A indagatoria, 14 militares por torturas en Palacio de Justicia

A indagatoria, 14 militares por torturas en Palacio de Justicia

Entre los citados están el coronel (r) Sánchez Rubiano y el general (r) Iván Ramírez.

notitle
22 de octubre 2015 , 08:48 a.m.

La Fiscalía llamó a indagatoria a 14 militares por su presunta participación en las torturas que sufrieron dos estudiantes de la Universidad Externado, Eduardo Matson y Yolanda Santodomingo, en medio de la retoma del Palacio de Justicia, en 1985.

También son señalados por torturas a Ana Lucía Nimas, Héctor Darío Correa, José Vicente Rubiano, Magalis María Arévalo, Aristóbulo Rosso, Orlando Quijano, Orlando Arrechea, Saúl Orlando Arce y Jaime Buitrago Castro.

Los llamados a indagatoria son el general (r) Iván Ramírez Quintero, excomandante del Comando Operativo de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército (Coci), el coronel en retiro Edilberto Sánchez Rubiano, excomandante del B2, el general Rafael Hernández López, William Vásquez Rodríguez, Ferney Causaya Peña, Fernando Nieto Velandia, Antonio Jiménez Gómez, Fernando Blanco Gómez, Gustavo Arévalo Moreno, Bernardo Garzón Garzón, Luis Carvajal Núñez, Eliseo Peña Sánchez, Alberto Fracica Naranjo y Antonio Buitrago Tellez.

Según las investigaciones, los uniformados estarían implicados en las torturas a las que fueron sometidos los dos estudiantes de derecho, que se encontraban en el Palacio de Justicia el 6 de noviembre de 1985, durante el holocausto.

Las pruebas de la Fiscalía han evidenciado que Matson y Santodomingo fueron trasladados al museo Casa del Florero por militares.

En el caso del coronel (r) Sánchez Rubiano, investigado también por las desapariciones de personas que salieron vivas del Palacio de Justicia, desde hace dos años y medio se terminó el juicio sin que, a la fecha, haya una decisión en el proceso.

En febrero del 2013 la Fiscalía pidió condenarlo, junto con los exmilitares Óscar William Vásquez, Antonio Rubay Jiménez, Luis Fernando Nieto y Ferney Martin Causalla Peña por el delito de desaparición forzada. Ellos hacían parte del B2 grupo que, según la investigación, fue el encargado de recibir e identificar a las personas que salían del Palacio.

Sánchez Rubiano fue capturado en 2006 por orden del Fiscal del caso y en octubre de 2008 fue dejado en libertad por un juez por vencimiento de términos.

En el expediente dice que Sánchez Rubiano era el encargado del puesto de mando en la Casa del Florero a donde eran llevadas e interrogadas las personas que salían del Palacio de Justicia. El oficial se identificaba como 'Arcano 2' durante la retoma. Fue destituido por la Procuraduría General por la desaparición de la guerrillera Irma Franco.

Al general en retiro Iván Ramírez Quintero una jueza lo absolvió en el 2011 por las desapariciones de 11 personas durante la retoma del Palacio de Justicia, considerando que existía "duda razonable" sobre su participación.

Los estudiantes torturados

Matson tenía 21 años en noviembre del 85, cuando se convirtió en uno de los civiles atrapados por el fuego cruzado en el Palacio. Las torturas en su contra, en el violento interrogatorio que le hicieron miembros de la Fuerza Pública, duró 8 horas, según le contó a EL TIEMPO en una entrevista

Yolanda Santodomingo Albreicci tenía 20 años en la época y hacía cuarto año de derecho. Ese día, junto con Matson tuvieron que asistir al Palacio a presentar una prueba de práctica penal con el conjuez de la Sala Penal, Rafael Urrego.

Dentro del proceso se ha conocido, además, que Héctor Darío Correa, quien también fue torturado, trabajaba en el Palacio el día de la toma. Era su tercer día laboral en esa institución judicial. Había sido nombrado como citador en la Corte Suprema de Justicia.

José Vicente Rubiano tenía 26 años en la época de los hechos y trabajaba en obras públicas. Según la sentencia de la Corte IDH del 7 de noviembre de 1985, que condenó al Estado por su responsabilidad en las violaciones de derechos humanos durante la retoma, Rubiano se transportaba en un bus con un compañero cuando fue detenido en un retén militar en el municipio de Zipaquirá, a las afueras de Bogotá.

Los militares afirmaron que encontraron armas en el bus (dos revólveres y una pistola), y por ello detuvieron a José Vicente y a otras dos personas, acusándolos de ser subversivos y de ingresar supuestamente las armas al Palacio.

Magalis María Arévalo trabajada como empleada en el Palacio y fue sobreviviente de los hechos, mientras que Orlando Quijano trabajaba en ese edificio como abogado, buscando material para la siguiente edición de la revista judicial del Palacio. En el expediente quedó consignado que fue trasladado a las instalaciones de la XIII Brigada donde fue reseñado e interrogado, sitio en el que se habrían cometido las torturas en su contra.

Orlando Arrechea era funcionario de la Corte Suprema y Jaime Buitrato Castro, también víctima de torturas, según la Fiscalía, trabajaba como conductor del hijo del magistrado Jorge Valencia.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.