los trabajadores, algo a lo que los Kirchner se negaron por 12 años.

“Gane quien gane, deberá recomponer las reservas (menos de 10.000 millones de dólares), devaluar el peso y reducir el gasto público, que en los últimos años se desbordó. Ese tipo de medidas trae aparejada una crisis”, explicó el economista Guillermo Nielsen.

Con el componente de tener al kirchnerismo respaldándolo, tal vez la idea de que el ajuste de Scioli sea el más benévolo explica por qué llega primero en las encuestas. Si hay primera o segunda vuelta, es una incógnita. Y allí radica lo más picante de los comicios. De tener que definirse todo el 22 de noviembre, sería la primera vez en la historia argentina en que se llegue a una segunda vuelta. El analista Carlos Pagni lo explica: “El gobernador no logra los puntos que le faltan para evitar la segunda vuelta, y Macri no sabe cómo provocarla”. Solo el nivel de descontento social y el hartazgo de 12 años de ciertos giros autoritarios y destrucción de la economía parecen ser los que darán la respuesta. De cómo se den las cosas en las urnas dependerá mucho cómo será el final del ciclo de los Kirchner.

JOSÉ VALES
Corresponsal de EL TIEMPO
Buenos Aires.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.