El futuro en presente

El futuro en presente

Quizás la popularidad de 'Volver al futuro' estribe en haber imaginado un mundo que sí tiene futuro.

21 de octubre 2015 , 09:48 p.m.

El futuro fue ayer: ayer fue al fin el famosísimo miércoles 21 de octubre del 2015, al que los personajes entrañables de la segunda parte de 'Volver al futuro', la trilogía cinematográfica dirigida por Robert Zemeckis y producida por Steven Spielberg, llegan a bordo de su DeLorean mágico con el propósito de salvar a sus descendientes del desastre.

A diferencia de lo que en broma predijo la comedia, que tres décadas después de su estreno sigue siendo recordada y revisada hasta el cansancio por millones de seguidores, hasta hoy no hay chaquetas que se sequen solas, ni tenis que se amarren porque sí, ni colesteroles que curen el cáncer, ni carros voladores que aprovechen la basura como combustible ni justicias exprés que prescindan de las leguleyadas y de los abogados.

Sin embargo, como una prueba de lo importantes que han sido estas parodias de las grandes obras de ciencia ficción, desde mediados de los años 80 hasta hoy, para la cultura popular globalizada de nuestros tiempos, este miércoles se celebró en cientos de lugares del mundo –con exposiciones, proyecciones, versiones para internet y ediciones especiales de las tres producciones– ‘el día de Volver al futuro’. Se proyectó un nuevo documental, que será estrenado hoy en los servicios digitales: Back in Time. Se vio de nuevo a sus dos protagonistas: Michael J. Fox y Christopher Lloyd.

El festejo recordó que Zemeckis y Spielberg, junto con el guionista Bob Gale y un elenco de aquellos que más bien parecen un golpe de suerte, consiguieron articular por los espectadores la ilusión de un futuro alegre, enmendado desde el pasado y el presente. Son muchos los relatos que han imaginado las sociedades ‘distópicas’ del futuro: películas brillantes pero pesimistas, como 2001: odisea del espacio, El dormilón, Blade Runner, The Matrix, Sentencia previa o Wall-E han estado advirtiendo desde hace muchos años sobre un mundo que, de seguir los arrogantes lineamientos del presente, será el Apocalipsis, el fin de lo humano.

Y quizás la popularidad de 'Volver al futuro' estribe en haber imaginado, con humor, un mundo que sí tiene futuro.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.