La sequía genera bajo caudal en ríos de Santander

La sequía genera bajo caudal en ríos de Santander

Fenómeno del Niño afecta afluentes que surten a acueductos. En riesgo, cultivos de fríjol y maíz.

notitle
21 de octubre 2015 , 08:34 p.m.

Las altas temperaturas que azotan por estos días a Santander y las pocas lluvias, causadas por el fenómeno del Niño, se ven reflejadas en el bajo caudal que registran algunos de los ríos más importantes de la región, considerados fuentes de agua potable.

La Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) presentó un desalentador balance de la última revisión hecha a cinco afluentes de su jurisdicción (Froo, Tona, Suratá, de Oro y Lato), al llegar a la conclusión de que el volumen de agua ha tenido un proceso de disminución, en promedio, de aproximadamente un 40 por ciento.

Según Federico Argüello, operador de la Red Hidroclimatológica de la CAR, la crítica situación se determinó después de una revisión técnica, en la cual se midió el caudal de agua en las partes altas de las cuencas y se compararon los niveles con otras épocas del año y períodos de intensa sequía.

El estudio reveló que, en los últimos cinco años, los índices más bajos fueron hallados en el periodo comprendido entre los meses de julio y septiembre del 2015.

De los afluentes analizados por los expertos de la entidad se evidencia que, para el río de Oro, que surte a Piedecuesta, la disminución en el curso del agua ha sido de 0,75 a 0,25 metros cúbicos por segundo.

Por su parte, los ríos Suratá y Tona, que nacen en el páramo de Santurbán y proveen de agua a Bucaramanga y Girón, no obstante haber registrado leves elevaciones, presentan una disminución significativa. En el año 2010, la estación de monitoreo del río Suratá registró en tiempo lluvioso un nivel de 3,1 metros por segundo y en la actualidad tiene un registro de 0,42, es decir, hay una disminución de casi el 80 % del caudal.

El río Tona registra uno de los niveles más preocupantes, con una disminución en su caudal de 0,7 a 0,2 metros cúbicos por segundo.

“Inquieta el bajo nivel del río Frío, del cual se alimenta el acueducto en Floridablanca, que en años anteriores tenía un promedio normal de 0,70 metros cúbicos y en los registros que nosotros tenemos ha presentado un nivel de 0,30 metros”, acotó Argüello.

El río Magdalena presenta varios tramos con niveles mínimos de agua. Son 12 los municipios en los que se registran desabastecimiento y racionamientos de agua, destacándose Barichara, Villanueva, Los Santos, Lebrija y Cabrera.

BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.