Función y deber de elegir

Función y deber de elegir

Hay que empeñarse en hacer vida nueva, limpia y democrática, con el voto que habrá de depositarse.

notitle
21 de octubre 2015 , 08:36 p.m.

La función popular de elegir alcaldes y gobernadores departamentales, junto con concejos y asambleas, otorgó a los ciudadanos el poder de constituir, empezando por sus bases, la democracia a nivel regional y municipal, sin que los primeros pasos en esta dirección hubieran resultado acertados. Por el contrario, a sus fiscos se precipitaron oscuros intereses, ansiosos de usufructuarlos en provecho propio o de causas vitandas.

Primero, las economías regionales, en sus sectores esenciales de salud, fueron presa codiciada de taimados movimientos subversivos. Luego, perdido todo escrúpulo, el objeto de la codicia, del saqueo y del latrocinio de estrechos grupos en el poder se ensañó en el engranaje administrativo de la capital de la República, a la sombra de las cifras astronómicas de contratos de obras públicas y aun de servicios asistenciales. Con criminal desparpajo se repartieron las asignaciones presupuestarias en los círculos de gobierno metropolitano y de sus aliados o cómplices.

Se trae a colación este ruinoso antecedente para prevenir, en lo futuro, equivocaciones de la misma laya. La elección popular de gobernantes e instituciones representativas no ha de ser carta blanca para aprovecharse de su investidura, sino expreso mandato de consultar, en todos los casos, el bien público. Curiosamente, los reatos sobre la elección popular de alcaldes excluían a la capital de la República por su magnitud demográfica y, también, por hallarse más expuesta al escrutinio público. Cuál no debió de ser su sorpresa al comprobar cómo no se sustraía a la ola de la corrupción, sino que la protagonizaba y encarnaba, con consecuencias irreparables para su bienestar y progreso.

Con vasta esperanza, hay que doblar pero no olvidar esa página de rebatiña y vergüenza. Empeñarse en hacer vida nueva, limpia y democrática, con el voto que habrá de depositarse el próximo domingo. No para investir caciques de pueblo, ni usufructuarios de un poder urbanísticamente ampliado que se sale de las manos, sino gobernantes preparados para el manejo a veces difícil y complejo de la cosa pública, a quienes los problemas de la ciudad y la región les quepan en la cabeza, y tengan comprobadas facultades y experiencias administrativas. Por cierto, entre las opciones que en Bogotá se ofrecen, hay unas más atrayentes que otras, pero, en general, sin tachas irreparables.

A estas horas, no parece extraño que lo más importante sea el interrogante sobre el pronóstico del ganador o la inclinación personal en favor de determinado nombre. Como en las carreras de caballos, se apuesta a determinada carta, esperando verla triunfadora. Pero en este caso específico, hay algo más: el dictado de la propia conciencia que a cada ciudadano incumbe consultar, no siendo un apostador más, sino alguien a quien corresponde el derecho de hacer, por sí mismo, un acto fundamental de gobierno: investir de autoridad a otro o a otros.

Sentada esta premisa, confieso mi antigua y afectuosa amistad con Clara López, de quien recibí cooperación inolvidable, hace ya bastantes años, en el desempeño de arduos compromisos ministeriales. De su idoneidad, talento y probidad puedo dar fe irrestricta. Sobradamente los demostró en el ejercicio de las funciones de alcaldesa interina de Bogotá, D. C.

Pero es innegable y comprensible que ella se sienta solidaria con la gestión del actual burgomaestre, Gustavo Petro, con sus incoherencias, tendencias y falencias, e incluso con las excusas de su reconocida incompetencia administrativa, que tanto ha contribuido a retrasar el progreso de Bogotá. El voto del suscrito será por la candidatura liberal de Rafael Pardo Rueda a alcalde mayor.

Abdón Espinosa Valderrama

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.