Así dejó la salud la EPS Caprecom en Antioquia

Así dejó la salud la EPS Caprecom en Antioquia

Luego de tres semanas de la salida de esta entidad, hay fallas en la atención.

notitle
22 de octubre 2015 , 09:10 a.m.

 Se cumplen tres semanas desde que cuatro EPS acogieron a los 169.401 afiliados a Caprecom en 83 municipios de Antioquia.

Por resolución de la Superintendencia de Salud, desde el primero de octubre, Caprecom dejó de prestar atención en el departamento, a excepción de las cárceles, donde la EPS funciona como operador definido por el Gobierno Nacional y solo podría retirarse si este lo notifica.

La mayoría de usuarios, 113.524, migraron a Savia Salud. Coosalud, por su parte, recibió a 35.672 afiliados; Ecoopsos, a 7.633, y la Asociación Indígena del Cauca, a 12.343.

De esos, 1.037 están reportados como pacientes de alto costo, la mayoría con cáncer, artritis reumatoide, VIH, enfermedad renal crónica, e incluso personas en proceso de trasplante o postrasplantadas.

El cambio alertó a varios sectores, que desde un principio advirtieron congestión, riesgos para los pacientes crónicos y aumento de la deuda con la IPS.

A Luis Alberto Martínez, director de la Asociación de Empresas Sociales del Estado (Aesa), la transición le preocupó por el pago de la cartera de hospitales por parte de Caprecom.

Solo a los públicos de Antioquia, la EPS les debe más de 70 mil millones de pesos, con el agravante de que muchos hospitales dependen solo del pago de ellos y se encuentran desfinanciados.

Sobre el cambio de los pacientes en el sistema, Blanca Bohórquez, directora de Atención a las Personas de la Secretaría de Salud de Antioquia, pudo identificar que si bien Caprecom se comprometió en reuniones previas a entregar una base de datos de sus pacientes, depurada y actualizada, en el momento hay duplicidad de documentos de identidad, multiafiliaciones y solo hay información disponible hasta abril.

Esto, continuó la directora, se debe al seguimiento discontinuo de los pacientes y a la retroalimentación tardía de las historias clínicas a las IPS, circunstancias que hoy tienen varios efectos: pérdidas económicas por el pago a usuarios fallecidos y retrasos en la atención de aquellos a quienes no se les ha definido si pertenecen o no a determinada EPS.

Asimismo, contó Bohórquez, su dependencia ha recibido llamadas de secretarios municipales donde preguntan qué hacer con pacientes que ni siquiera figuran en el sistema. La mayoría, responde la directora, son aquellos que solicitaron traslado voluntario de la EPS Caprecom antes del primero de octubre. No obstante, estos casos producen desórdenes en la atención local.

De acuerdo con Bohórquez, en general los pacientes de Antioquia agradecen haber salido de Caprecom por las demoran que tenían en la atención, y de hecho, a su oficina no han llegado directamente quejas de usuarios por el cambio de EPS.

No obstante, reconoce que eso no significa que no haya conformidad. "Son 83 municipios, con veredas en sitios apartados donde no es fácil venir a Medellín o a las cabeceras a poner una queja", agregó.

Sobre la inconformidad, Diana Guerra, directora del Observatorio del Derecho Fundamental a la Salud de la Personería de Medellín, menciona que si bien el número de tutelas se incrementó de manera acelerada en los últimos meses, no tienen aún certeza de si se debe o no al tránsito de Caprecom a nuevas EPS. Más bien tienen la teoría de que el origen podrían ser las disposiciones nacionales sobre la asignación del no POS.

En medio del cambio, lo que sí ha sido evidente es la molestia de usuarios no indígenas a quienes asignaron a la EPS de la Asociación Indígena del Cauca (AIC).

Sobre esto, el mismo César Medina, del área de Registro de esta EPS, admite que de los 12.000 afiliados que le asignaron de Caprecom, solo 29 son indígenas, mientras 11 son de alto costo. La situación dificulta la prestación del servicio, teniendo en cuenta que se trata de una EPS pequeña, que carece de redes en todo Antioquia y que se enfrenta a dilemas culturales, ya que su atención se basa en la cosmogonía indígena.

Una trasplantada sin medicamentos por salida de Caprecom

 

Saira Janeth Pérez, paciente con trasplante de riñón que pasó de la EPS Caprecom a Savia Salud. Foto: Diana Sánchez/EL TIEMPO

Hace 15 años, cuando estaba embarazada de un segundo hijo, los médicos encontraron que Saira Janeth Pérez tenía sus riñones fusionados en uno. El diagnóstico fue una condición llamada popularmente ‘riñón de herradura’, la cual solo afecta a uno de cada 500 recién nacidos.

Por su característica perdió al bebé que esperaba y tuvo que someterse a 12 años de tratamiento y un estricto control, y tres de diálisis. Fue justamente por el suministro de un medicamento para pacientes renales que desarrolló diabetes y atrofia muscular.

Con esto y con la imposibilidad de laborar, Saira se convirtió en candidata para trasplante de riñón, intervención que le practicaron hace siete meses.

Los cuidados posteriores son cruciales para el éxito de la cirugía. No cualquier nefrólogo es especialista en trasplantes, y este debe ordenarle cierta cantidad de fármacos inmunosupresores, capaces de controlar la respuesta inmunitaria que desencadena en el cuerpo la presencia de cuerpos extraños, en este caso, de un nuevo órgano.

No obstante, con la salida de Caprecom de Antioquia, a Saira, que reside en Itagüí, la asignaron a Savia Salud, donde no le han asignado especialista ni órdenes de sus medicamentos, sin los cuales podría perder la cirugía que ahora le permite ser autónoma y volver al trabajo.

Sobre la situación de los pacientes de alto costo que llegaron a Savia Salud, Carlos Mario Ramírez, su gerente, dice que durante las primeras dos semanas realizaron 4.800 autorizaciones a población de Caprecom con atenciones relativamente costosas. Si bien reconoce que hay pacientes a la espera de cirugía de cadera y rodilla que han esperado largo tiempo por atención, los de diálisis y cáncer, por ejemplo, dice, no han tenido inconveniente, porque se continuó con los mismos proveedores.

Sobre los trasplantados, afirma que la lista fue entregada con anticipación de parte de Caprecom, por lo que han podido atenderlos. Entretanto, la EPS se comprometió a revisar el caso de Saira.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.