Fiscalía no descarta exhumar los restos de 100 víctimas del Palacio

Fiscalía no descarta exhumar los restos de 100 víctimas del Palacio

Proceso se daría ante las dudas sobre lo que fue la identificación de los cuerpos.

notitle
24 de octubre 2015 , 07:09 p.m.

Antes de que termine este año, seis familias de magistrados y funcionarios de las altas cortes que murieron en los hechos del Palacio de Justicia recibirán respuesta a un enigma que, para ellas, revivió la tragedia de hace 30 años.

La Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal trabajan a marchas forzadas para poder responderles, sin espacio de duda, si los restos que enterraron en noviembre de 1985 son o no los de sus seres queridos. Ya hay al menos dos familias más, aparte de las de María Isabel Ferrer y Libia Rincón Mora –cuyos cuerpos correspondían a dos de los desaparecidos emblemáticos del Palacio– que tienen la certeza de que lloraron muertos que no eran los suyos. (Además: Se abre el capítulo de la tortura en caso del Palacio de Justicia)

Sobre el proceso de identificación de esos seis cuerpos hay enormes dudas. Pero la Fiscalía considera seriamente la posibilidad de exhumar los restos de las casi 100 víctimas de la tragedia y verificar con pruebas de ADN las identidades que les dieron hace décadas, en medio de un proceso caracterizado por las irregularidades.

Esa será un proceso que tomará al menos dos años. Mientras tanto, en 95 cajas permanecen miles de piezas humanas recuperadas de la fosa común del Cementerio del Sur, a donde fueron a parar muchas de las víctimas del holocausto del 6 y 7 de noviembre de 1985. Por lo pronto, están en camino otras cuatro exhumaciones de personas sobre cuyas identidades se sospecha.

Ese es el desolador panorama que hoy, cuando están a punto de cumplirse 30 años de la tragedia, presenta una de las líneas fundamentales de esa investigación: la que apunta a encontrar a los desaparecidos tras la cruenta toma del M-19 y la desbordada réplica de las fuerzas del Estado. (Además: 'Querían que enterráramos a un NN': hijo de magistrado del Palacio)

La fiscal delegada ante la Corte Suprema Jenny Claudia Almeida y un grupo de cuatro investigadores son los responsables de los últimos avances en el proceso. Entre ellos, el de haber hallado, después de todos estos años, a tres de las personas que figuraban como desaparecidas: Cristina del Pilar Guarín, Luz Mary Portela León y Lucy Amparo Oviedo.

Desde el 17 de enero del año pasado se expidieron las 138 órdenes de trabajo que fijaban como prioridad no solo investigar a los responsables de los excesos cometidos en la recuperación del Palacio, sino hacer todo lo posible por identificar los restos que se encontraban desde 1998 en estantes en una sede de la Fiscalía, junto a víctimas de los paramilitares recuperadas de fosas en el marco de la ley de Justicia y Paz.

Primeros hallazgos

Desde entonces los investigadores recorrieron seis cementerios, en los que han hecho una docena de exhumaciones. También lograron obtener 47 perfiles genéticos de los restos que permanecen en cajas en la sede de Medicina Legal, y han visitado municipios del Valle y Boyacá en busca de exmilitantes del M-19, tras la pista de los guerrilleros que participaron en la toma del Palacio. (Lea: A indagatoria, 14 militares por torturas en Palacio de Justicia)

Como consecuencia de ese trabajo, los familiares de Guarín, Portela y Oviedo podrán por fin enterrar sus restos. Cristina del Pilar fue hallada en la tumba que figuró a nombre de doña María Isabel Ferrer, cuya suerte ahora se desconoce. Luz Mary estaba en la tumba de Libia Rincón Mora. Y los restos de Lucy Amparo fueron encontrados en las cajas 55 y 55A, correspondientes a la fosa común. En esas mismas cajas la Fiscalía encontró en septiembre del año pasado el rastro de la guerrillera del M-19 Carmen Cristina Garzón. Allí mismo estaban los huesos del pie de una tercera persona, los cuales están hoy en pruebas de ADN.

De los restos exhumados de cementerios privados solo hay certeza de que se entregó correctamente el cuerpo del escolta del DAS José Gerardo Malaver.

Los familiares de Cecilia Concha Arboleda, auxiliar de uno de los magistrados, no recibieron buenas noticias. Los resultados de ADN dicen que los restos en su tumba corresponden a un hombre. La investigación también demostró que en la tumba de la señora Blanca Inés Ramírez, empleada del Consejo de Estado, en realidad estaba Lida Mondol de Palacios, otra víctima del Palacio. (Lea: Así quedó la lista de desaparecidos del Palacio de Justicia)

En la tumba del magistrado Pedro Elías Serrano, exhumado en Cali, podría estar en realidad Norma Constanza Esguerra, una de las del grupo de los 11 desaparecidos emblemáticos. Los restos del magistrado fueron enviados a un laboratorio de Europa para intentar extraer ADN, mientras que fue exhumado el cuerpo de su madre para poder realizar una comparación.

Otra familia en la incertidumbre es la del magistrado auxiliar Emiro Sandoval Huertas. En 1985, en su necropsia se leía que se trataba de “al menos dos cadáveres adultos, uno de ellos en posición natural y con la parte inferior sobre los restos de otro”. Aunque había dos cuerpos, esos restos fueron entregados como si fuera una sola persona. De nuevo, las pruebas de ADN dirán si se trataba del magistrado, y también deben dar pistas sobre la identidad del segundo cuerpo. (Lea: La historia de las mujeres halladas 30 años después de la toma)

Cruce de datos

La Fiscalía empezó a cruzar la información que ha obtenido con los más de 22.000 reportes que se encuentran en el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (Sirdec) de Medicina Legal, que tiene registros que datan de los años 70.

Los investigadores creen que allí podrían hallar el rastro de algunos de los guerrilleros o particulares que en su momento fueron reportados como perdidos por sus allegados, pues estos no sabían que estaban en el Palacio de Justicia.

Los investigadores lograron ya ubicar a cuatro familias de miembros del M-19 que nunca volvieron a saber de ellos. Sus muestras de ADN están siendo comparadas con las que hay en el expediente.

La Fiscalía cotejará también las muestras con la base de datos de las personas muertas en la tragedia de Armero (Tolima), ocurrida el 13 de noviembre de 1985 luego de la erupción del volcán nevado del Ruiz. Esto, porque no se descarta que entre los restos recuperados del Cementerio del Sur haya víctimas de la tragedia natural.

Con tecnología de punta se logró también mejorar los videos de la época, para facilitar la identificación de las personas que salieron vivas del Palacio.

Para algunos terminó una búsqueda de 30 años
Cristina del Pilar Guarín

Licenciada en Historia y Geografía de la universidad Pedagógica, esta mujer trabajaba temporalmente en la cafetería del Palacio en reemplazo de Cecilia Cabrera, quien un mes antes dio a luz.

El día de la toma guerrillera era el último en el que iba a estar como cajera de ese lugar. El caso de Cristina del Pilar Guarín Cortés fue reflejado en la obra de teatro ‘La siempreviva’, del dramaturgo Miguel Torres, que sirvió de base para una película y que se convirtió en un hito del teatro en el país.

En la historia de Torres, el personaje se llamó Julieta y era una joven estudiante de derecho que debía trabajar para pagar sus estudios.

Torres construyó la historia luego de que contactó a los padres de Cristina, quien tenía 26 años en 1985.

Sus restos fueron hallados en una tumba del cementerio Jardines de Paz, en el norte de Bogotá.

Lucy Amparo Oviedo

Sus restos fueron descubiertos hace pocas semanas, entre los recuperados en el Cementerio del Sur, en las exhumaciones de 1998.

En 1985 Lucy tenía 25 años. Estaba casada con Jairo Arias Méndez, de cuya unión había dos hijos. Trabajaba en un almacén de artesanías y debido a que planeaba estudiar derecho acudió esa mañana a una cita de trabajo con el magistrado Raúl Trujillo. Se quedó en el Palacio para reunirse con el también magistrado Alfonso Reyes Echandía, con el mismo fin.

“Luego de la toma sus familiares buscaron su cuerpo en el Instituto de Medicina Legal, hospitales, en los cementerios y en el batallón Charry Solano. También acudieron a varios senadores, sin obtener información de su paradero”, dice el expediente sobre las desapariciones que cursó en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Luz Mary Portela León

Al igual que Cristina Guarín, Luz Mary, de 26 años, hacía un reemplazo en la cafetería. Ese día estaba sustituyendo a su mamá, Rosalbina León, porque ella estaba enferma.

Sus restos fueron hallados en una fosa del cementerio Jardines de Paz que fue hasta ahora la de doña Libia Rincón Mora.

De acuerdo con los investigadores de la Fiscalía, se detectaron inconsistencias entre el acta de levantamiento del cuerpo y el posterior proceso de identificación. Por esas irregularidades, se ordenaron pruebas para determinar el ADN, y el resultado es que pertenecían a Luz Mary.

La Comisión de la Verdad del Palacio descartó que Portela hubiera tenido relación con el grupo guerrillero.

Así, destacó que ella, como los demás trabajadores de la cafetería del Palacio, eran “jóvenes de buenas costumbres y con hijos pequeños”.

La tragedia de 2 familias

Sus familias creyeron durante 30 años que los restos calcinados que en 1985 Medicina Legal entregó eran los de María Isabel Ferrer de Velásquez y Libia Rincón Mora. Pero esta semana ese mismo instituto confirmó que dichos restos en realidad eran de Cristina Guarín y Luz Mary Portela, que por tres décadas figuraron como desaparecidas.

Sofía Velásquez, hija de María Isabel, contó que su mamá, que para ese entonces tenía 54 años, había llegado al Palacio a hacer una llamada cuando se encontró con la toma del M-19. Recuerda que tan solo le entregaron un “pedazo de un zapato y del pantalón” que ese día llevaba, y unos restos completamente calcinados y sin ningún tipo de identificación.

Para estas familias, como dice Sofía, se revive el dolor que sintieron hace 30 años por la pérdida. La incertidumbre sobre el paradero de sus seres queridos ahora las acompaña.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.